Se presenta este 10 y 11 de junio: Teatro Regional realiza “adelanto” de ópera “Las Indias Galantes” para estudiantes de Rancagua

En la oportunidad, el director del recinto, Marcelo Vidal, explicó el argumento detrás de esta puesta en escena y dio cuenta de los elementos centrales que la hacen una versión única. En el marco de aquello, la compañía de teatro negro “Pampinak” anticipó lo que será su rol, en una actividad interactiva con el público.

Marcela Catalán

Con el fin de ampliar el público objetivo de la ópera y que las generaciones más jóvenes se entusiasmen con su próxima producción, este jueves el Teatro Regional realizó un “adelanto” exclusivo de “Las Indias Galantes” para estudiantes secundarios de Rancagua. Fueron alrededor de 600 alumnos los que asistieron a la actividad, participando pupilos de los institutos Inglés y O’Higgins, como también delegaciones de los liceos Óscar Castro, de Niñas, Diego Portales y Victorino Lastarria.

En un primer momento, Marcelo Vidal, director del recinto, explicó la trama en torno a la cual gira este montaje, que cuenta con la música de Jean-Philippe Rameau -el mismo de la exitosa Platée- y el libreto de Louis Fuzelier. En sus palabras, la obra narra historias de amor galante en sitios exóticos, comprendidos como “Las Indias”, componiéndose de un prólogo que anticipa de qué tratarán las siguientes cuatro partes.

Dos de éstas se desarrollan originalmente en Turquía y en Norteamérica, pero ahora tendrán lugar en Chiloé y en la Araucanía para aludir a los paisajes chilenos. En tanto, las otras dos trasladarán a la concurrencia a Perú y Persia. Así, se podrá ver a un semidiós que vive bajo el mar, y a Huáscar, del imperio incaico. En medio de todo esto habrá ballet acrobático, coro, cantantes con cuerpos fosforescentes, teatro negro, entre otros innovadores elementos para una ópera.

Además, mediante un vídeo, los estudiantes escucharon algunas arias que destacarán en la producción de este 10 y 11 de junio, en un montaje que bordeará las 2 horas con 45 minutos.

En la segunda parte de la actividad, los integrantes de la compañía de teatro negro “Pampinak” mostraron un adelanto del rol que tomarán en “Las Indias Galantes”. Sí, pues ellos recrearán la naturaleza de esta puesta en escena, poniendo la cuota de magia.

De tal modo, en el escenario desplegaron algunos de los muñecos que utilizarán esos días para representar insectos y otros personajes, valiéndose de un ambiente sin luz y de creaciones que brillarán en la oscuridad. Asimismo, enseñaron cómo pretenden representar la lava que surgirá en una de las piezas de la obra, haciendo participar ahora a los alumnos que estaban sentados en el primer piso.

Las Indias Galantes está pensada 100 por ciento para un público familiar. Por eso usamos elementos que son propios y reconocibles por parte de los niños, como el circo, con personajes casi sacados de la fantasía. Si bien es una ópera de larga duración, será realizada con recursos que nos ayuden a generar la magia. Queremos abrir este género a todos”, aseguró Marcelo Vidal.

En cuanto al elenco de cantantes, estará Madelene Vásquez (Hebé, Phani y Zaire), Patricia Cifuentes (Emilie/ Zima), Jaquelina Livieri (Amour/Fatime), Alexis Exequiel Sánchez (Carlos/Damon), Patricio Sabaté (Osman/Adari), Homero Pérez Miranda (Huáscar/Alvar) y Ricardo Seguel (Bellone/Ali). Marcelo Birman está a cargo de la dirección musical, ejecutando los instrumentos la Orquesta Barroca NuevoMundo, aparte de participar el Ballet y Coro del Teatro Regional. En total, alrededor de 100 personas darán vida al libreto.

Según comentó, la idea es encantar y “entretener con una obra que está en extinción” y que por lo general es pensada para cierto tipo de espectadores.

Un papel fundamental en esto, cumplirá la compañía uruguaya “Pampinak”. De acuerdo con su director, Martín López Romanelli, es primera vez que son parte de una ópera, aunque antes habían trabajado con ballet y en espectáculos de aperturas en estadios, entre otras cosas.

“Es una gran responsabilidad, pero también un desafío lindo de transitar a una expresión artística a la que no estamos acostumbrados. Casi hemos montado aquí, una escuela de aprendizaje para nosotros. El otro día hablaba con alguien y le decía que no sé si la población de acá es consciente de lo que significa tener un teatro de producción. Un lugar donde se crean estos mundos mágicos, con gente fabricando aparatos para poder mover estos muñecos. Es buenísimo tener un teatro que se arriesgue a innovar. En otros países son muy temerosos de meterse con el monstruo sagrado de la ópera y tratar de acercarla más al pueblo. Que nos hayan elegido para venir a hacer eso, es un honor muy grande”, argumentó.

A su juicio, el papel de la compañía es intentar “hacer convivir a los cantantes con el teatro negro” y saber que en éste, si las cosas no brillan, no se ven. El desafío es cómo colocar a un cantante en el centro de una escena, rodeada de este mundo. Tenemos 40 luciérnagas, que son el coro. Generar estas imágenes poéticas y bellas para emocionar al público, convivir con la orquesta, el ballet, esta mezcla de técnicas, es quizá la parte más compleja”, sostuvo.

En tanto, el alcalde Eduardo Soto destacó que para este año agendaron tres producciones operáticas, siendo ésta la segunda después de “Don Giovanni”. “Si bien es cierto que es un género cultural antiguo, eso no significa que no pueda renovarse. Tal como acontece con los artistas, lo que nosotros también queremos es crear el gusto, el conocimiento o acercamiento a ésta, por parte de los estudiantes. Que vengan los colegios de la ciudad, municipales, particulares (…), no sólo quienes son adeptos a la ópera y que habitualmente asisten”, subrayó el edil, para adelantar que pronto firmarán un convenio con Delaware (Estados Unidos) para apoyar el trabajo de la universidad regional y de la Corporación Cultural de Rancagua.

Related posts

Top