Padre Luis Escobar sobre incendio que afectó a capilla: “Creo que esto fue algo intencional”

  • El sacerdote hizo la declaración luego de ver la capilla de la capilla de la Divina Misericordia destruida por el fuego. Labocar trabaja para esclarecer las causas basales que desencadenaron el siniestro.

Gisella Abarca

Fotos Héctor Vargas

 

Una triste noticia desde ayer afecta a la comunidad de la Parroquia Santísima Trinidad, específicamente a la que atañe a los feligreses de la capilla de la Divina Misericordia. Y es que ayer, cerca de las dos de la mañana un voraz incendio consumió gran parte de la capilla de la Divina Misericordia en la población Vicuña Mackena en Rancagua.

El fuego afectó gravemente la parte posterior de la capilla, el entretecho de la estructura, así como un salón y una casa habitación, por lo que para el control de la emergencia se hizo necesaria la presencia de cuatro compañías del Cuerpo de Bomberos de la capital regional que llegaron al lugar para sofocar el incendio.

A las tres de la mañana un llamado telefónico despertó al párroco del lugar Padre Luis Escobar por el cual se enteró de la triste noticia “de madrugada me llamaron para avisarme que se estaba quemando la capilla de la Vicuña Mackenna, cuando llegué ya estaba todo abierto, estaban los Bomberos, gente de la comunidad ayudando, nosotros tratamos de salvar lo que pudimos de lo que quedaba en el templo, pero la parte de atrás, que es donde vivían los cuidadores, se quemó completamente”, sostuvo el sacerdote.

Las causas del siniestro están siendo investigadas por el Laboratorio de Criminalística de Carabineros; sin embargo, el padre Luis Escobar descarta que el fuego se haya producido por una falla eléctrica, pues ésta permanecía cortada mientras no es utilizada “Creo que esto es algo intencional, porque la luz del templo estaba cortada, por lo tanto, es imposible que sea un cortocircuito”, declaró el párroco Escobar.

El religioso que también es el capellán de Gendarmería en Rancagua y que se ha hecho conocido en la zona por su defensa de los derechos de los presos y las denuncias sobre la compleja realidad que se vive en la población Costa del Sol donde reside, dio a conocer que hay una situación que lo inquieta pues relató que le abrió las puertas de la capilla a una familia que no tenía dónde vivir y a cambio le que cuidaran el lugar, les facilitó una casita que se encontraba contigua a la capilla, los que sin previo aviso ayer por la tarde dejaron el lugar.

“Las familias que viven acá, se les pide una cooperación para el agua y la luz, una cantidad mínima de 10 o 15 mil pesos para las cuentas, pero comenzaron a llegar  boletas de 80 mil pesos, 60 mil, tuve que pagar en menos de 15 días cuentas de cien mil pesos de luz, por eso les pedimos que se fueran. No sé qué hacían para tener un consumo tan alto. Los cuidadores vivieron hasta ayer acá y alrededor de las 17:00 horas se fueron sin avisar, no entregaron las llaves, no sabemos nada de ellos”, apuntó el padre.

Respecto a las pérdidas materiales de la capilla ubicada en el sector nororiente de Rancagua, el sacerdote sostuvo que éstas “bordean el 50% o más, porque hay que arreglar techo, paredes, desarmar toda la parte de atrás, porque no podemos ocupar el lugar tal como está. Vamos a tener que ver qué hacer para recuperar todo, porque recursos no tenemos, esta comunidad es pobre, entonces no hay cómo, pero más que eso lo que nos duele tantos años de sacrificios perdidos en unos minutos”.

El párroco agregó que “hace menos de un mes se metieron a robar y se llevaron el equipo de amplificación, denunciamos el hecho pero todo quedó en nada, todos los robos a parroquias o capillas quedan impune”, aseguró.

 

DESCARTAN QUE EL INCENDIO SEA ATRIBUIBLE A LA CAUSA MAPUCHE

En el lugar del siniestro llamó la atención la presencia de una bandera mapuche en un improvisado mástil en los terrenos de la capilla, hecho que pasadas las horas Carabineros descartó que haya sido un ataque de la causa mapuche “existía una bandera en el lugar pero conforme a las versiones del mismo padre y el cuidador del lugar (la bandera) estaba hace más de un año acá en el lugar. Descartamos de plano que sea atribuible a la causa mapuche, lo que no podemos descartar es que haya sido intencional ya que es materia de investigación por parte de Labocar de Carabineros”, declaró el Comisario de la Tercera Comisaría de Rancagua, Mayor Luis Navarro.

Si el incendio fue intencional o no, el Mayor Navarro expuso que “eso es materia de investigación, Labocar está trabajando en el lugar y haciendo  los análisis correspondientes para después entregar una causa basal”.

 

 

Obispado de Rancagua:

“No se sabe si el incendio fue intencional o  accidental”

Luego del incendio que afectó la capilla  Divina Misericordia, el Obispo de Rancagua, monseñor Alejandro Goic, junto al administrador de bienes del obispado se hicieron presentes en el lugar para acompañar al párroco e informarse de la situación.

Así, por medio de un comunicado de prensa el Obispado de Rancagua señaló “Lamentamos el hecho. No se sabe si el incendio fue intencional o  accidental, por lo que los organismos competentes están investigando. Debemos señalar que esta misma capilla había sido foco de robos anteriores, pero que en esta oportunidad no se ha detectado este delito”.

El documento agregó “Queremos expresar nuestra profunda solidaridad con la comunidad de la Parroquia Santísima Trinidad, que se ubica en uno de los sectores más vulnerables de la ciudad, y con su párroco, padre Luis Escobar, quien se ha destacado por su trabajo con los pobres y personas privadas de libertad”.

 

Evaristo Salazar, encargado de las llaves de la capilla de la Divina Misericordia

“Fue impresionante ver cómo se perdía todo”

“Me avisaron y llamé al  padre para que viniera al lugar. Y cuando llegué fue impresionante ver cómo se perdía todo, sentí mucha impotencia porque esto nos ha costado mucho, siempre venimos a misa acá, mi hijo es acólito así que muy triste por lo que pasó, a luchar de nuevo, a empezar de cero otra vez como hace 16 años”.

 

Ida Azúa, Presidenta de la Junta de Vecinos de la Vicuña Mackena 1: 

“Ésta es una maldad muy grande que nos hicieron”

“Es una pena muy grande que hayan quemado la capilla, porque esto fue una alegría muy grande cuando fue inaugurado, porque antes las misas se hacían en la sede social, entonces cuando se dijo que se hacía una iglesia, todo el mundo estaba contento y los sábados y miércoles se llenaba y le daba vida al sector, entonces ésta es una maldad muy grande que nos hicieron”.

Related posts

Top