Las claves de la carrera de Agronomía de la Universidad de O’Higgins

– Con la presentación de la malla curricular de la carrera se hizo el lanzamiento de esta, sin duda, el área que más expectativas genera en una región predominantemente agrícola. El Ingeniero Agrónomo y Doctor en Ciencias, Manuel Pinto, coordinador de la disciplina en la casa de estudios regional, explica las características que hacen de esta una de las carreras más atractivas del plantel.

 

 
Restan solo siete meses para que la Universidad Regional comience a impartir sus clases, y diversos académicos ya trabajan a toda máquina para tener listas las 13 carreras con las cuales el plantel regional quiere dar inicio a sus funciones. Entre las disciplinas, Agronomía era una de las propuestas obligatorias, en esta una de las regiones líderes del sector agroindustrial del país. Para ello, en diciembre de 2015, un equipo de académicos de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Chile comenzó la tarea de dar curso a diversas reuniones con representantes del sector para escuchar cuál era el perfil del agrónomo del futuro, no solo para la región de O’Higgins sino también para desempañarse en el resto de Chile y el extranjero.
Manuel Pinto es ingeniero Agrónomo, doctor en Ciencias e investigador de INIA La Platina. Hace algunos años estuvo a cargo de la creación Centro de Estudios Avanzados en Fruticultura, CEAF, en la Sexta Región, por tanto de alguna forma ya manejaba los parámetros en los cuales la industria local se relaciona con estos profesionales. Hace tres meses asumió el liderazgo del equipo como coordinador del área en la UOH y así dar origen a la malla curricular de la carrera.
Pinto destaca que este plan de estudios ha estado marcado por el ejercicio de escuchar a los distintos actores de la industria: “Hemos realizado distintas actividades para poder sacar adelante en una primera instancia el perfil del profesional que queremos y también los ámbitos en los cuales este profesional se va a insertar especialmente en la región. Las reuniones han sido en primer lugar con grupos académicos, y al mismo tiempo, en la región hemos tenido consultas con varios actores de la agricultura, desde autoridades hasta productores, hemos realizado encuestas y además terminamos estas actividades con un taller a mediados de junio en INIA Rayentue donde se invitaron a empresarios, autoridades públicas, investigadores, organismos como Indap y el SAG. De esa forma hemos ido alimentando este proyecto que termina en esta primera etapa en la conformación de la malla de la carrera”.
El académico explica que esperan tener una primera matricula de 40 alumnos para 2017, jóvenes que conformarán la primera generación de agrónomos de la Universidad de O’Higgins. Además detalla que a la fecha la carrera ha generado gran interés entre los jóvenes de la región y que en septiembre comenzará un trabajo de difusión en los liceos de la región con el fin de encantar a los alumnos locales con esta nueva carrera.

 

UN ESPECIALISTA EN ALIMENTOS SALUDABLES

Para el perfil del agrónomo de la UOH, Manuel Pinto indica que la carrera pretende cambiar un paradigma común de la especialidad, que se ha mantenido hasta hoy en las distintas universidades: ver la industria agropecuaria como un sector donde prevalezca más la cantidad que la calidad.
Es por ello que la Universidad de O’Higgins llega a cambiar ese paradigma, imponiendo una visión donde la alimentación sana del ser humano es lo primordial “ queremos que nuestros agrónomos tengan como principal característica en su perfil ser un profesional preocupado no solo de producir productos agropecuarios, sino que su valor esencial sea la producción de Alimentos. Esto tiene una connotación muy importante porque producir alimentos no significa solamente hacerlo en cantidades rentables para que la actividad sea negocio, sino que debe pensar en el ser humano dando origen a un alimento sano, un alimento libre de contaminantes, un alimento natural y que realmente cumpla con todas las normas de inocuidad alimentaria. Nuestra opción como país hoy es exportadora de alimentos hacia el extranjero y en ese sentido los agrónomos deben considerar que el producto agrícola es una fuente importante de elementos que ayudan a la salud humana. Este es un eje fundamental que queremos realzar porque es el fundamento ético de la carrera: cuidar la alimentación humana”.
El profesor agrega que “otro elemento fundamental del perfil es el compromiso con el ambiente regional, y ello no es solamente el ambiente natural sino que también el humano; el agrónomo de la UOH tiene que salir con capacidades de gestionar los recursos naturales, protegerlos y usarlos adecuadamente, pero además dentro de esta concepción, en este ambiente está el factor humano, o sea debe saber convivir con sus superiores y subordinados de tal manera que su labor esté inserta en el medio humano para producir alimentos”.
En síntesis el coordinador de Agronomía en la UOH indica que el perfil del egresado estará marcado por distintos sellos que son “Formación Básica, donde les damos las herramientas para que tengan fundamentos en sus propuestas y soluciones; un eje Profesional , es decir desde el inicio de la carrera estará en contacto con el medio agrícola rural; y el tercer eje es el eje de Formación Cultural-Valórica que recorre todas la carrera, donde recibirán cursos de ética y valores profesionales, ética ambiental y también deportes e idiomas”.

