Niños de 7 a 10 años rescatan la cultura milenaria de la zona

petro1

– Al final de los talleres harán una exposición con sus trabajos pictóricos.

 

 

petro2Niños y niñas de entre 7 y 10 años, del sector oriente de Rancagua, están empeñados en rescatar la historia de los pueblos aborígenes que existieron en la zona hace miles de años.
Lo hacen a través de la pintura, en el taller “Arte Patrimonial para Niños”, el que se desarrolla en la biblioteca Santiago Benadava Cattan, y que dicta el artista visual y diseñador industrial Julio Jeanmarie Céspedes.
En las clases, aprenden teoría básica del color, datos relevantes históricos de nuestro patrimonio y finalmente a confeccionar piezas artísticas decorativas. Sus trabajos, de carácter grupal, serán mostrados en una exposición.
El profesor recalcó la importancia de que las nuevas generaciones transmitan la cultura milenaria de nuestros ancestros en la zona a los mayores.
Especificó que los chicos, junto con informarse sobre el tema de los petroglifos y las diversas iconografía encontradas en el Río Cipreses, comunican, a través de elaboraciones pictóricas, “este tesoro que han dejado nuestros ancestros”.
El objetivo, especificó, es “potenciar y darle valor a nuestra identidad local”. Agregó que el taller busca, a través de los niños y niñas, “dar vida a esta información histórica, recopilada por medio del arte, diseño e intervención, utilizando la técnica del lápiz pastel graso y pintura en esmalte al agua”.
Las clases, gratuitas, se dictan los viernes, entre las 16 y las 18 horas, en las instalaciones de Avenida La Compañía 159. Aún quedan cupos y los interesados pueden dirigirse directamente a la biblioteca, dijo el artista.

 

 

OTROS TALLERES
El taller forma parte de una serie de ellos que desarrolla el grupo Origen, a través del proyecto Fondart “Híbridos (as) Culturales: Arte, Patrimonio y Formación Ciudadana. La iniciativa contempla danza, circo- teatro, poesía y diseño, fotografía, video, artes visuales, gestión cultural, patrimonio local, género e interculturalidad.

Deja un comentario