Proyecto de Cambio Climático del Secano de O’Higgins   entra en tierra derecha

1
  • Esta semana se liberaron los recursos que  rayan en los USD 10 millones. A mediados de octubre se dará inicio a la ejecución de este proyecto que  permitirá recuperar 20 mil hectáreas del secano regional.

 

O’Higgins está a solo unas semanas de presenciar el vamos de este ambicioso proyecto de recuperación agrícola del secano regional, que es financiado por la Fundación de Adaptación al Cambio Climático perteneciente a las Naciones Unidas. El fondo fue obtenido tras el fuerte trabajo de la seremi de Agricultura de O’Higgins cuyos profesionales diseñaron y presentaron a este fondo internacional  el proyecto  “Mejoramiento de Resiliencia al Cambio Climático de la Pequeña Agricultura en la Región de O’Higgins”  que a través de transferencia tecnológica busca recuperar los suelos agrícolas de las comunas de  Paredones, Pichilemu, Marchigüe, La Estrella, Litueche, Navidad, Lolol y Pumanque.

Durante esta semana los ministerios de Relaciones Exteriores,  Agricultura y de Medio Ambiente firmaron un acuerdo a través del cual se liberaron los  US$ 9.960.000 que son aportados por el Fondo de Adaptación al Cambio Climático para el desarrollo del proyecto. Durante el evento estuvieron presentes representantes de las tres carteras quienes destacaron la importancia gravitante de este programa de la Sexta Región que dará herramientas al país para enfrentar  la perdida de tierras cultivables a lo largo  del territorio nacional.

“Somos la primera agencia de cooperación internacional en el mundo que fue acreditada para hacer uso de los recursos del Fondo de Adaptación al Cambio Climático, que provee fondos para prevenir y mitigar los efectos negativos del cambio climático, por lo que estamos muy orgullosos de poder beneficiar a más de 2 mil pequeños agricultores y que a su vez, nos permitirá recuperar unas 20 mil hectáreas de cultivos que contempla este proyecto”, destacó el embajador Juan Pablo Lira  representante de la Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo, organismo encargado de administrar los fondos.

Por su parte, el Subsecretario del Ministerio de Agricultura, Claudio Ternicier explicó que “Chile es considerado como un país vulnerable al cambio climático, respecto de zonas costeras de baja altitud, zonas áridas y semi áridas, áreas forestadas y expuestas a la deforestación. Por lo mismo, nuestro país tiene un compromiso que asumir internacionalmente en este sentido y este proyecto tiene un alcance profundo en los sectores agrícolas más vulnerables, los cuales podrán desarrollar capacidades e innovación para el manejo de sus cultivos y recursos hídrico de la zona”.

Mientras que el Subsecretario de Medio Ambiente, Marcelo Mena, destacó el rol de la cooperación internacional como “un factor clave en la agenda medio ambiental de Chile, no sólo en la transferencia tecnológica, sino también en los recursos económicos que ésta moviliza. La implementación de una Política de adaptación al Cambio Climático es fundamental, no sólo para el entendimiento de este fenómeno, sino para la preparación en la pequeña agricultura, una de las más vulnerables frente al cambio climático”, enfatizó.

El proyecto se extenderá por 4 años y proporciona oportunidades a los pequeños  agricultores para el mejoramiento de su sustento en cuanto a  acceso a maquinarias, a nuevas técnicas, alertas e información meteorológica para toma de decisiones, cuidado en el manejo del agua, entre otros. El área cubierta es de alrededor de 20 mil hectáreas y se espera que unas 5 mil mejoren sus condiciones de suelo, tales como materia orgánica, estructura de suelos, humedad, fertilidad, entre otras características.

OCTUBRE SERÁ EL LANZAMIENTO

Como una excelente noticia fue recibida la liberación de los recursos por parte de la dirección nacional del proyecto que está en manos de la Seremía de Agricultura de la Región de O’Higgins. Según indicó el seremi y director de proyecto, José Guajardo, con este acto comenzará la concreción del proyecto que ya ha sido previamente diseñado. “Con esta firma se realiza un hito en un momento muy importante del proceso que se traduce en  que los recursos que ya  llegaron desde el Fondo de Adaptación al Cambio Climático de las Naciones Unidas  puedan ser  entregados al Minagri para la ejecución del proyecto”.

Guajardo agrega que el próximo mes se espera el inicio oficial de este proyecto tan esperado por los agricultores del secano. “Este es el hito -1 porque el hito 1 o donde inicia  este proyecto será  el taller que realizaremos a mediados de octubre. El proyecto exige que para poder iniciar tengamos un taller donde reunimos a los  distintos actores  entre ellos los beneficiarios del programa para darles a entender de qué se trata   y como continuaremos de ahí en adelante”. Según el seremi, a este taller estarán invitadas una serie de personalidades nacionales  e internacionales  ya que el objetivo es que sea el lanzamiento del programa que se extenderá hasta el año 2020.

El proyecto de Cambio Climático en el Secano, para el seremi Guajardo es “un bonito y desafiante compromiso que adquirimos, y esperamos estar a la altura de lo que implicará para los más de 10 mil agricultores que se verán directa e indirectamente beneficiados con este fondo” el cual impactará a la pequeña agricultura con el trabajo a través de cosechadores de aguas-lluvia, instalación de cuatro estaciones meteorológicas (Navidad, Pichilemu, Paredones y Pumanque), energías renovables, tecnologías y maquinarias de última generación y, lo que es más importante, centro demostrativos por comuna (ocho en total), que estarán ubicados en los mismos predios de los pequeños agricultores y supervisados por INIA Hidango, en Litueche. Respecto a estas unidades demostrativas, el seremi aseguró que ya están previamente acordados los predios que se utilizarán y que la firma de convenios comenzará a materializarse ahora que los recursos fueron liberados.  “Ahora que están los recursos firmaremos los contratos con los agricultores que ya fueron seleccionados  para que sus predios sean centros demostrativos de este trabajo, a cambio de eso les facilitaremos todo lo que tiene que ver con el trabajo productivo de sus campos. Esperamos que las unidades demostrativas se vean trabajando a partir de marzo del próximo año, con tecnología, cosechadores de agua lluvia,  etcétera”.

Respecto al lugar donde quedará la central de operaciones del proyecto, el seremi explica que están barajando dos lugares: Litueche y Marchigüe. “La central administrativa  del proyecto no queda radicada ni en Santiago, ni Rancagua sino que en el corazón del secano para eso estamos analizando que sea  la unidad de INIA Hidango o la instalación de  un centro operativo en Marchigüe, porque esta comuna permite mayor conectividad con las otras comunas como  Pichilemu, La Estrella ,  Pumanque o Lolol, además la estrategia de desarrollo regional afirma que Marchigüe debe ser el eje del secano, por lo tanto es una decisión que tomaremos prontamente”, sentenció José Guajardo

Sobre el Fondo de Adaptación al Cambio Climático:

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) ha establecido un Fondo especial para desarrollar acciones de adaptación ante los efectos del cambio climático, denominado Fondo de Adaptación, creado por la decisión 10/CP.7, en la 7ª Conferencia de las Partes de la Convención. El Fondo de Adaptación lo han establecido las Partes del Protocolo de Kioto, suscrito y ratificado por Chile y promulgado por el Decreto Supremo N°349, de 2004, del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Los proyectos y programas financiados por este Fondo tienen como finalidad apoyar actividades de adaptación concretas, destinadas a reducir la vulnerabilidad y aumentar la capacidad de adaptación y respuesta a los impactos del cambio climático, incluyendo la variabilidad a niveles nacionales y locales.

 

Top