Cien niños de Doñihue participaron en liberación de especies silvestres protegidas

01

Más de cien niños de seis escuelas de Doñihue participaron en la liberación de tres especies de fauna silvestre protegida, que fueron rescatadas por el Servicio Agrícola y Ganadero, y recuperadas en el Unidad de Rehabilitación de Fauna Silvestre (UFAS), de la Universidad Andrés Bello, ubicada en Buin.

La actividad, donde fueron liberados un cernícalo (Falco sparverius) y un peuco (Parabuteo unicinctus) fue realizada en los faldeos de la Reserva Nacional Loncha, de Conaf, y sirvió para acercar la labor de protección de la vida silvestre que el SAG realiza permanentemente en todo el país.
“La liberación de animales que han sido rescatados en el ámbito de nuestras labores asociadas a vida silvestre siempre han sido importantes para el SAG, pero hoy día el hito que estamos desarrollando ha sido espectacular porque hemos podido interactuar como institución gubernamental con el futuro de Chile. Son niños y niñas que vinieron a celebrar el Día de la Tierra”, manifestó Rodrigo Sotomayor, director regional del SAG.
Lucía Abello, bibliotecaria de Doñihue y coordinadora de la actividad, indicó que esta actividad significó “hacer una lectura diferente a la lectura de libros y que tiene relación con la lectura del mundo de la naturaleza. Significa también que nosotros podemos mostrarles a los niños y jóvenes el patrimonio natural que existe en esta zona y que de alguna manera está en riesgo también”.
Luego de la liberación de las aves, personal del SAG y de UFAS realizaron la reinserción de un ejemplar juvenil de zorro chilla (Lycalopex griseus) en el sendero ecológico de la Escuela Agrícola Quimávida, de Coltauco.
El ejemplar fue devuelto a su ambiente natural después de largos meses de recuperación, donde sanó de heridas provocadas en su cuello por el uso de un huache (lazo corredizo de alambre), una trampa artificial elaborada para cazar conejos y otros roedores, prohibida por el nuevo Reglamento de la Ley de Caza.
La reinserción de especies rehabilitadas que realiza el SAG, cuentan con una evaluación previa de los lugares donde estas serán liberadas, para dar un curso exitoso a su desarrollo futuro, privilegiando que los ejemplares traten de volver a sus lugares o nichos de origen, en las condiciones de mínimo estrés, o en este caso, buscando entregar mensajes de protección y conservación de nuestro patrimonio natural, en este caso una generación de niños doñihuanos tomaron parte y se hicieron portadores del mensaje por conservación de la vida silvestre.

Deja un comentario