 
AGRÓNOMOS BILINGÜES

Una de las quejas más permanentes de la industria agrícola es la debilidad de los profesionales del sector en cuanto a los idiomas. Las empresas del rubro, muchas de ellas exportadoras, necesitan de ingenieros Agrónomos que manejen el Inglés casi como una segunda lengua, es por ello que Manuel Pinto subraya el valor que tiene este idioma que cruza por los cinco años de carrera “se empezará a enseñar inglés de tal manera que al final de su carrera el agrónomo pueda perfectamente seguir una clase en inglés, o una conferencia en inglés porque la vida profesional del agrónomo es muy marcada por el ámbito internacional. Nuestro objetivo es que sean capaces de entender inglés y luego lo pueden seguir perfeccionando. Claro que algunos jóvenes llegarán con un nivel más avanzado que otros, pero la idea es que a medida que avancen los cursos, se vayan nivelando”.
Al mismo tiempo, el académico destaca que por primera vez en Chile una carrera profesional como esta tendrá Castellano, ramo que está en el primer semestre del primer año, ello con el fin de tener jóvenes que entiendan lo que leen, uno de los grandes problemas de los universitarios chilenos.

 

 

MENCIONES: FRUTICULTURA y VITICULTURA, FITOSANIDAD, HORTICULTURA Y NEGOCIOS
La malla de Ingeniería Agronómica de la UOH está basada principalmente en las características de la región. Es por ello que las menciones o especialidades de sus profesionales irán en la dirección de las actividades que destacan el agro regional, así lo explica el académico Manuel Pinto: “vamos a dictar cuatro grandes especialidades que son las que salieron desde los estudios y las encuestas y entrevistas que hemos hecho en la región. Estas cuatro especialidades son primero fruticultura y viticultura. O’Higgins es una de las regiones líderes de Chile en exportación de fruta y es obvio que necesitamos especialistas en fruticultura. La segunda mención será horticultura; esta región ya es la primera en producción de hortalizas, no solo en forma natural sino también para la industria y eso es muy importante”.
El académico cuenta que las otras dos menciones también tienen profunda relación con el día a día del agro regional: una de ellas tiene que ver con el trabajo fitosanitario y la otra con el desarrollo de un agrónomo 2.0 dentro de la empresa privada. “Otra especialidad es todo lo relativo a la protección vegetal. Los agricultores están sometidos constantemente a enfermedades y plagas y deben aplicar pesticidas y eso también a veces lleva a un mal manejo que afecta la calidad de la producción, por lo tanto vamos a tener una especialidad para ver plagas. Y la cuarta especialidad es Economía y Negocios para que el profesional sepa manejarse en las empresas netamente agrícola o agroindustriales, especializado en temas como son la administración de las empresas, desarrollo, economía general, productos de exportación, etcétera”.

