Ecos de la dura caída en Santa Laura: En O’Higgins creen en los milagros, pero se ven con un pie y medio fuera

ohiggins-02
  • La derrota de 0-4 del jueves por la noche, caló hondo en el plantel rancagüino.

Por: Ricardo Obando

 

No fue una semana de las mejores para O’Higgins. El equipo, que a mitad de semana perdió a uno de los puntales ofensivos a raíz de la fractura de clavícula, vio cómo, el jueves, Unión Española le pasó por encima para golearlo, y prácticamente dejar cerrada la llave de octavos de final de la Copa Chile.

A la salida del camarín sur del estadio Santa Laura, las caras no eran las mejores, todo producto del mal juego, y de la peor versión de este equipo en lo que va del semestre.

RESPONSABLE

Cristián Arán, técnico del equipo, no escondió nada. Al momento del análisis, el estratega fue claro en manifestar que “yo soy el responsable”.

Tras sacar la presión desde sus jugadores, el estratega sentenció que lo vivido en la comuna de Independencia, “fue una mala noche del conjunto, no pasa por una responsabilidad individual o de los jugadores, si el equipo vino y mostró esta imagen, la responsabilidad es absolutamente mía”.

Además, Arán expuso que la clasificación está prácticamente fuera del alcance, indicando que “sería un hipócrita si dijera que la situación no es compleja”.

Ahora bien, el DT expuso que, ante los hispanos “intentamos lo de siempre, pero nos encontramos con una actuación que refleja el resultado lamentablemente”.

Es más, recordando palabras que emitió aquella vez que el equipo cayó 1-8, puntualizó que “como lo ha hecho siempre este grupo, entendiendo que esto sigue, y que, a partir de mañana, tenemos que tratar de pensar en lo que viene”.

DESATENTOS

Los jugadores, en tanto, indicaron que, aunque resten 90 minutos de la llave, todo está cuesta arriba.

El defensor Brian Torrealba, destacó que “no estuvimos muy atentos atrás”, y que “en el partido anterior pudimos contrarrestar la delantera de Unión, y encontramos los espacios, hoy no pudimos”.

A su vez, reconoció que “nos costó un poco, Unión juega súper bien, le salieron los goles, a nosotros no, estábamos lejos de las marcas, y, al final, te pasan la cuenta”.

Pero, el canterano, se tiene fe para la revancha. “En Rancagua vamos a salir a ganar con todo, vamos a jugarnos la chance, y a tratar de revertir la llave, no queda otra”, dijo.

Por su parte, el portero Miguel Pinto, comentó que “Unión no perdonó”. Además, expuso que “fue una noche bastante oscura”, ya que, a pesar de tapar dos goles cantados de Carlos Salom, erró en una salida, lo que significó el tercera tanto de los locales.

Eso, manifestó, atentó contra los planes de haber dejado 2-1 el encuentro. “Después de terminado el primer tiempo, era la idea que teníamos, tratar de marcar un gol y cerrar la cortina atrás. No lo hicimos, el equipo se comportó de muy buena forma, el tercer gol es mi responsabilidad, y ya está”, puntualizó.

Junto con ello, Miguel Pinto sentenció que, con respecto a la revancha, “vamos a esperar a ver qué es lo que pasa, en el fútbol nada se sabe”.

Finalmente, Gastón Lezcano, señaló que “el partido fue extraño, habíamos arrancado mejor, tuvimos ocasiones claras, no las pudimos concretar, y eso hubiese cambiado el partido”.

Y que, de cara a lo que viene, “es un golpe duro para nosotros, y nos tiene que despertar”.

 

Related posts

Top