Rancagua también festejó el Día del Patrimonio Cultural

  • Tanto el municipio como entidades gubernamentales organizaron actividades, por lo que la población local pudo disfrutar de una variada programación.

 

Este domingo 29 de mayo, todo el país celebró el Día del Patrimonio Cultural y la capital regional no fue la excepción. Sí, pues tanto el municipio como entidades gubernamentales organizaron actividades, que permitieron a vecinos y vecinas disfrutar de una gran programación.

En ese contexto es que algunos optaron por ser parte del recorrido histórico impulsado por Sernatur, para saber más sobre la Batalla de Rancagua, que en alianza con AIEP enseñó a reconocer los principales hitos asociados al tema. Es así como aprendieron más acerca del monumento a O’Higgins, levantado en la Plaza de Los Héroes, aparte de visitar la Iglesia de La Merced antes de que ésta sea reinaugurada oficialmente. Y es que todavía está en restauración, tras los efectos que surtió en el inmueble el 27/F  -las autoridades evalúan reestrenar el volumen el 1 de octubre, por la importancia de la fecha para la comuna-

Otras personas llegaron hasta el Museo Regional, donde observaron colecciones permanentes como su Sala de Religiosidad e Imaginería Popular, como también la exposición temporal “Tierra Pintada”, con óleos de Ana María Ruiz. A su vez, tuvieron la oportunidad de ahondar más en la Alameda de la ciudad, gracias a la charla otorgada por  Nicolás Burón, licenciado en Educación.

Y quienes transitaban por fuera del recinto, se entusiasmaron con la muestra organizada por Guillermo Drago. “El viejo cine de mi pueblo” era el título de su propuesta, en medio de la cual enseñó butacas y una proyectora de un antiguo cine, además de dar cuenta de afiches de películas del pasado.

El Centro Cultural y Espiritual Gaudí de Triana igualmente abrió sus puertas  para que los interesados en la vida y obra del arquitecto español pudieran ver vídeos sobre el mismo, además de aprender acerca de la Sagrada Familia. Pero esto no fue todo, ya que los más inquietos participaron en un taller de trencadís o mosaicos.

En tanto, la Casa de la Cultura de Rancagua invitó a la comunidad a recorrer sus dependencias, en un paseo guiado por personajes históricos que se caracterizaron con vestimentas de época. Allí también hubo números artísticos, exhibiciones fotográficas, de libros patrimoniales, entre otras cosas.

 

Related posts

Top