Aniversario de Nacionalización del Cobre encuentra a Codelco en crítica situación

Hace 45 años -el 11 de julio de 1971-, con el apoyo de todos los sectores políticos, el Congreso aprobó la nacionalización de los yacimientos mineros, entre ellos El Teniente y Chuquicamata. Ese mismo día, en la tarde, en una multitudinaria concentración en Rancagua, el Presidente Salvador Allende se dirigió al país señalando que “Chile va nacionalizar el cobre en virtud de un acto soberano. Acto soberano que incluso está consagrado en las resoluciones de las Naciones Unidas, que establecen que los países tienen derecho a nacionalizar sus riquezas básicas”.

Pocos años después se creó Codelco, que se convirtió en la mayor productora del cobre del mundo y empezó a entregar millonarios recursos al Estado de Chile. Sin embargo, actualmente la minera estatal enfrenta serias dificultades y grandes desafíos.

En ese difícil escenario, la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC) insiste en que se derogue la Ley Reservada del Cobre, que obliga a Codelco a entregar el 10 por ciento de sus ventas a las Fuerzas Armadas.

Ayer, el nuevo aniversario de la Nacionalización del Cobre se celebró en Rancagua con un evento artístico en el Teatro Regional, organizado por la División y los sindicatos de El Teniente.

Mauricio Larraín, gerente general de El Teniente: 

“La nacionalización ha sido un  muy buen negocio para Chile”

El gerente general de El Teniente, Mauricio Larraín, resaltó la importancia que ha tenido para el país la nacionalización del cobre, indicando que Codelco ha entregado más de 100 mil millones de dólares al fisco. Sin embargo, reconoció que este nuevo aniversario de la nacionalización encuentra a la minera estatal en una difícil situación, por la caída del precio del cobre, el alto endeudamiento de la empresa y el agotamiento de sus yacimientos, entre otros factores. Ante ese escenario, subrayó que el desafío es producir más con menos.

¿Qué ha significado para el país la nacionalización del cobre?

La nacionalización ha sido un muy buen negocio para Chile. De hecho, Codelco nace como resultado de este proceso. Es un paso que debe enorgullecer al país, no hay otro antecedente de una empresa estatal originada en esos años, que se mantenga en el tiempo y exhiba los resultados que hasta hoy puede mostrar Codelco.

Esta empresa es hoy el principal productor de cobre del mundo, una de las empresas más grandes de Chile. Además, concentra el 9% de las reservas globales de cobre, que es un producto cuya demanda seguirá creciendo en el futuro.

¿Cuánto ha sido aproximadamente el aporte de Codelco y de El Teniente al fisco?

Codelco ha entregado 104 mil millones de dólares al fisco. En promedio, en los últimos 40 años, 1 de cada 4 dólares que exporta Chile provienen de Codelco.

En ese ámbito, División El Teniente ha contribuido a esa cifra. Por ejemplo, entre el año 2007 y 2015 aportó 13 mil millones de dólares en excedentes.

¿Qué desafíos enfrenta la División en este nuevo aniversario de la nacionalización?

Tenemos el tremendo desafío de hacer frente a uno de los momentos más complejos de la historia de Codelco. Enfrentamos una caída sostenida de precios del cobre y los subproductos, déficit de inversión, alto endeudamiento, baja productividad y agotamiento de nuestros yacimientos. Todo ello significa que hay que hacer las cosas de manera distinta y profundizar las transformaciones para producir más con menos. De esta crisis debe salir una nueva empresa, moderna, eficiente y productiva, que se proyecte por los próximos 50 años y que siga siendo un buen negocio para Chile, como lo ha sido hasta hoy.

Claramente los años que vienen serán aún más complejos, pero estoy cierto que con el compromiso y aporte de todos, trabajadores, dirigentes sindicales, supervisores, directivos, ejecutivos, aportaremos a la solución.

Todo lo que hagamos nos habilitará para que pongamos en marcha nuestros proyectos estructurales y los vinculados a las nuevas exigencias que se impone a las fundiciones.

El Teniente es una faena que este año cumplió 111 años de vida y uno de los temas que enfrentamos, tal como el resto de las divisiones de Codelco, es el deterioro de nuestras leyes. Eso nos plantea el desafío de acelerar los ajustes para mantener la posición de liderazgo que tenemos en la industria y mantener y aumentar los excedentes que entregamos al Estado.

Para el 2016 nos fijamos y comprometimos a mantener nuestra producción en torno a las 466 mil toneladas de cobre fino y lograr ahorros para alcanzar una reducción de costos y aumentos de productividad, único camino posible para sostener un nivel de competitividad acorde a la realidad que impone la industria y a la necesidad de entregar el máximo de excedentes.

 

Enés Zepeda, presidente Sindicato de Supervisores:

 “Se debe construir las bases para una renacionalización del cobre”

El presidente del Sindicato de Supervisores de El Teniente, Enés Zepeda, señaló que la nacionalización del cobre ha sido una de las medidas político económicas más trascendentales en la historia del país. Recordó que “el Congreso Pleno  aquel  11 de julio de 1971 aprobó por unanimidad  la reforma constitucional que ponía en manos de Chile y en su  patrimonio al metal rojo, que en ese tiempo  estaba  en poder de compañías  trasnacionales. En 45 años Codelco ha aportado al Estado más de 120 mil millones de dólares para que el país  cumpla su rol social y protector”.

Agregó que Chile ha podido crecer  y desarrollarse  con claras ventajas  en Latinoamérica y que sin el cobre nacionalizado tendríamos un país con múltiples deficiencias  en desarrollo y en infraestructura.

Por lo mismo, planteó que hoy “la nación toda debe revisar su estructura jurídica, revisar su estatus soberano  y encaminar su pensamiento  social en términos de  construir las bases para una renacionalización del cobre. La explotación del cobre hoy en Chile, con el 70 % en manos privadas,  genera exuberante riqueza, pero esta no se queda en el país, aun cuando las minas todas son del Estado.  Si alguna vez fue trascendente la nacionalización del cobre, volverá  serlo el día que  se acuerde una renacionalización”.

 ¿Los supervisores coinciden con los dirigentes de los sindicatos de trabajadores Rol B respecto de la necesidad de derogar la Ley Reservada del Cobre?

La verdad es que hay coincidencia en esa ponencia. Las Fuerzas Armadas debieran obtener sus recursos en forma directa del presupuesto nacional y no de los resultados operacionales de Codelco.  Esto ya por largos años le ha hecho mal a Codelco. Este gravamen directo incluso  debilita  las opciones de  tener una política directa de reinversión o de capitalización para el desarrollo de nuestros propios proyectos.

¿Cree que el Estado tiene una deuda con Codelco por no haberle dado recursos para invertir?

Es evidente que la voluntad de los distintos  gobiernos ha sido mezquina en cuanto a  autorizar a Codelco recursos para sus inversiones; no se han esforzado mayormente  por generar una política estable de  capitalización y más bien han obligado a Codelco al endeudamiento externo, con lo cual hoy nuestra empresa  es la que tiene mayor deuda entre las mineras. Es curioso, por decirlo así,  que todas las empresas privadas de la minería tienen una clara estrategias de capitalización y con eso compiten  en el mercado; sin embargo Codelco carece de esa estrategia  y debe competir igual.

De esta manera, no es el estado al que imputamos  nuestra aflicción sino a su administración. Esperamos que algún día sea distinto y entonces el  Estado nos  capitalizará independiente de quien lo administre.

Related posts

Top