Osorio ordena una Misa de Acción de Gracias por su “Triunfo” en Rancagua

3 de Octubre de 1814
Aún ardían los múltiples incendios que destruían lo que quedaba después de la Batalla de Rancagua, el 3 de Octubre de 1814, en un día como hoy. El General español Mariano Osorio ordenó que en la Iglesia de San Francisco fuera oficiada una “Misa de Acción de Gracias” por la victoria obtenida por las fuerzas realistas en la sangrienta Batalla contra los patriotas encabezados por el General Bernardo O’Higgins. La ceremonia religiosa se ofició en medio del duelo por los centenares de muertos de ambos bandos y por los incontables heridos, muchos de ellos en estado agónico en medio del destruido pueblo.
Al mismo tiempo se sepultaban los cadáveres, la mayoría de los cuales fueron simplemente arrojados a una profunda fosa común, a pocos metros de la Cañada Norte de Rancagua, (actual Avenida del Libertador don Bernardo O´Higgins).

Top