Fuga de Gas obliga a evacuar Liceo de Niñas en Rancagua

4

 

El trabajó de la emergencia obligó a cortar el tráfico en O´Carrol entre Campos y Estado, originando un grandes tacos en todo el centro de la capital regional.

 

 

 

Si bien la jornada no necesariamente sería norma, por tratarse de la previa de un fin de semana largo, es probable que las alumnas del Liceo de Niñas María Luisa Bombal no esperaran que sus clases fueran tan movidas durante este jueves.
Y es que a eso de las 10 de la mañana comenzó a sentirse un olor a gas, solicitándose allí la presencia de Bomberos. De ahí que sus voluntarios se dirigieran al lugar con la Unidad de Materiales Peligrosos de la Primera Compañía, cuyo cuartel es vecino al establecimiento por la calle O´Carrol, además de recibir los esfuerzos de la Unidad de Rescate de la Cuarta Compañía. Al sitio igualmente arribó personal de emergencia de Abastible
El olor emanaba desde una bombona de 4 mil litros de capacidad, enterrada en el estacionamiento de los profesores del recinto, donde no se cargaba gas desde 2014. Se trataba de un objeto muy poco utilizado, donde no quedaba mucho del combustible, por es probable que, producto del calor y escasa utilización, se generara una presión en su interior que hiciera ceder a su válvula de seguridad, dejando escapar el remanente de gas.
Es así como al no poderse controlar la fuga rápidamente con los medios existentes, a las 11 de la mañana se decidió evacuar de modo preventivo el establecimiento educacional. Desde bomberos resaltan que sus equipos en ningún momento registraron presencia de gas en alguna de las salas o salones del liceo.
La evacuación de las 320 alumnas que estaban en el establecimiento fue rápida y ordenada. “Nuestras niñas estuvieron a la altura de los acontecimientos”, destacó el director del recinto, Mauricio Aguebererrebre . En primera instancia las menores junto a sus profesores permanecieron en la plaza de los Héroes, hasta que pasadas las 12 horas al ya ser evidente que el trabajo de control de la emergencia sería largo, las niñas son enviadas a sus casas.
En orden y por cursos, acompañadas por personal de Bomberos y en compañía de sus profesores, ingresaron a las salas a buscar sus cosas. En el proceso, cinco menores debieron ser atendidas por problemas de salud, producto del nerviosismo de la situación. En tanto, una cayó a nivel mientras recogía sus cosas al interior del colegio. Todas ellas fueron revisadas por personal paramédico de Bomberos o del SAMU.
Ya con las niñas enviadas a sus hogares con la respectiva comunicación del establecimiento, la atención se concentró en la calle O´Carrol, donde con agua y un producto químico que disminuye el potencial explosivo del gas, continúo el trabajo de los voluntarios. Esto, a la espera de que llegase desde la Región Metropolitana un camión y personal de la empresa de gas. Como medida de precaución para evitar la ocurrencia de una chispa, los automóviles de los docentes, ubicados en el sector amagado, fueron retirados y empujados por los voluntarios de Bomberos, sin encender los motores.
Una vez llegado el camión de Abastible, éste procedió a liberar la presión de la bombona. Luego realizó el trasvasije de los restos de gas a otro camión. El trabajo en el control de esta emergencia duró hasta pasadas las 16 horas.
En el lugar se constituyó personal de la ONEMI, Seremi de Salud, de Educación y de las Superintendencias de Educación, además de la de Electricidad y Combustible.

 

UN GRAN TACO

Debido al trabajo desplegado en el control de la emergencia, el tráfico por la calle O´Carrol de Rancagua fue completamente detenido entre Campos y Estado. El tránsito recién fue repuesto pasadas las 15 horas, con un cierre de emergencia que causó el colapso del tráfico en casi todo el centro de la ciudad. Como consecuencia, hubo tacos no sólo en O’Carrol, sino que en varias calles aledañas.

 

Deja un comentario