Seis meses para la investigación: Seis gitanos en prisión preventiva por posible delito de falsificación de instrumento público

1
  • En tanto, otros cinco colombianos quedaron con firma semanal los sábados en la Primera Comisaría de Rancagua, más el arraigo nacional por los seis meses que dure la investigación.
Fernando Ávila Figueroa
Fotos: Héctor Vargas

Un número importante de personas gitanas llegaron ayer lunes hasta los tribunales de Rancagua. Es que gran parte de los detenidos pertenecían a su “pueblo”, quienes están siendo acusados de captar a extranjeros y ser testigos falsos ante el Registro Civil, con el fin de obtener cédula de identidad chilena previo pago de una suma superior a los 2 mil dólares si el trámite era realizado de manera lenta. Para mayor rapidez el monto aumentaba a los 3 mil dólares.
Son 126 casos desde el año 2008 a este año, donde la imputada gitana A.C,  junto a otras personas también gitanas, declaraban en el Registro Civil que los extranjeros habían nacido en territorio nacional con fechas inventadas para obtener el documento, quienes en su mayoría pasaban a tener apellidos gitanos, pese a que por apariencia física era evidente que no lo eran.

Esto se hacía en los registros civiles de ciudades como Rancagua, Machalí, Cartagena, Puente Alto, Nancagua, Nogales, Peñaflor, El Maule, entre otros. Muchos de los inscritos ya no se encuentran en Chile, pero otros incluso poseen cuentas bancarias y tienen iniciación de actividades.
Este hecho quedó al descubierto tras la muerte de un sujeto dominicano a balazos en una discoteca de Santiago, quien presentaba una documentación adquirida de esta manera. Dos o tres mil dólares era lo que pedía A.C,  pagado en dos cuotas, llevando a ciudadanos extranjeros para obtener el procedimiento fraudulento.

Delitos de falsificación de instrumento público en forma reiterada cometido por particulares, asociación ilícita, y perjurio son algunos de los delitos que arriesgan los once detenidos, cinco colombianos y seis de nacionalidad gitana, modus operandi que se basaba en captar a extranjeros interesados en obtener esta documentación falsa para luego colocarlos en contacto con A.C, hechos ocurridos entre los años 2008 al 2016,

Gran parte de quienes obtuvieron estos documentos  ya se ha ido del país, con nueva identidad, iniciando una nueva vida como ciudadano chileno, pero lejos de sus fronteras. Durante la audiencia, el fiscal, Emiliano Arias, mostró medios de pruebas como videos y escuchas telefónicas donde quedan en evidencia las conversaciones de los gitanos, entre ellos A.C. En dichas conversaciones se habla de montos de dinero y el lugar donde se juntaría con los extranjeros, así como las imágenes muestran a extranjeras con vestimentas gitanas al momento de ingresar al Registro Civil  para así no levantar sospecha sobre su verdadera nacionalidad.

Por ejemplo, A.C  registra 71 inscripciones como testigo en el Registro Civil mostrando en la audiencia vía audio telefónico el caso de dos imputadas que obtuvieron sus documentos en Nancagua

La primera etapa de la audiencia de ayer lunes determinó la firma semanal para los cinco colombianos los sábados en la Primera Comisaria de Rancagua, más el arraigo nacional por los seis meses que dure la investigación. Esto debido a la gran cantidad de material que hay que recopilar.

En Chile se permite inscribir el nacimiento de una persona vía testigos, mecanismo que fue aprovechado por los imputados, quienes consiguieron que 126 extranjeros tuvieran su nacionalidad chilena, reiterándose en más de 70 veces el mismo testigo, como es el caso de A.C.

En el caso de los seis gitanos, todos quedaron en prisión preventiva por seis meses, período que se fijó para la investigación, Además se fijó una nueva audiencia para el próximo 20 de septiembre a las 9:30 de la mañana donde se determinará la competencia del Tribunal, tema que debatió la defensa de los imputados, por lo que en la instancia se decidirá si este Tribunal tiene la competencia para seguir con la causa.

Related posts

Top