Franco  Ravera, director subrogante de Hospital Regional: “Es difícil echar a andar un  hospital de esta magnitud”

-Varios son los problemas que se han presentado en el proceso de puesta en marcha del nuevo centro asistencial, que a mediados de septiembre espera tener el cien por ciento de las camas abiertas.

Por: Flor Vásquez Gómez

 

1raveraMientras el director subrogante del Hospital Regional, Franco Ravera, hace un positivo balance del proceso de puesta en marcha del centro asistencial en el nuevo edificio, los dirigentes de la Fenats anuncian un paro de actividades (ver recuadro) por una serie de problemas que los afectan.

A Ravera –destacado médico neurocirujano- le correspondió asumir la dirección del hospital en un momento especialmente complejo y crítico, en que nada parecía funcionar bien en el nuevo edificio; lo que a su vez llevó a la directora titular Sonia Correa a renunciar al cargo. Entonces, el doctor Ravera aceptó el desafío, pero aclarando que sería solo en calidad de subrogante. Ahora, a semanas de concluir su labor hace un balance de la tarea realizada. Asegura que a la fecha está más del 90 por ciento de las camas abiertas y que a mediados de septiembre se espera completar el proceso de apertura. Aclaró eso sí que las 20 camas de Pensionado no se abrirán este año.

“Ha sido una cosa vertiginosa desde que partió el traslado hasta ahora –señala-. Es difícil echar a andar un hospital de esta magnitud con todas las complejidades que tiene en las distintas áreas. Creo que se ha andado bastante rápido, el hospital está prácticamente normalizado en su funcionamiento en varias áreas. Una de ellas está con una actividad mayor  que la que tenía el antiguo hospital. Ha sido bastante positivo el avance, gracias al trabajo de todos los funcionarios. Todos se han puesto la camiseta”.

– ¿Qué falta para que el hospital esté cien por ciento operativo?

– Falta abrir algunas camas. Tenemos más del 90 por ciento de las camas abiertas. Hay un porcentaje de camas que no la vamos a abrir este año, que son las camas de Pensionado, porque estamos abocados a abrir todas las camas institucionales. A mediados de septiembre deberíamos tener todas las camas abiertas; eso es variable, depende de si tenemos el personal necesario. Es difícil conseguir personal capacitado. Muchas veces tenemos que contratar al personal y nosotros capacitarlo, en eso nos demoramos un poco. En términos generales deberíamos estar concluyendo el proceso de apertura de camas a  mediados de septiembre. Con eso quedaría normalizado el tema hospitalización

Desde el punto de vista de atención ambulatoria, si bien fue la que dio más problemas inicialmente, se logró normalizar y ahora se está atendiendo aproximadamente un 120 por ciento de lo que se atendía en el otro hospital.

Los pabellones están prácticamente todos habilitados; se echó a andar un tercer pabellón de urgencia que funciona las 24 horas. Nos queda por abrir un pabellón más, ya estamos con 13 pabellones operativos.

– ¿Son pocos los cargos nuevos que se ha asignado al Hospital Regional?

– Los cargos a honorarios se están regularizando por un acuerdo nacional y eso corre por una vía paralela. En tres años se espera regularizar todos los cargos a honorarios.

Este año llegaron 257 cargos; se hizo un concurso externo con la gente que estaba en compra de servicio. Ese proceso ya terminó. Los cargos nuevos tiene que darlos el ministerio y deben ir asociados a un presupuesto. Si bien no tenemos los cargos, igual contratamos a la gente que necesitamos, por vía compra de servicios. El tema es que tenemos 600 personas contratadas por compras de servicios y eso va a tener que regularizarse con cargos de aquí a futuro, en los próximos años.  Eso es lo que nosotros llamamos brecha; lo presentaos al Ministerio y están trabajando para que esos cargos lleguen.

– ¿La Región de O’Higgins es la que tiene mayor déficit de personal de salud?

– Somos bastante más deficitarias que otras regiones. Si nos comparamos con la región del Maule, tenemos menor presupuesto, aproximadamente dos tercios del que tiene Maule, con una población más o menos parecida.

 

ADECUACIONES Y AJUSTES

– ¿Qué adecuaciones tuvieron que hacer en el nuevo edificio para funcionar mejor?

– Tuvimos que adecuar primero las instalaciones del consultorio de especialidades; había menos ventanillas de atención que en el antiguo hospital. Además, hubo que habilitar salas de estar para el personal. Todavía tenemos pendiente habilitar varios espacios.

– ¿Qué pasa con el casino para el personal?

– El casino requiere de una ampliación. Hemos aumentado la cantidad de gente que está trabajando. Para entregar una mejor comida, ésta se va a preparar acá y eso requiere contar con instalaciones especiales. Estamos trabajando con la dirección del Servicio de Salud para tener un casino en diciembre de este año. Mientras tanto se habilitó un casino en que se ofrece comida preparada en forma externa.

