Bomberos de Rancagua interpone querella por agresión a voluntario

– Nicolás Reyes Pérez recibió un golpe en su rostro mientras atendía a un sujeto que protagonizó un accidente vehicular.

 

 Por: Fernando Ávila Figueroa

Fotos: Héctor Vargas
 

Hasta el Juzgado de Garantía de Rancagua llegó ayer viernes el Superintendente de Bomberos de esta ciudad, Juan Carlos Field, junto con Nicolás Reyes Pérez, perteneciente a la Primera Compañía de Bomberos de Rancagua, quien el pasado 27 de febrero fue agredido por una persona que había sufrido un accidente vehicular en calle Miguel Ramírez Con Avenida Einstein. Lo grave de la situación es que esta agresión se produjo mientras el voluntario lo atendía.

El hombre se encontraba claramente en estado de intemperancia e intentó huir de la escena, dando golpes a los Bomberos que intentaban ayudarlo, recibiendo uno de estos el Bombero Reyes.

El Superintendente, Juan Carlos Field, sostuvo que se entabló una querella por lesiones menos graves en contra de la persona que atacó a uno de sus funcionarios,  mientras estaba realizando el proceso de estabilizar a la víctima. Fue un golpe certero en la cara del voluntario, por lo que la querella tiene como fin sentar un precedente para que este tipo de hechos no se sigan repitiendo.

Field recordó que en Rancagua se han registrado situaciones puntuales, como agresión a carros con piedras, pero es la primera vez que se atenta físicamente a un voluntario.

Por su parte, el abogado, Felipe Ignacio Vercellino, explicó que la pena que arriesga el agresor se basa en la figura clásica por el delito de lesiones menos graves, por lo que podría alcanzar una pena de 540 días. No existe una agravante por ser un bombero la víctima, por lo que la idea es que a nivel nacional se conozca que este tipo de hechos no queden impunes y se haga presente la persecución penal.

El voluntario agredido, Nicolás Reyes Pérez, recordó que el incidente ocurrió  cuando asistieron a una  colisión entre dos vehículos menores, donde uno de los ocupantes presentaba un evidente estado de ebriedad. Al momento de inmovilizarlo aplicando el protocolo de trauma para atender a un paciente que ha sufrido un accidente, el sujeto intentó huir, propinándole un golpe en su rostro.

Nicolás Reyes espera que este hecho no quede impune, ya que se han registrado una serie de hechos agresivos a nivel nacional, asegurando que en sus 10 años como voluntario nuca le había ocurrido una situación de este tipo. “El amor por la institución sigue vigente, y salgo todos los días de mi casa al cuartel a la espera de la emergencia y poder ayudar a la gente”, dijo el voluntario.

Related posts

Top