O’Higgins trabaja enclaustrado para reencontrarse con su esencia

El equipo rancagüino, que suma cuatro derrotas consecutivas, espera retomar el camino para no seguir alejándose de los primeros lugares.

 
Ricardo Obando

 

Luego de dos caídas consecutivas, O’Higgins trabaja enclaustrado en el Monasterio Celeste. En el conjunto rancagüino, solo por esta semana recibirán a la prensa este miércoles, y solo eso. El resto de las prácticas se desarrollarán a puertas cerradas.
Las caídas ante Audax Italiano y Cobresal, sumadas a otras dos contra Unión Española por Copa Chile, han resaltado una baja de rendimiento considerable en el equipo de Cristián Arán. Sin poder de gol, y febles en la zona defensiva, cada regalía en retaguardia ha significado goles en contra, 10 en total.
Es por ello que, estos días de encierro, servirán para mejorar los aspectos deficitarios, ya que, el siguiente desafío será complejo, muy complejo.
Universidad de Chile será el siguiente escollo, y de visita el domingo 16 de octubre, a las 18.00 horas. Salida al estadio Nacional que trae malos recuerdos, especialmente por lo vivido en la temporada pasada, cuando los azules vapulearon a los celestes goleándolo por 8-1.
Desde aquella ocasión, O’Higgins no la pasó tan mal como ahora. El propio entrenador reconoció antes del viaje a El Salvador que, estos días, son los peores bajo su conducción. Hace mucho tiempo que la escuadra rancagüina no caía en cuatro ocasiones consecutivas, es por ello que, el actual momento, preocupa.

 

 

PODRÍA RECUPERAR A UNO

De cara al siguiente duelo por el campeonato, de los tres lesionados a la última fecha, solo podría recuperar a uno de ellos.
Gastón Lezcano, quien salió contundido en el partido ante Unión Española en Rancagua, se perdió el encuentro frente a Audax Italiano y Cobresal producto del fuerte golpe que sufrió, lo que sin duda afectó a la productividad del equipo en ofensiva. Los días sin fútbol producto de la fecha FIFA donde Chile se medirá contra Ecuador (este jueves) y contra Perú (el próximo martes) serán más que necesarios para que el delantero llegue en condiciones de actuar contra los azules.
Los otros dos, Pablo Calandria y Cristian Insaurralde, seguirán en recuperación y con sus terapias, a raíz de la fractura de peroné y clavícula que los afecta.

Top