Seremi de Salud absuelve a Hospital Regional por rebalse de alcantarillado en el CAE

• La sentencia del organismo señala que no existen problemas de mantención del alcantarillado y que la falla se produjo por “básicamente un escobillón que taponeaba el ducto de aguas servidas”.

 

Este jueves la Seremi de Salud dio a conocer la sentencia, con respecto al rebalse del alcantarillado en el Consultorio Adosado de Especialidades (CAE), que afectó al establecimiento de salud, ocurrido en mayo de este año. El dictamen absuelve al Hospital Regional LBO, aduciendo que “no es posible advertir la culpabilidad respecto a los hechos investigados (…) No existen acciones por parte del recinto, que hayan provocado en definitiva el colapso del alcantarillado”.
El documento, a su vez, detalla que “no se aprecia que exista una relación de causalidad entre los hechos investigados y la conducta del establecimiento manifestada -por ejemplo- en faltas de mantención, aplicación de criterios, diseño o acciones u omisiones imputables al recinto y que haya provocado el colapso del alcantarillado”.
Asimismo, el documento apuntó que “este problema se produjo, básicamente, por un escobillón que taponeaba el ducto de aguas servidas. Considerando, además, que el edificio cuenta con un procedimiento para abordar obstrucciones en redes de alcantarillado”.
El director del Servicio de Salud O´Higgins, Fernando Troncoso, manifestó su conformidad con la determinación del organismo público. “Como Servicio de Salud siempre dijimos que no existían problemas de diseño del edificio, ni tampoco problemas de mantención del alcantarillado. El pronunciamiento de la Seremi no hace más que confirmar esta situación”.
La autoridad prosiguió subrayando que “la posible intervención de terceras personas y posterior rebalse del sector del CAE, obstaculizó el buen funcionamiento hospitalario, generando un problema sanitario. Ante estos hechos, con la finalidad de establecer responsabilidades y resguardar el funcionamiento y la seguridad de los usuarios y funcionarios, decidimos establecer una investigación sumaria y una denuncia ante la Justicia por el eventual delito de daños. Estamos satisfechos con el dictamen”, expresó.
Finalmente, el director (s) del Hospital Regional LBO, Carlos Ureta, indicó que “además de las acciones que dispuso la dirección del Servicio de Salud O´Higgins, hemos estado trabajando con tecnología de última generación, para que este tipo de situaciones no vuelvan a ocurrir. Queremos seguir avanzando en este tremendo proyecto social que sólo tiene como eje central entregar calidad, igualdad de acceso y dignidad a nuestros usuarios. Este trabajo mancomunado es producto de la convicción y compromiso de nuestros funcionarios”.

Top