“El Gobierno le quiere pasar un gol a las regiones con el proyecto de elección de los intendentes”

1-

Si bien antes de este miércoles el presidente del Core  se mostraba a favor de la indicación enviada ayer por Bachelet para escoger a los jefes regionales, ya desestimaba que la iniciativa aporte a la descentralización del poder. Su argumento es que quienes detenten el cargo, quedarán sin atribuciones importantes. No obstante, igual postularía al puesto.

 
Marcela Catalán

 

 

Este miércoles por la mañana, la Presidenta Bachelet envió al Congreso una indicación al proyecto de Gobierno que, como ha anunciado, busca la elección democrática de los intendentes. El cambio determina que dicho cargo sea definido con un mínimo del 40 por ciento de los votos para ganar la primera mayoría. La iniciativa original del Ejecutivo exigía una primacía absoluta, estableciendo una segunda vuelta entre los dos candidatos con más papeletas si es que ambos fracasaban en lograr el 50% más uno de los escrutinios.

Este punto había entrampado la tramitación de la propuesta, al generar resistencias entre la oposición. Superado aquello, La Moneda espera que la medida se aplique en los comicios de 2017.

Pese al pedido público de una mayor descentralización, en la Región de O’Higgins, el proyecto no es visto con buenos ojos por algunos actores cercanos al Gobierno. Es el caso del actual presidente del Consejo Regional, Fernando Verdugo (PR).

“Es una vulgar jugada del centralismo. Lo que hoy se está discutiendo es la tesis de elegir intendentes y ver en el camino qué sucede. Es una tontera, porque no darle herramientas, que no tenga poder, es jugarle chueco a las regiones. Quieren pasarles un gol, con todas sus letras”, argumenta.

En palabras de Verdugo, la iniciativa en realidad plantea “la elección de un personaje que eventualmente se llamará gobernador, pero que será el presidente del Core. No es más que eso, no pudiendo definir el 8 por ciento del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (Fndr), porque éste deberá ajustarse a las pautas del país. Tampoco poseerá mayor poder normativo y el intendente continuará existiendo y teniendo el mismo poder. Por tanto, acá se escogerá al presidente del core, con otro nombre y cero atribuciones”, garantiza.

A su juicio, la única utilidad del cargo es “democratizar el espacio regional”, al tener la posibilidad de “elaborar un programa de Gobierno”.

En cuanto a los cambios que trae la ley para los consejeros regionales, Verdugo sostiene que en esta materia hay evidentes retrocesos. “Sólo podrán aprobar el marco presupuestario. Eso significa que si un seremi les pide $10 mil millones, cuando se le pregunte qué hará, responderá que eso lo verá con su ministro”.

Respecto a si la primera elección de intendentes, como plantea el Ejecutivo, podrá realizarse en 2017, el core lo ve factible. En ese sentido, agrega que en octubre se cumple el plazo límite para que el proyecto se transforme en ley. “Tenemos un poco más de margen que septiembre. Soy dirigente y hemos participado en las discusiones del Congreso. Tenemos un mes más, creo que hay ánimo para que sea así”.

La fórmula para elegir el cargo no es un problema para Verdugo, luego de la indicación enviada por Bachelet. De hecho, adelanta que competiría por hacerse del puesto. “En esas condiciones, estaría contento de participar”, remata.

 

  • Mario Enrique Contreras Silva

    La ciudadanía ha visto con sorpresa cómo funciona el Consejo Regional, en nuestra región, en algunos temas: Gastos de viajes y viáticos de los señores consejeros, fuera de Chile, financiados por el Estado, Tramitación de proyectos sobre valorados y las relaciones que existen en algunos casos entre los señores consejeros y algunas municipalidades. Creo que algo funciona mal, urge realizar las correcciones necesarias, que sería lo sustantivo, sin perjuicio de interesarse en temas relacionados.

Top