– ¿Hasta qué fecha sigue como director (S) del Hospital Regional?

– Hasta que se defina el concurso y se designe al   nuevo director. Para mí éste fue un desafío; había un problema grande para echar a andar el hospital. Me pidieron que me hiciera cargo. Había dicho hasta el 31 de julio y tuve que extender el periodo hasta que se defina el concurso.

En este periodo formamos equipos de trabajo en las distintas áreas y eso rindió frutos. Uno se da cuenta que trabaja con gente muy valiosa.

– ¿Está funcionando bien el edificio del hospital?

– Los sistemas funcionan, éste es un hospital tremendamente tecnológico desde el punto de vista de la operación y tiene un control centralizado de clima, pero hay que hacer las regulaciones de cada sector. Está funcionando bien.

– ¿Se gastó mucho dinero en la derivación de pacientes al sistema privado durante el proceso de puesta en marcha?

– Hemos gastado menos de lo que se gastaba antes. Los gastos en la derivación al extra sistema han sido menores que el año pasado, a pesar del traslado. Y la producción, número de cirugías y prestaciones, se mantiene con respecto al año pasado.

-¿Ya está todo el equipamiento?

– En los próximos días va a estar en condiciones de partir el angiógrafo (un aparato de rayos X que permite obtener imágenes en tiempo real de lo que pasa en el sistema vascular). Y el resonador magnético debería comenzar a funcionar en septiembre.

Lo otro pendiente aún es la planta de agua para la diálisis. Hubo que hacer una modificación de la planta de agua; los trabajos deben concluir el 20 de septiembre (la unidad de Hemodialisis sigue funcionando en el antiguo hospital).

– ¿Cuál fue el mayor problema que se presentó en la puesta en marcha?

– Creo que el mayor desafío fue poner a todos de acuerdo; crear conciencia que la única

manera de que esto funcionara era que todos trabajáramos. El proceso de ajustes no ha terminado y se requiere de la voluntad y del aporte de todos.

 

 

Robos y destrozos

Otro problema que ha afectado al nuevo hospital corresponde a los robos y destrozos. El doctor Ravera indicó que se han robad0 4 automóviles desde el estacionamiento, a lo que se agrega el hurto de cosas desde el interior de los vehículos. Además, se ha registrado robo de griferías, sanitarios, rayados y destrozos. Por ello, la dirección del establecimiento inició la campaña Yo cuido mi hospital y también empezó un trabajo coordinado con Carabineros y la PDI para prevenir los robos y daños a la infraestructura del nuevo hospital.

La falta de estacionamientos para los funcionarios es otro problema que se está abordando. “No dan abasto; no alcanzan, estamos viendo cómo ordenarnos”, señaló el doctor Ravera.

Otro tema que preocupa es que el nuevo edificio implica mayores gastos de mantención que el antiguo establecimiento. “Estamos pasados en gastos. Este hospital tiene costos más altos que el antiguo, por la manera de hacer las cosas y por el edificio propiamente tal: es más grande, se gasta más luz, los equipos son de más alta tecnología, se ocupa mayor cantidad de insumos. Estamos trabajando con el Ministerio de Salud para definir los presupuestos y el aumento de costos”, explicó el doctor Ravera.

 

Fenats anuncia paro de

advertencia para hoy

La presidenta de la Fenats base Hospital Regional, Olga Jiménez, anunció que hoy lunes los funcionarios de ese centro asistencial realizarán un paro de actividades de advertencia, en protesta por el no cumplimiento de algunos acuerdos y otros problemas que afectan al personal. Asimismo, expresó su preocupación por la deuda del Hospital Regional, que según los datos que maneja alcanzaría los 8 mil millones de pesos.

“Durante el tiempo que estuvimos en mesa de negociaciones se tomaron algunos acuerdos y no se han cumplido”, señaló.

La dirigente expresó la molestia de los funcionarios porque se contrató a unas 40 personas en Ingeniería y Mantención, sin pasar por ningún concurso y con grados topes; “pasando a llevar la carrera funcionaria. Gente recién llegada pasa por encima del resto de los funcionarios que venimos de antes; hay personas con 30 a 40 años de servicios con grados 20 o 18. Y llegan otros que a los pocos meses los contratan sin concurso y con grados altos. Son apitutados políticos”.

Agregó que otro de los problemas es que los funcionarios que están por compra de servicios no tienen derecho al beneficio de alimentación, tema que el ministerio había prometido solucionar. También les preocupa la designación del nuevo director del Hospital Regional; por lo que esperan que se considere más la preparación y no el tema político. “Necesitamos un director que venga con un  compromiso real, que sepa de gestión y administración, que no venga a hundir más el hospital”.

Olga Jiménez precisó que el paro será por 12 horas, “pero si no tenemos respuestas dentro de la semana iremos a un paro indefinido”.

 

 

 

Related posts

  • Krusty el payaso

    Con la poca agua que hay esos dinosaurios directores que dicen ser “médicos” se lavan las manos…

Top