EDITORIAL: Información e internet

 

El pasado 3 de mayo se celebró el Día Internacional de la Libertad de Prensa, a propósito de esa fecha es digno de mencionar como Internet ha venido a modificar las formas de recibir, interpretar y crear información. Este escenario sólo es comparable con la revolución cultural iniciada hace cinco siglos por Gutenberg, con la creación de la imprenta.
Sin embargo internet no ha sido la única revolución tecnológica que ha afectado a los medios. La aparición de la radio y la televisión vinieron a predecir el fin del papel. Pero no sucedió “La televisión muestra, la radio cuenta y el diario explica” parecía ser la premisa.
Hoy son millones de personas los que comienzan a buscar informaciones independientemente, creando comunidades y por sobre todo generando millones de páginas con noticias, ideas, concursos, ventas, etc.
En este sentido, y pensando en la realidad de los medios periodísticos, es que hoy se ven enfrentados en cambiar para poder entregar un mejor servicio a la comunidad y aprovechar la revolución en los procesos del conocimiento de los lectores.
La gente exige cada vez más rapidez para conocer los hechos que les interesan, compartir sus opiniones y ver los acontecimientos que las informaciones generan. Este proceso se ha facilitado por la Internet y el gran acceso a ésta. Los medios claramente ya no tienen el “monopolio de la información “, son miles de millones las alternativas para conocer un hecho, cada persona con un celular es un potencial reportero. Pero es precisamente en esta superabundancia de información, que el periodismo y los medios cobran una vital importancia, la capacidad de sintetizar y comprobar los hechos, entregar informaciones jerarquizadas y procesadas con sus consecuencias y contexto se transforman en una guía que permite sobrevivir en medio de una selva de informaciones que nos sepultan día a día. Es en esta entrega diaria de noticias se juega a cada minuto la credibilidad y el ser profesional de los medios de comunicación.
Por algo los sitios informativos, son ampliamente visitados. Por ejemplo en nuestro sitio www.elrancaguino.cl ya completamos cerca de dos millones de visitantes mensuales y las cuentas en Twitter y Facebook de los tradicionales diarios de todo el mundo son fuentes seguras de que algo ocurre. Como antiguamente ocurría en con el papel, Internet aguanta todo, y no porque esté en el cyberspacio algo es cierto. Pero si está en el sitio del New York Times o en el de El Rancagüino, tenemos una considerable seguridad de que lo que se publica es real.

Luis Fernando González V
Sub Director

Deja un comentario