Banda rancagüina Jaryacks lanza su primer disco

La producción del álbum estuvo a cargo de Nicolás Torres, ex baterista de Petinellis y líder de Silvestre. En la placa también trabajaron los sonidistas de Gepe, Alex Anwandter y Astro, entre otros.

Marcela Catalán

Todo comenzó mientras eran estudiantes del Liceo Óscar Castro Zúñiga. Lo primero que tocaron fueron covers de Los Tres y The Beatles, pero ya en la universidad sus ambiciones crecieron y en ese contexto es que decidieron volver a reunirse. Eso sí, la idea era hacer algo propio. Así empezó la historia de los rancagüinos de Jaryacks, quienes por estos días promocionan su álbum debut. “Jaryacks I” es el nombre de la placa, compuesta por 6 canciones “que rozan con un rock bien vieja escuela, con hartos quiebres de ritmo y solos de guitarra”.

También tiene “su lado más pop, con momentos bailables, otros más experimentales en cuanto a la instrumentación” y algunos más tirados al “amor y nostalgia”, agrega Matías Figueroa, bajista de la agrupación. Respecto al resto de los integrantes, están Rodrigo Aravena (batería), Diego Bórquez (percusiones), Enzo Aravena (teclados y voz), Javier Vargas (guitarra) y Nelson Jara (guitarra y voz principal).

El disco se puede escuchar en todas nuestras redes sociales y está para descarga gratuita en www.jaryacks.cl. Fue producido por Nicolás Torres, ex baterista de Petinellis y actual líder de Silvestre”, comenta Figueroa. Carlos Barrios, del equipo de Alex Anwandter, e Ignacio Soto-Kallenes, que ha trabajado con Astro, Gepe y otros más, registraron las bases en Estudios Triana de Santiago. La segunda fase fue grabada en estudios de Silvestre, donde Torres realiza sus labores.

En relación a cómo se nota el aporte de todos ellos a su agrupación, asegura que aquello queda patente en el modo en que registraron su primer larga duración. “Pensábamos hacer todo junto y ellos nos recomendaron desarrollarlo por parte, cada cosa bien armada. El entendimiento de lo que queríamos darle a los teclados y su experiencia para grabar baterías y bajo, fue fundamental para conseguir darle el groove necesario de una banda de rock, pero con la meticulosidad y patrones de una buena canción pop”, revela.

En ese sentido, Figueroa asevera que “trabajar con ellos nos permitió utilizar instrumentos que no podemos alcanzar por nuestra cuenta. Empleamos la misma batería que los Petinellis usaron para hacer su único disco y con teclados que ocupan Los Tetas y Los Bunkers. Además, lo hicimos en uno de los mejores estudios de Chile”.

Respecto a cuáles son sus expectativas con este álbum debut, sostiene que lo primero es difundir las canciones entre la gente. “De ahí en adelante, los temas adquieren vida propia y dependerá de las personas lo que pase con nosotros. Nuestra real vocación es continuar desarrollando buenas composiciones y ponerle toda la garra a las presentaciones en vivo. La música es siempre lo primero. Si podemos juntar un grupo que nos siga y nos permita poder dedicarnos a esto con mayor libertad, tanto mejor”, subraya.

Related posts

Top