Trekking Rancagua

Cada vez son más las personas que de vez en cuando, agarran su bicicleta y se marchan fuera de la ciudad en busca de un escenario más natural, sin tanto cemento, ruido, ni vehículo, para disfrutar de diversas tonalidades de verde, flores y serenatas de pájaros e insectos, aromas puros y vertientes de aguas, cascadas o ríos. Yo soy uno de ellos, de hecho. Afortunadamente vivo cerca de una de las zonas limítrofes entre Rancagua y cerros o lugares naturales poco intervenidos.
Recordando rutas conocidas hace 20 años, me sumerjo en la carretera del ácido, en el camino a coya o a las termas, y ahí con la velocidad precisa que surge del pedaleo constante, disfruto de hermosos paisajes, con harta vegetación y cordilleras nevadas.
En el camino, es fácil toparse con otros que hacen el mismo ejercicio de dejar el estrés entre los cerros, ya sea en bicicleta o a trote. Ahí queda al descubierto la imperiosa necesidad de escaparse de pronto y hacer una pausa, por más mínima que sea, para volver a conectarse con aquello que nos conforma.
En el 2010, Sebastián Loayza dejó la escuela de oficiales por una lesión en la rodilla, y con los conocimientos adquiridos de orientación y de trabajo en equipo, decidió generar una instancia que satisficiera una necesidad que hasta entonces le parecía no estar cubierta en la región. Se percató que había mucha gente que con el deseo de salir, conocer otros lugares, se internaban en caminos poco recurridos, y que por falta de información, terminaban perdidos y frustrados.
Así surge la idea de crear la agrupación Trekking Rancagua, para ofrecer un servicio de turismo innovador que permita a esa gente, llegar a lugares maravillosos, cercanos y a un costo totalmente accesible. Desde entonces, personas de 9 a 50 años, se reúnen todos los días domingos en un lugar céntrico de la ciudad para partir en caravana hacia una de las 18 rutas regionales ya establecidas y comprobadas, que surgieron preguntando a conocidos, amigos y lugareños. Así se encontraron con lugares que no tienen nada que envidiarle a los monumentos naturales reconocidos en el país y a pocos kilómetros de la ciudad. Además, una vez al mes, recorren una de las 6 rutas no regionales, correspondientes a la región metropolitana y del Maule.
Para Sebastián la agrupación ha crecido y evolucionado mucho con los años. En un principio el enfoque era otro, se enseñaba orientación y hasta primeros auxilios. Esto, hasta que se percataron que la gente más que aprender buscaba desconectarse, disfrutar, volver a la esencia, al compartir con el otro, a lo natural, disfrutar con las cosas sencillas, lo que es ya un boom, quizás, la moda más positiva y beneficiosa para el ser humano desde que comenzó a centrarse en lo masivo. Solo algunas dinámicas, de saludarse, aprenderse los nombres, hechas con el fin de generar vínculos entre los participantes, intervienen en ese caminar tranquilo en busca de cascadas, cuencas, lagunas entre cerros y cordilleras.
Actualmente trabajan también con empresas, mejorando el clima laboral; colegios, donde tratan diversos temas como el bullyng y las relaciones interpersonales, y organizaciones varias.
¿Dónde, cuándo, cómo? Puede encontrar más información escribiendo al mail trekking.rancagua@hotmail.com o en la fan page de Facebook Trekking Rancagua.

 

PaViTo, Escritor
Representante Legal y Editor de Primeros Pasos Ediciones
Conductor y Productor Televisivo, Programa de TV Creadores.

Top