120 días para investigar; Prisión preventiva para joven de 27 años que asesinó a su padre 

  • Además se ordenaron pericias siquiátricas en el Servicio Médico Legal. El imputado arriesga una pena que comienza en los 15 años un día a perpetua calificada.

 

Fernando Ávila Figueroa
Fotos: Héctor Vargas

 

La Fiscalía Local de Rancagua formalizó ayer jueves la  investigación contra O.D.S. de 27 años de edad, quien fue detenido luego de dar muerte a su padre durante la madrugada del pasado martes. Su detención fue  ampliada desde el día martes último

La fiscal a cargo de la investigación y especializada en delitos de violencia intrafamiliar, Yenny Muñoz, en la audiencia relató que  fueron los vecinos quienes alertaron a Carabineros, luego de oír gritos de auxilio de Oscar Díaz Quinteros de 61 años, quien fue asesinado con un cuchillo y serrucho por su hijo.

Los hechos ocurrieron en la Villa Los Tilos de Rancagua, encontrando los carabineros el cuerpo de la víctima en el patio posterior de la casa, donde había gran cantidad de sangre en el antejardín del domicilio con signos de arrastre hacia el interior de la vivienda.

Al llegar personal policial, el hijo de la víctima portaba un cuchillo, arma que habría utilizado junto a un serrucho para dar muerte a su padre, a quien le provocó diversas lesiones en distintas partes del cuerpo, principalmente en el cuello.

Durante la formalización de ayer jueves, se dio a conocer que el agresor posee estudios universitarios de Licenciatura en Sociología, esto en la Universidad de Chile, donde además trabajaba en su tesis, pero empezó una vida solitaria, encerrado y solo salía a andar en bicicleta.

Posee una ficha médica emanada desde el Hospital Regional Rancagua en marzo del año 2014, donde recibió atención médica mental  por esquizofrenia y sicosis lucida. Es por ello que su defensa alegaba la imputabilidad por enajenación mental, solicitando exámenes más acuciosos en el Servicio Médico Legal.

Por su parte, el Ministerio Publico recordó que el joven  vivía con padre, por lo que existía una rutina de familia, se alimentaba por sí mismo y realiza sus labores de aseo,  agregando que al momento de llegar personal policial expresó la frase: “cometí un acto irracional, cometí un homicidio”.

Si bien se reconoció que había sido dado de alta, tomar los medicamentos dependía de él y no responde a algo ajeno a su voluntad, por lo que según la fiscalía se  debe contar con informe para ver si existió  enajenación mental.

Fue así como se formalizó al imputado por el delito de parricidio, mientras que el Juzgado de Garantía otorgó la medida cautelar solicitada por la fiscalía, esto es, prisión preventiva, pese a que la defensa intentó solicitar cautelares distintas, argumentando que el agresor registra antecedentes siquiátricos, cuestión que por ahora y en esta etapa de la investigación, fueron considerados insuficientes y en definitiva desestimados por el tribunal.

Para el cierre de la investigación, se fijó un plazo de 120 días. Además se ordenó informe pericial al Servicio Médico Legal para determinar la imputabilidad del sujeto.

La fiscal (s) de la Fiscalía Local de Rancagua, Javiera Oro, dio a conocer que el resultado era lo que estaban trabajando en los últimos días, lo que se tradujo en pedir la medida cautelar de prisión preventiva, añadiendo que poseen un antecedente médico a la vista, pero que no es suficiente para decretar la suspensión de un procedimiento en atención que se está en presencia de un enajenado mental, creyendo que es necesario hacer un informe siquiátrico.

Para el defensor local jefe de Rancagua, Roberto de los Reyes, los antecedentes que existen permiten justificar que existe una acción realizada con inimputabilidad, sin capacidad de responsabilidad penal al haber una enfermedad mental, corroborada por el informe médico del Hospital Regional que da cuenta de una esquizofrenia y una sicosis no tratada posteriormente, estando internado el año 2014 durante dos meses. Fue dado de alta con tratamiento de fármacos, pero la defensa aduce que es posible que en libertad no haya seguido dicho tratamiento

El hecho de sangre lo atribuye a una crisis mental, considerando que la pericia del SML será determinante para reconducir el procedimiento de la defensa.

Cabe destacar que O.D.S arriesga una pena que comienza en los 15 años un día a perpetua calificado.

Deja un comentario