Rancagua está de cumpleaños

Rancagua celebra hoy su 270º cumpleaños. En un día como hoy, el 5 de octubre de 1743,nació con el nombre de Villa Santa Cruz de Triana. Así la bautizó su fundador, el Gobernador español don José Antonio Manso de Velasco, futuro Conde de Superunda y futuro Virrey del Perú.

En ese entonces, junto a la nueva villa, en el valle del río Cachapoal, existía un caserío indígena que era conocido como Rancagua, nombre de una planta que abundaba en esta zona. Ese nombre nativo siguió vigente en ese grupo de rucas hasta los albores de la Independencia de Chile. Hasta comienzos del siglo XX se le llamó “Pueblo de Naturales”, ubicado en el sector en que actualmente se levanta la Villa Triana.
El Director Supremo, General don Bernardo O’Higgins, la elevó a la categoría de “ciudad muy leal y nacional, capital del Partido de Rancagua”.
Hoy volvemos al pasado, para recordar al activo Gobernador Manso de Velasco, sembrador también de otras villas, que se convertirían en ciudades que crecieron y se perpetuaron a través de los siglos. Como hermanas de Rancagua, hijas del mismo padre, nacieron las actuales ciudades de San Felipe, Cauquenes, Talca, San Fernando Melipilla, Curicó y Copiapó.
Durante ocho años, don José Antonio dirigió con gran acierto el progreso del colonial Reyno de Chile y por varios años más el Virreynato del Perú. Después de 74 años de intensa vida, regresaba a España para un merecido descanso, cuando sorpresivamente debió participar en la defensa de la ciudad de La Habana, atacada por los ingleses, que estaban en guerra con España y que con fuerzas superiores ocuparon Cuba.
Al regresar a su Patria, el rey de España lo condenó a cien años de destierro, suspensión de todos sus cargos y el pago de perjuicios. Viejo, enfermo, en la miseria y despojado de sus honores, al borde de los 80 años de edad, don José Antonio Manso de Velasco, murió en su Patria ingrata.

Top