EDITORIAL: Alerta Sanitaria, contaminación y persistentes dudas

 

El lunes 13 de junio fue publicado en el diario oficial un decreto que establece Alerta Sanitaria por PM 2,5 para Rancagua y Machalí.
Viendo el vaso medio lleno, lo establecido por el actual seremi del ramo es un paso importantísimo en pos de combatir la más pequeña y dañina de las partículas que contamina nuestro aire y evitar los daños que esta partícula produce en nuestro organismo, ya que la Alerta Sanitaria que rigió el año pasado era una copia del cuestionado PDA, adoptando las mismas medidas sin diferenciar dos instrumentos de naturaleza jurídica completamente distintas. Por fin desde la Seremia de Salud se toman medidas para efectivamente proteger la salud de las personas dada la contaminación que hoy existe
Entre las novedades se establece la prohibición de funcionamiento a una serie de fuentes fijas que utilicen leña u otro combustible derivado de la biomasa para sus procesos, ya no son solo las viviendas quienes llevan todo el peso de disminuir la contaminación y se entregan mayores recursos para fiscalizar que efectivamente las medidas se cumplan. Además se establece la prohibición absoluta de realizar Educación Física en todo tipo de colegios, solo actividades de escritorio serán permitidas en Rancagua y Machalí cuando rija preemergencia por PM 2,5.
Pero persisten una serie de dudas sobre como el gobierno ha enfrentado en esta zona el complejo tema de la contaminación: La falta de datos.
No hay una explicación clara de porque se considera bajo esta alerta sanitaria solo a Rancagua y Machalí, la estación de medición de Rengo no mide MP 2,5 y la de San Fernando solo hace pocos meses mide esta partícula.
Según lo argumentado el año pasado por la entonces seremi de Mediambiente Giovana Amaya (hoy se encuentra con permiso maternal) la estación de monitoreo de Rancagua es poblacionalmente representativa, por lo que los datos de esta estación deberían ser reflejo de lo que sucede en toda la zona saturada por PM 10, entonces si se consideran los datos de esta estación para la declaratoria de la alerta sanitaria ¿ porque al menos no se consideran las comunas de Graneros, Codegua y Olivar también vecinas de Rancagua?, ¿es que la salud de los habitantes de estas comunas vale menos que la de las comunas de mayor población?. O tal vez simplemente a pesar de los dichos de la seremi, no hay datos para saber a ciencia cierta lo que pasa en la región.
Otra duda es la falta de estudios de especificidad que permitan afirmar que la quema de biomasa es la única o la gran responsable de la emisión de PM 2,5; los estudios existentes fueron realizados en el contexto del Plan de Descontaminación centrado en el PM 10, más aún cuando gran parte de la literatura internacional establece que las mayores fuentes del PM 2,5 no es precisamente la leña sino fuentes industriales y los automóviles, en este sentido falta saber cuál es el real aporte a la contaminación de Caletones, mencionado en el PDA como una fuente contaminante, donde además la estación de medición ubicada en sus cercanías no solo no mide la partícula fina sino que desde el año pasado no se encuentra en línea en el sistema de monitoreo de calidad del aire.

Related posts

2 Comments

  1. Mario Enrique Contreras Silva said:

    Aprovecho la ocasión de felicitar a la persona que escribió el editorial y a la o las personas que autorizaron la publicación del editorial referido, mis felicitaciones se dirigen a la claridad con este tema se esta tratando, como el tema de la especiación el intendente de la época señalo que era perder plata haciendo el estudio de a lo menos por nueve meses, con un costo aproximado de cerca de 250 millones de pesos. Como era de esperar, el Señor Intendente, a lo mejor no sabe de la gravedad de las alertas ambientales, menos sabrá de las acciones que se debe desarrollar, En la Intendencia se sigue tapando con un dedo de la mano, la grave contaminación que afecta a Rancagua y Machali, este es un tema del Señor Seremí de Gobierno que por su antigüedad en la Intendencia, debe informar de este grave tema a su jefe, quien deberá tramitar nuevas acciones con el Ministro de Salud y Ministro del Medio Ambiente. Este tema es muy posible que se agrave en estos días, mes de Julio, Agosto y posiblemente Septiembre de este Año. Dicho lo anterior el señor Intendente debiera preocuparse de los avances en la Fundición de Caletones, para cumplir con las obligaciones establecidas en las normas de emisiones de mercurio, arsénico y dióxido de azufre, ante de dos años. Lo anterior podría haberlo comunicado personalmente al Señor Silva, pero al igual que los intendentes anteriores no recibe a ciudadanos rancagüinos. Nadie gana con que el señor Silva, tenga una mala gestión y la señora Presidente le pida la renuncia. El tema de la contaminación en Machalí y Rancagua, no es el uso de leña con una humedad superior al 25%. la solución depende de decisiones del gobierno central y de los parlamentarios y el único que puede realizar dichos trámites, es el Señor Intendente de la Sexta Región.

  2. Mario Enrique Contreras Silva said:

    CONTAMINACION Y CONGESTION.- Rancagua, desde hace bastante tiempo, tiene pendiente los cruces de Avenida República y Tuniche, Las autoridades comunales y regionales en Rancagua y la región, muestran una preocupación menor en solucionar los problemas de la comuna, los cuales se van acumulando a través del tiempo transformándose en icono de las autoridades para resolver los temas
    de planificación territorial, como es el Hospital Regional, sin la conectividad expedida entre el poniente y oriente de Rancagua, Estamos en el año 2016, y todavía se habla de cruces de la línea férrea, en circunstancia que debiéramos estar inaugurando los pasos elevados sobre la línea férrea, en consideración a la inadecuada red de conectores de aguas de lluvia existentes en Rancagua. Rancagua sigue construyéndose en forma inadecuada, no puede ser que la línea férrea, sea la vereda del frente de muchos conjuntos habitacionales, los que debieran haber sido destinados a aéreas verdes y avenidas de doble calzada a ambos lados. Rancagua, dejo de ser un pueblo hace muchos años, pero la municipalidad,
    sigue diseñando la ciudad como un poblado, sin que se usen los avances urbanos modernos de explanadas, un ejemplo monumental son las construcciones en la calle Brasil y las de Santa María. La ciudades modernas se construyen con visiones técnicas a largo plazo, en Rancagua, nada se hace mirando el futuro, los resultados los podemos soportar diariamente con los tacos en la alameda,
    los que serán incrementados si por desgracia se remodela el hospital viejo para destinarlo a la casa central de la Universidad Regional, todavía es tiempo de remediar los impactos negativos que tendrá cualquier estudio serio de impacto vial, que no se ha confeccionado a la fecha. Rancagua muestra su vejez en los
    cruces ferroviarios, en la estación ferroviaria, en el terminal O’Higgins, por todas las externalidades negativas que provoca diariamente a los rancagüinos y machalinos. La Municipalidad de Rancagua, nunca
    hizo el menor esfuerzo por escuchar a los rancagüinos, se tomaron decisiones de planificación urbana y territorial inadecuadas, cerrando las puertas a la modernidad. las Modificaciones a los planos reguladores comunales e intercomunales, tampoco han sido conversado con los rancagüinos, como tampoco se han considerado la opinión de los técnicos. Para terminar la modificación al plano regulador del sector travesía, debiera anularse y reemplazarse por uno nuevo, que resuelva los problema de planificación de Rancagua y no los incremente.

Top