Templo San Judas Tadeo recibió nuevamente a sus fieles

3

El terremoto acontecido el 27 de febrero de 2010 en la zona centro-sur del país, dejó más de 20 iglesias patrimoniales de la Región de O’Higgins con severos daños estructurales, uno de ellos fue el templo malloíno.

 
Fernando Ávila F.

 
Una festiva jornada vivieron los vecinos de Malloa, junto a autoridades regionales y comunales, al cumplirse dos hitos de gran importancia para ellos. Tras casi seis años, el Templo Parroquial y Santuario San Judas Tadeo, ubicado en pleno centro, reabrió sus puertas y se puso la primera piedra de lo que será el nuevo centro cívico.
El terremoto acontecido el 27 de febrero de 2010 en la zona centro-sur del país, dejó más de 20 iglesias patrimoniales de la Región de O’Higgins con severos daños estructurales. Una de ellas fue la parroquia de Malloa, situación que generó cerrar el inmueble y celebrar los oficios religiosos en una carpa, a metros del siniestrado lugar.
Frente a esta situación, se inició la ejecución de un proyecto financiado por el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), que permitió su restauración. La inversión superó los mil 200 millones de pesos y consideró la consolidación de la estructura de la nave central del templo, la torre, el altar, la sacristía, la capilla del santísimo, el velatorio, sotacoro, bodega, sala de registro histórico, oficina del párroco, secretaría, servicios higiénicos, salas, camarines, paseos de acceso, cocina y comedores. Además, incluyó el equipamiento requerido para el funcionamiento de la iglesia, como bienes muebles, computadores y amplificación.
“Este es un templo patrimonial, uno de los edificios principales y más importantes de esta comuna, reconocido por la comunidad católica y la comunidad en general, quienes están muy contentos por esta reinauguración. Nosotros como gobierno, estamos felices de poder aportar en la reconstrucción, ya que estos templos contienen la historia de la región, la cual puede ser contada a través de ellos”, señaló el Intendente Regional, Pablo Silva Amaya, tras concluir la ceremonia y misa de dedicación al templo.
En tanto, el alcalde de Malloa, Luis Barra, puntualizo que “para mí y la comunidad esto es muy significativo, estamos felices y contentos de que se haya culminado esta obra, solo hay que agradecer a Dios y a toda la gente que nos apoyó. Esto es precioso y realmente motivador para seguir haciendo cosas”.
Pese a que no existe registro escrito de la construcción de esta iglesia, se tiene constancia de que su primer Vicario fue don Pedro de Aránguiz, y que en 1635, don Juan Bautista Camilo entregó–sin mayores formalidades– un pedazo de su estancia para levantar la iglesia en este sitio, con el permiso del donante y la intervención del padre Fray Manuel Pérez.
La devoción a San Judas Tadeo, en tanto, llegó en el año 1887, tras declararse una epidemia de cólera que afectó a los habitantes de Malloa. Desde ese entonces, cada 28 de octubre, este lugar recibe a feligreses de todo el país, que llegan a rezarle al santo.
Tras recibir las llaves de la parroquia de manos del Intendente Regional, el obispo de Rancagua, monseñor Alejandro Goic, expresó “acoger este templo con mucha alegría y gratitud. Damos gracias a la visión del gobierno anterior y al actual, que comprendieron la importancia de estos templos para las comunidades de nuestras zonas, en Cachapoal, Colchagua y Cardenal Caro. Con ayuda de todas las autoridades, hemos podido restaurar y reconstruir la gran mayoría de los templos que fueron dañados por el terremoto”.
Por su parte, el padre Danilo González, párroco del Templo San Judas Tadeo recordó que “estos años tuvimos que ser acobijados en una carpa de emergencia donada por una diócesis de Estados Unidos, soportando el frío y el calor. Le tomamos mucho cariño, pero el pueblo esperaba ver abrir este templo para celebrar nuestra fe”.

Top