Presidente de Fedefruta: “Si tenemos las políticas públicas que necesitamos esta región podría producir el doble de fruta”

– Tras casi tres décadas, un empresario de la región es el máximo representante de los fruticultores de Chile. A pocos días de ser investido por sus pares, Ramón Achurra detalla como espera cumplir con las expectativas del sector durante su periodo en el cargo.

 
Desde Florencio Lazo, quien fue elegido el primer presidente de Fedefruta en 1985, que la región de O’Higgins no encabezaba este, uno de los gremios más importantes del agro nacional. Es por ello que la elección de Ramón Achurra la semana pasada es destacada como el reconocimiento de los fruticultores del país al Libertador como una de las principales zonas productivas. “Espero hacerlo lo mejor posible, sin duda lo tuve que pensar mucho porque a estas alturas de la vida tomar una responsabilidad así no es fácil pero después de oír los consejos de los amigos tomé la decisión, además estoy representando a esta región que es la que produce más fruta de exportación de Chile, porque vivo en O’Higgins, lo tomo con mucho entusiasmo”, cuenta Achurra quien fue presidente de Frusexta, y como empresario se ha destacado en variados rubros como la producción de kiwis, cerezas y uva de mesa.
Respecto a los desafíos del sector para los próximos años, Achurra comienza destacando lo que se viene en área laboral con una reforma que desde el punto de vista de los fruticultores debe dar una legislación específica al sector agrícola, a través del Estatuto del Temporero. “Lo que hemos hablado con la Ministra del Trabajo es que esta norma del temporero ya tiene un acuerdo al que hemos llegado, es un proyecto que está guardado hace por lo menos cuatro años atrás y ella dijo que una vez que termine el proceso legislativo de la reforma laboral, el gobierno se preocuparía de la parte agrícola. La reforma laboral para nosotros sería un desastre, porque la nuestra no es una actividad bajo techo, sino una actividad que depende del clima, de la lluvia, de la sequía de tantas cosas y por último la fruta se madura cuando el árbol madura, no cuando uno quiere por eso si a uno le hacen un paro en plena cosecha sería tremendo. Esas cosas las hemos puesto sobre la mesa, pero el gobierno se comprometió que lo va a analizar”.
Así también, como el Estatuto del Temporero, el nuevo presidente de Fedefruta explica cuáles son las políticas públicas a largo plazo que necesita la industria frutícola. “Primero que nada que las aguas de la Tercera Región al sur no se vayan al mar, los embalses son muy importantes. Segundo, masificar el riego tecnificado, para eso necesitamos buenas condiciones económicas para que nos presten el dinero suficiente a una tasa razonable y ampliar las hectáreas de riego tecnificado. También necesitamos apoyo para poder implementar techos en uvas y cerezas, con el cambio del clima eso ya es una necesidad”, indica el empresario quien agrega que “otro tema muy importante es la restricción eléctrica que ahora empieza en abril y que multa a las empresas que usan la energía entre las 5 de la mañana y las 12 del día. Eso para nosotros es muy grave, porque si bien la cosecha terminó la cantidad de fruta guardada en los frigoríficos es muy grande y ellos siguen embalando, en ese sentido pediríamos que para el sector, esta restricción se aplace por lo menos hasta el mes de junio, cuando se acaba el proceso”.
Respecto a cómo se ve a la Sexta Región en el panorama nacional asegura “somos la región más importante en cuanto a la fruticultura, un tremendo potencial que si tiene el apoyo de las políticas públicas podríamos duplicar la producción, es una región con muy buenas condiciones para la agricultura, tenemos buena gente, buenos empresarios, sabemos hacer las cosas, y con el apoyo correspondiente podríamos tener el doble de superficie de fruta”, enfatiza.
UNIDOS CONTRA LA LOBESIA
Otro de los aspectos que Ramón Achurra destaca para su gestión es el trabajo mancomunado entre productores y el SAG para controlar y eliminar la lobesia botrana del país. La conocida polilla de la vid, es una plaga que se descontroló, y que con grandes esfuerzos en los últimos dos años se ha logrado contener, pero aun así queda aún mucho trabajo por hacer. En ese sentido Achurra destaca que desde ahora es fundamental trabajar informando a los vecinos de las zonas productoras sobre la necesidad de que permitan al SAG controlar a la polilla en los parrones caseros: “ este año han bajado bastante las capturas, pero falta participación especialmente de la parte privada, porque hay una parte muy difícil que son los parrones chicos de las casas, es muy difícil de controlar, porque si usted entra a desinfectar, la gente se asusta y cree que se va a enfermar o intoxicar . Estamos viendo una campaña informativa para ello, o lo otro es decirle que les vamos a sacar la uva y que les entregaremos el equivalente después, pero hay que buscar una solución porque si usted tiene sus huertos tratados pero no hay control de los parrones caseros se hace muy difícil enfrentar esta situación”.
Así también, el presidente de Fedefruta afirma que para enfrentar la plaga es necesario que los viñateros se pongan la camiseta con la campaña nacional que lleva adelante el SAG. “Con la producción del vino, una vez que la fruta se transforma en alcohol, el problema no lo tienen y por eso es muy difícil que entren a controlar esta enfermedad aunque sí los ataca. Como no tienen los problemas a veces no le ponen interés suficiente, hay una cierta dejación en cumplir los tratamientos así que estamos tratando de crear conciencia en los productores de uva a de vino que esta situación sería muy grave para ellos y el país”.

Top