Médicos extranjeros podrían salir de la red pública de salud

El próximo 31 de diciembre todos los médicos extranjeros que estén ejerciendo en hospitales y consultorios del país y que no hayan aprobado el Eunacom deberán dejar el sistema público de salud, plazo autoimpuesto por el Estado. En nuestra región son más de 100 los especialistas en esta situación.

 
IRENE PADILLA A.

 

 

La mañana del 23 de junio un terrible accidente en la ruta I-90 a la altura de Palmilla fue protagonizado por un furgón repleto de temporeros, dejando como resultado dos personas muertas y múltiples heridos graves quienes fueron derivados a diversos recintos hospitalarios, entre ellos, el Hospital de Santa Cruz. El equipo de traumatología de ese recinto, uno de los pocos que tiene especialistas del más alto nivel en esa área, fue capaz de salvar el brazo y la mano de uno de los trabajadores agrícolas mutilados. Buena parte de ese equipo de facultativos estuvo compuesto por médicos extranjeros.

Tras su inauguración en julio de 2010 el Hospital de Santa Cruz daba que hablar por ser un edificio moderno y bonito pero que no tenía médicos especialistas, por lo que su utilidad para los usuarios era mínima. En los últimos tres años esa imagen ha cambiado, gracias al esfuerzo que ha hecho el sistema de salud público regional para autorizar el trabajo de médicos extranjeros, tanto en ese recinto de salud como en otros de la O’Higgins.
Todo comenzó en 2012, cuando el país pasaba por una crisis de especialistas, y el gobierno de Sebastián Piñera, y su ministro de Salud de ese entonces, Jaime Mañalich, decidieron autorizar el ingreso masivo de cirujanos extranjeros, los que fueron reclutados especialmente en Venezuela y España, dos países que pasaban por una crisis política y social. Los especialistas que llegaron de acuerdo a esta resolución, trabajarían bajo la tutela de las respectivas seremías de Salud, las cuales los autorizaron a ejercer con el compromiso de rendir y aprobar el Examen Único Nacional de Conocimiento de Medicina, Eunacom, la prueba que certifica sus capacidades en la profesión.

Los años fueron pasando y así también fueron aumentando los facultativos extranjeros en las regiones. Según la Seremi de Salud O’Higgins desde 2014, un total de 157 médicos extranjeros han sido autorizados para ejercer su profesión en la red pública regional, que contempla hospitales y centros de salud primaria, la mayoría de ellos, especialistas venezolanos. Este dato nos convierte en la tercera región del país con mayor dotación de cirujanos extranjeros, ranking liderado por el Maule que a la fecha posee 306 médicos titulados fuera del país.

Pero esta medida, que buscaba poner fin a las listas de espera está a punto de generar una nueva crisis. Ello porque a través de una ley miscelánea aprobada en el Congreso en 2014, los plazos para que estos médicos rindieran y aprobaran el Eunacom rigen hasta el 31 de diciembre de este año, es decir, quienes no hayan pasado el examen -que son la gran mayoría- deberán salir inmediatamente de los hospitales y la red de salud primaria del país en enero próximo, haciendo explotar una nueva crisis de especialistas, quizás más grave que la de 2012.

 

 

QUEREMOS UNA PRUEBA, PERO QUE SEA DE LA ESPECIALIDAD

Virginia Adrian es Traumatóloga, oriunda de Venezuela con especialidad en Cirugía de la Mano. Lleva 15 años ejerciendo su profesión, dos de los cuales los ha hecho en el Hospital de Santa Cruz, y ella es precisamente uno de los médicos extranjeros en el país que no tiene el examen médico aprobado por lo que debería dejar su cargo en diciembre próximo.
Adrian explica que el problema de los médicos especialistas extranjeros radica en que la prueba los obliga a repasar todos los contenidos de la carrera, cuando ellos, como especialistas , ya están en un nivel superior, y se titularon hace varios años. “El examen de julio es el más complicado mientras el de diciembre es el que todo el mundo pasa y a ese presentan todos los recién graduados de las universidades chilenas. Después que hacemos ese examen escrito, los médicos extranjeros tenemos que irnos a hacer otros exámenes orales que son cuatro, los que están centrados en materias básicas que son Cirugía, Medicina Interna, Gineco-Obstetricia y Pediatría. Esto lo hacemos solo los médicos extranjeros y no los recién graduados de aquí de Chile. Es por tanto, un proceso muy difícil, tenemos colegas que pasan hasta seis meses sin trabajar incluso, porque es toda la carrera de Medicina, un temario inmenso de siete años de carrera, y no es solo una patología, es todo, desde el tratamiento hasta el diagnóstico”.

