El Rancagüino: Más de un siglo, como fuente de información escrita

Gladys Goede Gars
Escritora

 
Hace mucho tiempo que he permanecido ausente de esta columna; lamento esta situación, pues aprecio hacerlo. No ha sido fácil, entre tantos acontecimientos fundamentales para nuestra comunidad, optar por un tema para comentar. Como hemos compartido por tantos años, vida y tradición cerca de nuestro periódico regional, “El Rancagüino”, al iniciar sus 102 años, me permitiré recordar su reciente cumpleaños.
La prensa, constituye un importante y trascendente medio de comunicación social en diarios, periódicos, revistas, acompañados de dibujos, gráficos y fotografías, comunicación digital, instalaciones y eventos, cuyo objetivo es mostrar, informar, y enseñar lo que acontece en su entorno y fuera de él. Como fuente de historia, entre otros medios, aporta a la identidad local. “El Rancagüino” de acuerdo a la misión para la cual fue creado un 15 de agosto de 1915, se ha ido adecuando año a año dentro de una cultura emergente y agitada, transmutando, de alguna forma, su carácter por el avance comunicacional de los tiempos, desde hace medio siglo o más, observo y recuerdo de cerca su trayectoria. Entrando al mundo o el mundo entrando a Chile con mucha fuerza, desde principios de siglo. Por ejemplo, en 1945 con edición extra anunciaba, antes que otros medios, la rendición de Japón ante las potencias aliadas, informando con esta noticia, fin de la Segunda Guerra Mundial.
1989 avances tecnológicos a velocidad espectacular; computación –fax- video-conferencia, televisión, constituían instrumentos cotidianos “en carrera de modernización y avance por mejorar y mantenerse en competencia, en mercados de audiencia cada vez más exigentes, con implacable “people meter” lo que comprometía a los ejecutivos de las comunicaciones, “o se progresa o se desaparece”. Y seguramente mantener la independencia ha sido un proceso difícil y escarpado para medios locales.
En épocas cada vez más agitadas, de avances comunicacionales acelerados, se destaca “El Rancagüino” por su condición programática y social, con participación en diversas iniciativas culturales en Rancagua, Prensa cercana, con personalidad propia y responsable, con las puertas abiertas a todas las tendencias ideológicas, llegando a un número importante de lectores en la región y fuera de ella. Muchas iniciativas, basta revisar sus páginas. Los libros de identidad en sus aniversarios, este año adjunta al diario, “Revista aniversario 101 años…” de carácter histórico y costumbrista en la región. Y sobre todo uniendo progresivamente a las distintas comunas con información local, lo que incentiva al desarrollo humano y físico de la región.
Todo lo expresado no podría ser, sin la participación de un grupo importante de personas, que trabajan día a día, noche a noche, en forma urgente y responsable armando, entre “pautas” y “reglas de oro”, este cuerpo blanco, cubierto de información, en forma periodística, comprometida, ordenada, colorida, atractiva, ágil y verdadera, condiciones que requiere esta obra pública, ellos son los trabajadores de El Rancagüino; para todos un saludo cordial y agradecido, para sus directivos, un buen augurio en los próximos 100 años.

Top