La política; un mal necesario.

Ha pasado menos de una semana del fallecimiento del ex presidente Patricio Aylwin, motivo que de una forma u otra hizo un alto en el quehacer cotidiano y nos hizo reflexionar sobre nuestra historia reciente, siendo para la mayoría una percepción positiva de su legado.
Personalmente, espero que la partida de don Patricio genere un punto de inflexión sobre el desprestigio de la política, apostando a que esa reflexión ciudadana realizada con motivo de su fallecimiento, permita hacer un cambio en la forma y en el fondo de muchos de quienes han hecho de la política la peor práctica y no lo que debería ser; una instancia de participación y de aporte al desarrollo de un país.
Sabemos que Chile no es la excepción en casos de corrupción, pero tampoco es la excepción en la forma en que la hemos abordado. La crisis de credibilidad sigue y suma. Con una Presidenta que sigue dando pocas señales de credibilidad, participando de algo que se podría considerar un “tongo” en sus encuentros ciudadanos. Que va adonde no debe ir y no adonde si debería estar, dando claras señales de ostracismo sobre la realidad o simplemente puede ser una evidencia más de su débil liderazgo y de asesores poco asertivos.
Por otro lado, la Nueva Mayoría no logra inscribir en el SERVEL sus primarias, por los motivos que sean (seguramente disputas por las cuotas de poder). Si queremos de verdad reconocimiento y credibilidad, la situación a la que llegó el conglomerado de gobierno, es un atentado a la democracia y al sentido común de cómo se debe actuar en política.
Sumado a la actuación de un parlamentario deslenguado y soez en el hemiciclo, que afecta en definitiva a la seriedad de su cargo, restando validez a la gravedad de los hechos ocurridos con el sr. Luksic y distrayendo una vez más la labor parlamentaria.
Chile necesita recuperar la confianza en forma urgente, para que así no siga cayendo el empleo y el desarrollo del país se recupere. Es necesario asumir la tarea de hacer un serio esfuerzo para frenar la delincuencia y el clima de deterioro generalizado que hemos visto durante el último tiempo. Para eso, es necesario actuar correctamente y hacerse cargo de las deficiencias del sistema y de los cambios que la nueva Ley de partidos nos impone.
Como Renovación Nacional, hemos asumido el desafío de las Primarias como corresponde a un partido que no teme la competencia y cree en sus bases para elegir a sus candidatos. Llegando a los acuerdos que fueron posibles en un conglomerado diverso como es Chile Vamos, no exento de tensiones, pero abiertos a conciliar posiciones cuando ha sido necesario.
En la Región del L.B.O”Higgins, no fue la excepción en las negociaciones de Chile Vamos, considerando que teníamos 9 posibles primarias, de las cuales por diversos motivos fueron bajándose (ninguna por motivos propios de RN), muy por el contrario, como partido hemos exigido cumplimiento a la nueva Ley Electoral en todas sus formas, así como seriedad en los acuerdos, por muy complejos que estos sean, quedando en definitiva solo 2 de ellas. En San Fernando, nuestro candidato Pablo Silva se medirá con la candidata de Evopoli Sonia Pavéz y en San Vicente nuestro candidato Edinson Toro se medirá con Virginia Troncoso de la UDI.
Como dirigente regional, espero que podamos llegar a buen puerto con estos acuerdos, adonde prime el respeto y la generosidad, tanto en lo que serán las campañas de las primarias y luego las de octubre. Que el que gane reciba el apoyo del perdedor y nos sumemos en todo lo que podemos hacer para lograr un gran resultado.
La Política es un mal necesario, nos guste o no nos guste, pero debe quedar claro que ésta debe ser ejercida por quienes merezcan el respeto de sus electores y la ciudadanía en general. Deberíamos tener claro y no olvidar que no podemos abstraernos de ella, porque LA POLÍTICA siempre termina afectando directamente nuestras vidas.

 

 
Lucía Muñoz Sandoval
Presidenta RN R.L.B. O’Higgins

Deja un comentario