Contraloría objeta uso de ciento de millones de pesos por parte de la Corporación Municipal de San Fernando

El ente fiscalizador realizó una auditoría al destino millonarios fondos por convenios con el Ministerio de Educación y el Servicio de Salud O’Higgins. Contraloría ordenó instruir procesos disciplinarios a funcionarios de ambos organismos de Gobierno, y no descartó recurrir a la Fiscalía y el Consejo de Defensa del Estado si el municipio sanfernandino no aclara el destino de cientos de millones de pesos.

 

 

IRENE PADILLA

 
Las cosas no estaban bien en la Corporación Municipal de San Fernando. Bien lo sabían los dirigentes de funcionarios de la salud primaria quienes en febrero de este año denunciaron a El Rancagüino que importantes convenios con el Servicio de Salud para el financiamiento de exámenes médicos no se estaban cumpliendo. Y bien lo sabían los alumnos de la comuna, como los estudiantes del Instituto Comercial Alberto Valenzuela Llanos, quienes se tomaron su establecimiento exigiendo recibir sillas y pupitres dignos cuando la Cormun había recibido más de 800 millones de pesos del Mineduc, entre otras cosas, para ese fin.
En este contexto el pasado viernes 16 de septiembre se hizo pública una auditoría solicitada por la diputada Alejandra Sepúlveda donde se revisaron de manera acuciosa los gastos de recursos en la Cormusaf relacionados con dos programas de Gobierno. En primer lugar los dineros pertenecientes al Fondo de Ayuda a la Educación Pública, FAE de los últimos dos años, un programa del Ministerio de Educación.
Y en un segundo capítulo, el organismo fiscalizador investigó un convenio entre la Cormusaf y el Servicio de Salud O’Higgins, firmado en 2015 que buscaba un mejoramiento de la salud primaria a través de una inyección de recursos especiales destinados a programas de exámenes de Imagenologia, Programas de Garantías GES de Odontología y Programas de Resolutividad en la Atención Primaria.
FONDO DE AYUDA PARA LA EDUCACION PÚBLICA
En cuanto al Fondo de Ayuda para la Educación Pública, FAEP, la Contraloría detectó una serie de falencias. Partiendo porque la Cormusaf no tenía una cuenta corriente bancaria dedicada única y exclusivamente a estos recursos como lo exige la normativa. Al mismo tiempo se detectó que millonarios recursos de los años 2014 y 2015 fueron destinados a otros fines que no eran los suscritos en el convenio como el pago honorarios a un estudio jurídico que representó a la Cormun en una demanda por imposiciones (2 millones 875 mil pesos); el pago de cuentas de luz correspondientes a los establecimientos educacionales municipales (11 millones 880 mil pesos); y el uso de los recursos para la remodelación de dos establecimientos educacionales (66 millones), entre otras faltas. Es más, muchos de estos gastos aun no cuentan con la documentación que acredite el uso correcto de los dineros.
Pero uno de los resultados más llamativos descubiertos por la Contraloria es la existencia a abril de este año de más de 504 millones de pesos de fondos FAEP que a la fecha la Cormusaf no habría declarado. Según el organismo contralor, de no entregarse el respectivo informe del destino de estos fondos, se recurrirá al Ministerio Público por la eventual comisión de algún delito.
El documento asegura que de manera constante la Corporación Municipal no presentaba documentos como boletas, informes y facturas con los cuales debían ser respaldados los gastos de estos montos fiscales.
Finalmente, todos estos antecedentes hicieron que Contraloría exigiera a la Cormusaf en un plazo de 60 días (noviembre próximo) aclarar el destino de los recursos objetados, el informe de la Contraloría señala que de no responder los antecedentes serán enviados al Consejo de Defensa del Estado y al mismo tiempo solicitó a la Seremi de Educación instruir procesos disciplinarios a aquellos funcionarios de la Secretaria Regional Ministerial que estuvieran implicados en estos hechos.

 

 