 

 

PRIMERA AGRONOMÍA CON INNOVACIÓN EN SU MALLA

La creación de nuevas tecnologías para mejorar el riego, para enfrentar las heladas o la creación de productos biológicos para el control de plagas, son algunas de los resultados de la innovación de diversos agrónomos chilenos que han actuado de manera pionera y exitosa en el país. Por ello una carrera moderna como la de la UOH decidió integrar en su malla curricular Innovación como un ramo. “En esta línea vamos a restablecer cursos de mecánica agrícola – indica el investigador de INIA La Platina- y ahí vamos a con la colaboración del área de Ingeniería. Todo lo que es innovación estará muy presente en todos los ramos. De hecho en los dos últimos semestres tenemos como obligatorios los cursos de “Innovación y Emprendimiento” y “Captura y Transferencia Tecnológica”, cursos que no están en las mallas de otras Universidades”.
El profesor Pinto, indica por qué los ramos están al final de la carrera y no en semestres anteriores como podría ser el deseo de aquellos estudiantes más creativos: “Lo pusimos en los últimos años porque no es solo transferencia ni captura de tecnología, esos muchachos para transferir tecnología tiene que saber precisamente de qué tecnología se está tratando y sobre todo en el término de captura se tienen que manejar con idioma y tecnologías de la información”.

 

 

SUSTENTABILIDAD Y MEDIOAMBIENTE

La necesidad de una agricultura sustentable en convivencia integral con el medio ambiente es uno de los grandes temas clave dentro de países donde esta industria es un pilar económico. Al mismo tiempo, cómo hacer del agro un sector competitivo en momentos donde el planeta pasa por drásticos cambios climáticos hace que el desafío en este sentido sea aún mayor. Manuel Pinto, coordinador de la disciplina en la UOH, explica como estos tópicos se abordan durante los cinco años de carrera . “La agricultura siempre ha estado inmersa en un clima cambiante y Climatología esta como un ramo en segundo año, y esta incluso en la línea básica porque a pesar de ser un ramo técnico queremos darle ahí un buen manejo al agrónomo desde la base en los términos meteorológicos, climáticos y manejar los factores climáticos. A nivel de la región, el agrónomo nuestro tendrá que conocer muy bien todos los ecosistemas que hay en O’Higgins que son muchos, y con particularidades que desde un comienzo se les enseñará”.
En este sentido, el doctor en Ciencias subraya que los agrónomos de la UOH estarán en terreno desde el primer día de clases “ En primer año tenemos Introducción a la Agronomía que será fundamentalmente de terreno, mostrarles todas las realidades agrícolas en distintos niveles, de esa forma el alumno parte con una visión amplia de la región. Verán la parte humana, de rubros y cultivos. En segundo año tendrá Climatología con salidas a terreno, tendrá edafología donde conocerá sobre suelos, y deberá conocer todas las plantas de la región, las que se cultivan y las silvestres, por eso tendrán botánica desde un comienzo,. Y en el cuarto semestre Climatología pasa a ser Agrofísica, ramo que les enseñará la relación entre la planta, el medio ambiente y el suelo”.

 

 

UN TOQUE MULTIDISCIPLINARIO
Desde que se creó la Comisión Ejecutiva para la nueva Universidad de O’Higgins en 2014 se planteó como una de las características claves de la casa de estudios su estructuración a través de Institutos Multidisciplinarios y no de facultades, ya que los primeros permitían mayor flexibilidad en el desarrollo académico de la carrera. El caso de Agronomía, la malla curricular, especialmente en sus primeros años se relacionará con Ingeniería Civil. “En el primer año vamos a partir con cursos de Matemática, Cálculo, Álgebra y Química. Los cursos de matemáticas serán comunes para los ingenieros Agrónomos y los Civiles y los cursos de Química también serán comunes para ambas carreras. En estos momentos la preparación de estos cursos lo está haciendo el grupo de Ciencias Físicas y Matemática y la preparación de los ramos de química lo estamos haciendo nosotros, el grupo de Agronomía”.

