La risa y el buen humor, dos grandes aliados en el trabajo

  • Uno de los grandes temores de los trabajadores es ser considerados inmaduros o poco serios por sus jefaturas, motivo que inhibe a dar rienda suelta a la alegría durante la jornada laboral. Quienes caen en esta práctica desconocen los efectos positivos que tiene el humor en el desempeño y la calidad de vida en general.

 

  “La risa abunda en la boca de los tontos” es un dicho arraigado en la creencia popular, que ha contribuido a popularizar la idea de que quienes ríen mucho no son suficientemente serios o son poco confiables. En el mundo del trabajo esa percepción se refiere a que la persona que siempre sonríe no es lo suficientemente productiva o no se toma en serio lo que hace.

Nada más lejos de la realidad. Está comprobado que el buen humor es un gran aliado de la eficiencia y la productividad. Ello se debe a que un estado de ánimo positivo o moderadamente alegre predispone a tener una actitud optimista ante las tareas y desafíos que se deben enfrentar.

El humor, incluso, aporta un sinnúmero de beneficios durante la jornada laboral, pues ayuda a trabajar con alegría, bloquea los recuerdos desagradables y preocupaciones, y permite mirar el vaso medio lleno en vez de vacío. Asimismo, contribuye a tener una mejor actitud ante las frustraciones y a resolver obstáculos de manera más precisa.

A pesar de ello, muchas personas inhiben su risa o buen humor en el trabajo para no parecer ridículos o ser considerados inmaduros, para no perder su “status social” o ser tomados en serio por sus jefaturas y compañeros, o bien para no convertirse en el “payaso” de la oficina, que no está capacitado para asumir responsabilidades.

En Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos, empresa líder en Servicios de Calidad de Vida, destacan la importancia de elegir trabajar con humor, ya que esta sencilla acción juega un rol clave en la creación de un ambiente laboral grato y tiene efectos concretos en la salud de los trabajadores: la risa disminuye la presencia del colesterol en la sangre, favorece la digestión al aumentar las contracciones de todos los músculos abdominales, aplaca la ira, eleva el ritmo cardíaco y el pulso gracias a la liberación de endorfinas, disminuye la glucosa en la sangre y libera el temor y la angustia.

El buen humor es indispensable para construir un clima laboral saludable. Por un lado, ayuda a reducir las tensiones propias de la vida diaria, al mismo tiempo que estimula la creatividad. No olvidemos que cuando a las personas se les permite reír, aunque sea quince segundos, obtienen más oxígeno para el cerebro, lo que les hace pensar más claramente”, concluye Paulina Hernández, jefa del programa Vivir Bien de Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos.

“Tips” que le permitirán potenciar el buen humor:

  1. Haga las cosas con motivación: La pasión y la alegría son grandes motores a la hora de perseguir objetivos.
  1. Refuerce sus talentos personales: Si reconoce todas sus potencialidades le será más fácil lograr sus metas.
  1. Disfrute cada momento: Viva el presente y acepte que cada día es único e irrepetible. No pierda tiempo, entonces, en asuntos que no está en sus manos cambiar.
  1. Aprenda de sus fracasos: Sacar lecciones de las caídas es un paso importante para buscar nuevas oportunidades y que éstas no pasen simplemente por delante.
  1. Relaciónese con gente positiva: En todos los grupos de trabajo hay personas que pueden enriquecer su vida y aportarle valor.
  1. Preocúpese de su familia: Cuidar y mimar a los seres queridos, como también a los amigos, es una práctica imprescindible para el buen humor.
  1. Evite los comentarios destructivos: El “pelambre” y la envidia solo genera tensiones y hostilidad. No pierda ni un minuto en críticas agresivas.
  1. Enfóquese: Establezca un plan de acción que permita estar concentrado y enfocado en lo que se desea conseguir.

Related posts

Top