EXÁMENES MÉDICOS PERDIDOS
“Estamos investigando qué pasa con los recursos que vienen del sistema central para comprar exámenes de mayor costo como mamografías, que son financiados por el Servicio de Salud el cual manda los recursos para que la municipalidad los pague. El año pasado, a mí me parece que se hizo sólo un cuarto de lo financiado, y me sorprendió mucho esta situación”. Estas declaraciones pertenecen a Juan Carlos Astete, funcionario del área Salud de la Corporación Municipal sanfernandina, quien enero de este año denunció a El Rancaguino la pérdida de cientos de exámenes costeados por el Servicio de Salud con los cuales casi no se había beneficiado a ningún paciente.
Hoy, el informe de Contraloría que confirma las sospechas de los funcionarios de la salud municipal.
La historia comenzó en 2015 cuando la Corporación Municipal de San Fernando firmó un convenio de mejoras de la atención primaria a través del cual con recursos directos entregados por el Servicio de Salud, se costearían determinados gastos relacionados con el Programa de Imágenes Diagnosticas en Atención Primaria, Programa GES Odontológico y Programa de Resolutividad de Atención Primaria.
De acuerdo a la Carta Gantt suscrita por ambos organismos, la entrega de los recursos se haría en cuotas, siempre y cuando San Fernando fuese cumpliendo con las metas. Sin embargo, la Cormun nunca las logró, pero si recibió los dineros a cabalidad.
Por ejemplo, en cuanto a exámenes de imagenologia, el Servicio de Salud financió un total de 1.280 mamografías para mujeres en edad de riesgo de contraer cáncer. Solo 288 se realizaron, cumpliendo solo un 22,5% de las metas.
En el caso de las Garantias GES Odontológicas, el Servicio de Salud financió 956 atenciones para niños y niñas de 6 años. De ellas solo 439 se realizaron a diciembre de 2015, fecha tope para el gasto de los recursos. Y en la glosa Resolutividad de Atención Primaria aún existen 20 millones que no se sabe su paradero. Al mismo tiempo la Contraloría detectó inversiones millonarias en items que no tenían relación con el convenio, como el pago de honorarios de sueldo de una dentista, por más de tres millones de pesos.
La Contraloría ordenó a la Cormusaf en un plazo de 60 días, rendir los gastos con documentación de respaldo correspondiente, así como devolver de manera íntegra al Servicio de Salud todos los recursos que no hayan sido utilizados en los fines que estipulaba el convenio. A su vez, solicitó al Servicio de Salud instruir medidas disciplinarias para establecer la responsabilidad de aquellos funcionarios que estuvieran implicados en el caso, tal y como sucedió con la Seremi de Educación. Consultado el Servicio de Salud O’Higgins respecto a este tema respondió que “tal como dispuso la Contraloría, se están ejecutando las acciones y procesos administrativos correspondientes, que se encuentran dentro de los plazos estipulados por la misma entidad”.

 
CORMUSAF: “ No hay un solo peso defraudado”

 

 

A través de un comunicado, la Corporación municipal de San Fernando respondió al informe publicado por la Contraloría. Según este organismo: “El Informe de la Contraloría General de la República, da cuenta única y exclusivamente de temas administrativos. En ese sentido, nos dieron plazos para responder, lo que se hizo acorde a lo estipulado por ambas partes. No hay un solo peso defraudado. Lo único que se informa, es que un tema podría ser constitutivo de un ilícito, ¿cuál es? Uso de aplicación diferente. La Contraloría General de la República nos evalúa constantemente sin reparos, simplemente nos ha hecho la observación”, aseguran a través del citado documento.
Respecto a los problemas económicos constantes que presenta la Cormun sanfernandina explica: “ El origen de esto es una Corporación Municipal quebrada, sin contabilidad, decenas de millones adeudados por cotizaciones previsionales atrasadas y hasta sueldos de profesionales. Hoy eso no existe, gracias a esta Administración Municipal ”.
Finalmente la Corporación asegura que aclarará todas objeciones de gastos detallados por el informe del Contralor de O’Higgins, y que esta investigación no es más que una jugada política de la diputada Alejandra Sepúlveda: “ Estamos pidiendo un reconsideración al Contralor General para la otra semana y tenemos la certeza que confirmará nuestro criterio. Es evidente y así se lo estamos haciendo saber al Contralor General de la República, que la única razón para emitir esta denuncia parlamentaria, es un tema netamente electoral, por encontrarnos en un período de campaña política”.
Seremi de Educación Hernán Castro:
La municipalidad tendrá que devolver los recursos mal utilizados
Hernán Castro, seremi de Educación explicó que el Informe de Contraloria que analiza el destino de más de 2.800 millones de fondos FAEP de esa cartera ministerial es muy preocupante. Castro asegura que asumirá hasta el último punto de lo exigido por la Contraloría:“Vamos a instruir una investigación como corresponde. Yo no puedo responder por lo que pasó, llevo sólo tres meses en el cargo, lo que si tengo claro es que tomé medidas desde que llegué para corregir todos el proceso FAEP y especialmente con San Fernando. Entre esas medidas esta que todas las rendiciones de cuentas tienen que hacerse de acuerdo a lo que el convenio establece y si tengo que establecer devoluciones y poner término al convenio, lo voy a hacer”.
Respecto a los millonarios fondos que no fueron usados en las finalidades pertinentes, Castro es enfático: La municipalidad de San Fernando deberá devolver el dinero.
“Si hay platas que tengan que reintegrar en San Fernando lo van a tener que hacer y será el municipio el traspase a la corporación para que esta reintegre, sino el alcalde se va a ver envuelto en un tema, y el Mineduc debería detener la entrega de recursos”.
El seremi de Educación agrega que ha sostenido reuniones con los representantes de la Cormun sanfernandina, quienes han detallado la serie de deudas con que quedó el organismo tras la administración de Juan Paulo Molina. Sin embargo, el secretario regional ministerial afirma que San Fernando no ha cumplido con el mínimo de gestión que pedía el Gobierno para ayudarlos: “Uno podría pensar que los fondos FAEP son una buena cantidad de recursos, sin embargo es tan grande la deuda sanfernandina que si sumamos el FAEP 2014-2016 llega a los 2.800 millones pero la deuda de la Cormun, por la información que manejo asciende a 11 mil millones”. Respecto al estado en que quedará la educación municipal de San Fernando, a solo años que se desmunicipalicen los colegios, Castro explica “no se puede desmunicipalizar con deuda, lo que si tengo claro es que la municipalidad debe hacer un esfuerzo claro por zanjar la deuda con gestión, y ver en ese sentido la experiencia de otras municipalidades como Valparaíso”

Related posts

Top