La traumatóloga indica que ella, como tantos otros especialistas, deben repasar las materias más básicas, cuando el propio sistema de salud chileno los contrató como médicos especialistas: “Nosotros somos médicos especialistas, y es obvio que en cualquier país serio se quiera hacer una revalidación del título. El detalle es que nosotros queremos en la medida de lo posible que se haga de manera homogénea, una evaluación solo para especialistas, algo así como una segunda parte d ella prueba, porque en nuestro caso, yo ya tengo 15 años de graduada como Médico General y después me especialicé en traumatología, y posteriormente en cirugía de la mano, microcirugía y reconstrucción del miembro superior durante tres años, por eso tengo prácticamente la mitad de la vida estudiando, entonces esos conocimientos que uno adquirió durante la carrera, por supuesto no los tienes a flor de piel hoy en día, hoy estas más centrado en tu especialidad”.

El médico cubano del mismo hospital, William Jerez, experto en Traumatología Infantil, destaca que los extranjeros nunca se han negado a que se haga el Eunacon, pero en el caso de los especialistas, cree que el Gobierno debería hacer un esfuerzo por hacer una prueba de la especialidad por la cual el país los requirió y contrató. “Hay una resolución de la cual nos acogimos para trabajar, pero este año es válido sólo hasta el 31 de diciembre, después de esa fecha no hay prórroga para esa resolución ministerial, eso quiere decir que todos los doctores que estamos acogidos acá, si reprobamos el examen nos tenemos que ir y ahí está la clave de todo esto. Lo que pedimos es que nos permitan tener un examen de acuerdo a la especialidad que ejercemos, y lo otro, que si fuera posible, que se prorrogue esta resolución hasta diciembre del próximo año. El examen actual es muy tedioso. No es imposible, porque algunos colegas lo han logrado, pero es muy cargado, estamos hablando de examinar todas las especialidades médicas en 180 preguntas , y después hay que hacer cuatro prácticos de las diferentes especialidades médicas, cuando somos especialistas de años”.

Ambos facultativos afirman que la incertidumbre, es un fantasma que los sigue todo el día, ya que ahora no saben si deberán dejar el hospital en enero, abandonando al mismo tiempo la región donde están completamente asentados. “Esta es una inestabilidad laboral grandísima -afirma Adrian- hay quienes compraron una casa; mis hijos ya hablan chileno, y nosotros llegamos buscando mejoras, no solo para nosotros mismos sino que también para toda la sociedad chilena”, subraya la especialista.
Jerez concluye que todo el avance que ha tenido el hospital de Santa Cruz en los últimos años quedaría en nada si los extranjeros se tienen que ir, ya que un 50% de la dotación médica de ese recinto, son extranjeros. “El Hospital de Santa Cruz es un hospital que funciona prácticamente como un hospital universitario, tienes urólogo, traumatólogo, esta área con cuatro cirujanos. ¿Cuándo hubo un traumatólogo infantil aquí? Nunca. Trabajamos todos los días en equipo con doctores chilenos, lo que hemos hecho muy bien, la gente opera a sus hijos aquí ya no tiene necesidad de viajar a Santiago para conseguir una cirugía, nos evalúan todos los días en nuestro trabajo entonces solo pedimos tener un examen como especialistas”, concluye.

 

