Avanza estudio para adecuación del Plan Regulador Intercomunal de Tinguiririca

2
  • El objetivo es elaborar un producto actualizado que reglamente el desarrollo de las áreas urbanas y rurales de las comunas de Placilla, Peralillo, Nancagua, Santa Cruz, Chépica y Palmilla, el que tiene por objetivo dar mayor sustentabilidad a este conjunto de comunas.

 

Durante la semana pasada  el seremi de Vivienda y Urbanismo,Hernán Rodríguez, encabezó el segundo taller de participación ciudadana con servicios públicos, realizado en el marco de la adecuación del anteproyecto del Plan Regulador Intercomunal (PRI) de Tinguiririca, instrumento de planificación que integra a seis comunas de la Provincia de Colchagua: Placilla, Peralillo, Nancagua, Santa Cruz, Chépica y Palmilla.

Para elaborar este instrumento de planificación, la Seremi del Minvu O’Higgins retomó estudios realizados anteriormente y contrató a la consultora Nómade para adecuarlos a la normativa vigente. El objetivo, es elaborar un producto final actualizado que regule el desarrollo de las áreas urbanas y rurales de las comunas antes señaladas,  proponiendo una zonificación territorial afín a las dinámicas sociales que sostienen el sistema. De esta manera se puede garantizar un desarrollo sustentable del territorio, desde el ámbito ambiental, económico y social.

Este instrumento de planificación, en virtud de las facultades que le otorga la ley, debe recoger las tendencias de ocupación actuales y futuras, así como también incorporar las modificaciones introducidas por la Ley 20.791 en la Ley General de Urbanismo y Construcciones, respecto a potenciar la conectividad de las áreas rurales, regulando el territorio de las comunas de manera coherente con las diferentes partes del sistema urbano-rural, entregando un marco de referencia estable, que permita evaluar y concretar inversiones, en el marco del desarrollo sustentable y siendo consecuente con las perspectivas de desarrollo regional.

La instancia de participación ciudadana reunió a representantes de distintos servicios públicos, con el fin de otorgar al estudio una mirada integrada de todos estos actores y así poder transparentar cada una de las fases que adopta el PRI Tinguiririca, el que actualmente se encuentra en su segunda etapa.

En ese sentido, el seremi Hernán Rodríguez, enfatizó que “para nuestro ministerio es sumamente relevante involucrar a los Organismos de la Administración del Estado, para socializar y compartir conocimientos en relación a este tema. Parte importante de este estudio lo iniciamos con anterioridad, sin embargo, una modificación de la ley nos exige incorporar una Evaluación Ambiental Estratégica, por lo tanto debemos adecuar este Plan Regulador Intercomunal”.

En específico, los criterios de sustentabilidad contenidos en la Evaluación Ambiental Estratégica, desarrollada por la consultora Nómade, se centran en consolidar en el Valle de Colchagua la vocación productiva agrícola-vitivinícola y fomentar el desarrollo turístico, basado en los atributos naturales, patrimoniales y rurales.

Asimismo se busca generar una zonificación que resguarde la identidad y el valor paisajístico de esta zona, consolidar un sistema integrado de centros poblados equilibrado con vivienda, equipamiento y servicios, prever el crecimiento urbano de los diferentes centros poblados y actividades productivas y dotar de suelo urbano para la construcción de viviendas sociales y equipamiento de servicios en el área rural, que favorezca la permanencia y mejore las condiciones de vida de la población en las localidades rurales.

Este estudio tiene un plazo de 370 días y considera una inversión por parte del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) de 35 millones de pesos. A la fecha, ya se han realizado diversos talleres de participación ciudadana con los municipios involucrados en este estudio y en el corto plazo se desarrollarán instancias con la comunidad.

Deja un comentario