 
NIVELACIÓN DE LOS ESTUDIANTES
Uno de los grandes desafíos que tendrá que enfrentar la UOH en su primer año será la nivelación de los estudiantes. El puntaje requerido por la carrera son 500 puntos PSU y dentro de las ponderaciones el Ránking de Notas será equivalente a un 30%. Así, por razones obvias llegaran jóvenes bien y mal preparados de la educación media y en ese momento la Universidad Regional deberá enfrentar este problema, de tal manera de nivelar a sus alumnos en sus conocimiento. Para el doctor Pinto este no es un tema menor y ya lo han analizado a nivel académico: “si bien es cierto, hemos hecho estudios de cómo podrían llegar los alumnos, de ahí a la realidad puede distar bastante y nos vamos a encontrar con sorpresas, porque entendemos que la preparación de los jóvenes es muy variada, hay distintos niveles en los colegios. Para ello, lo primero es que estamos desarrollando es un Plan Común para tener entre todas las carreras un mínimo de calidad aceptable, tampoco queremos que la universidad parta dando todas las facilidades porque eso finalmente sería un engaño. Si trataremos de que ellos permanezcan, porque si ingresan a la carrera y detectamos falencias vamos a apoyarlos de todas maneras”.
Para este trabajo propedéutico, el especialista considera que las ayudantías en primer año serán fundamentales en el caso de los ramos básicos “por ejemplo en Química donde me estoy preocupando yo estamos preparando ayudantías para nivelarlos, y al mismo tiempo también queremos interactuar con los colegios, queremos llegar a los colegios y orientar la formación desde los colegios y por eso estamos tratando de apuntar a la formación básica y así poder vislumbrar cuál es el nivel de enseñanza de los alumnos que llegaran a la Universidad”

 
O’HIGGINS COMO CENTRO EXPERIMENTAL

Según el encargado del área Agrícola en la UOH, la región será el principal objeto de estudios de la carrera. Es por ello que visualizan esta disciplinan como un aporte al impulso que se requiere el agro en O’Higgins ante los múltiples desafíos futuros. “El fuerte está en la región y los estudios que se hagan para la titulación estarán centrados en la Región de O’Higgins. La región recoge en gran medida toda la problemática agrícola del país por lo tanto, O’Higgins es un excelente laboratorio, desde aquí el mismo alumno podrá ver que sus conocimientos los podrá aplicar en otras partes.
“Hay mucho entusiasmo de actores regionales como INIA donde sus estaciones experimentales estarán a disposición de los alumnos para hacer sus prácticas, para hacer estadía, memorias y por qué no después por esa vía tener posibilidades de trabajo. También habrá una relación importante con el CEAF, incluso pronto se firmará un convenio entre la UOH y el CEAF para llevar programas en conjunto y lo otro es que con las comunas más rurales se está haciendo interacción desde ya, y ese será el sello de esta Universidad, con una malla centrada en la región”.
Al mismo tiempo, Manuel Pinto subraya que los estudiantes también podrán conocer otras realidades nacionales e internacionales a través de convenios con casas de estudios del sur y norte del país y del extranjero. “Habrán salidas para conocer otros sistemas agrícolas que no están aquí, como sistemas de producción en zonas áridas en el norte o húmedas en el sur, habrá intercambio con otras universidades, incluso vengo llegando de un encuentro con la U. Austral donde están muy interesados en colaborarnos, y ojalá podamos crear puentes con otros planteles, y por supuesto en este marco esperamos que nuestra UOH también reciba alumnos de todas partes”, sentencia Manuel Pinto.

  • Mario Enrique Contreras Silva

    UNIVERSIDAD REGIONAL DE RANCAGUA
    Arturo Grubessich .-LA UNIVERSIDAD IMAGINARIA.
    La universidad imaginaria
    habita entre cerros imaginarios
    cubierta de humos imaginarios
    en gélidas tierras imaginarias.
    La universidad imaginaria
    dispone de presupuestos imaginarios
    para el funcionamiento imaginario
    del establecimiento imaginario.
    Todos los días imaginarios
    llegan alumnos imaginarios
    para asistir a clases imaginarias
    a estudiar profesiones imaginarias.
    Proclamadas expectativas imaginarias
    generan protestas imaginarias
    que amenazan paros y tomas imaginarias
    de la universidad imaginaria.
    Cuerpos colegiados imaginarios
    reunidos en claustros imaginarios
    exponen acuerdos imaginarios
    para conocimiento imaginario
    de los estamentos imaginarios.
    De los muros imaginarios
    de la universidad imaginaria
    pende un gran cuadro imaginario
    con la figura de una princesa valiente imaginaria
    que sostiene el estatuto imaginario
    de candoroso personalismo imaginario.
    Parlamentarios imaginarios
    expresan preocupaciones imaginarias
    al informarse de la existencia imaginaria
    de la universidad imaginaria.

  • Pingback: Become an Uber Driver()

Top