MUNICIPIOS DEFIENDEN PERMANENCIA DE LOS MEDICOS EXTRANJEROS

Fue en el último congreso de la Asociación de Municipalidades de O’Higgins, MURO’H , que las 33 alcaldías de la región entregaron su voto político a la defensa de los médicos extranjeros, los cuales, desde el punto de vista del organismo, sostienen buena parte de la demanda de la atención de salud primaria y hospitalaria, por lo que se hace fundamental mantenerlos en el país.
El respaldo de los municipios nació tras apoyar la batalla que lleva dando hace algún tiempo la Municipalidad de Santa Cruz, donde cuyo alcalde, William Arévalo, ha visto con preocupación cómo la fecha fatal se acerca y el Gobierno no entrega atisbos de aumentar los plazos, y permitir que estos especialistas sigan trabajando.
Arévalo cuenta que el aporte de los médicos extranjeros en el Hospital de su comuna es invaluable para quienes viven en el interior de Colchagua y Cardenal Caro, y su aseveración, explica, viene porque al asumir su cargo en 2012 tuvo que enfrentar la crisis de especialistas que tenía ese recinto asistencial. “ Antiguamente los alcaldes no tomábamos mucho en cuenta el tema del ingreso de especialistas extranjeros a los hospitales porque era un sector que no era de nuestra competencia, sino del Ministerio de Salud, pero empezamos a ver la necesidad de la gente, que llegaba a la municipalidad pidiendo que intercediéramos para obtener una hora con un especialista, gente que llevaba cuatro años esperando, incluso de otras comuna cercanas, quienes pensaban que podríamos influir para que estas horas se apuraran, especialmente para cirugías de rodilla, de cadera, de hombros , lo que tiene que ver con traumatología”.
Arévalo explica que desde que llegaron los médicos extranjeros, la atención en el Hospital ha cambiado, aliviando así también la red asistencial primaria de esa comuna, por eso considera que es un despropósito que decenas de médicos dejen la zona por el hecho de no haber podido aprobar el Eunacon, una prueba que desde su punto de vista simplemente busca discriminar a los médicos especialistas extranjeros. “Junto con la directora del hospital y el seremi acordamos la necesidad pelear porque se elimine el Eunacom a los especialistas extranjeros, así como a chilenos que se especializaron en el extranjero, porque nos dimos cuenta que los médicos se querían devolver por una prueba que no tiene que ver mucho con la calidad del profesional, sino con un conjunto de pruebas excesivas. Si tú eres un especialista y vienes a dar una solución a una tremenda necesidad de este país, que necesita bajar las listas de espera, sería ideal que te evaluaran como especialista y no como un recién egresado”. Por ello en los últimos meses Arévalo logro reunir a un grupo de parlamentarios, senadores y diputados, entre ellos Alejandro Navarro, Javier Macaya y Alejandro García- Huidobro con el fin de sacar con urgencia una ley que norme que los médicos especialistas sean medidos con pruebas de sus áreas específicas, y al mismo tiempo se extienda el plazo de la toma del examen médico hasta diciembre de 2017.

 

PROYECTO DE ACUERDO
En ese sentido el senador Alejandro Garcia Huidobro cuenta: “en el Senado hemos estado analizando esta situación, lo conversamos con la Ministra de Salud y con la Presidenta de la República cuando vino a Palmilla. Así fue como el senado sacó un proyecto de acuerdo unánime, de todas las bancadas, primero solicitando la postergación del examen hasta 2017, y lo otro, que los médicos especialistas extranjeros puedan dar una prueba de especialidades que no existe hoy día”.

García- Huidobro agrega que “a medida que se postergue la decisión del Ministerio de Salud sobre la toma de la prueba, que es lo más urgente, analizaremos la creación de la prueba de especialidades. Con la situación actual, todos estos médicos venezolanos, cubanos, ecuatorianos, entre otros, que llegaron en estos años, ya están mirando otros países porque ven que desde enero no podrán ejercer, ya han habido tres renuncias en Santa Cruz por esto, es decir, nos estamos haciendo un autogol, cuando lo que necesita el país hoy es tener más y mejores médicos especialistas en el sistema público de la región y el país”.

El alcalde de Santa Cruz agrega que si la presión del parlamento no es suficiente será la comuna la que busque por la vía judicial garantizar el derecho a la salud de quienes allí reciben atención de especialistas extranjeros. “ Los alcaldes tienen que tomar el protagonismo que este tema merece, lo hacemos primero por la demanda de nuestra gente que está esperando una hora de especialidad, a veces algo tan simple como un ginecólogo. Por eso pondremos un recurso de protección para defender el derecho a la atención de salud y también evaluamos interponer una demanda contra el Estado en representación de los vecinos en lista de espera, si es posible llegar hasta la Corte Suprema con esto lo haremos, pero lo q esta claro, es que no por una prueba, queremos otra vez volver a tener una crisis de especialistas igual o peor a la que se vivimos hace algunos años”.

 

 

 

MEDICOS EXTRANJEROS AUTORIZADOS PARA TRABAJAR EN LA REGION DE O’HIGGINS SIN EUNACOM

2014: 15
2015: 82
2016: 60

FUENTE: SEREMI DE SALUD O’HIGGINS

Related posts

Top