EDITORIAL: Se elegirá intendente siempre que …

2

Con  más votos de los que se pensaba en la previa, el Senado aprobó la elección popular de Intendentes, los que desde ahora se llamaran Gobernadores Regionales.

Y no fue un debate fácil, y tampoco fue aprobado 100% el proyecto impulsado por La Moneda, los senadores impusieron una clausula transitoria que deja amarrada la elección a la aprobación de otras normas. “Las modificaciones introducidas en los artículos 11, 112 y 116 entrarán en vigencia una vez publicada la ley orgánica constitucional que fije las atribuciones entregadas a los nuevos gobernadores regionales”, dice el texto aprobado.
Otra cosa que llamó poderosamente la atención durante el debate ayer, fue que prácticamente ningún parlamentario en sus intervenciones dijo estar de acuerdo con el proyecto, o que la propuesta de La Moneda fuese buena. La mayoría se decantó por aprobar para iniciar un camino sin retorno al mismo tiempo que se mostraron esperanzados de al momento de discutir la ley de traspasos de competencias se pueda mejorar la actual situación, pero el amarre introducido hace que algunos sospechen que finalmente la elección de intendentes no se realizará en 2017, ya que dado lo complejo que se avizora el debate en torno a las atribuciones se corre el peligro de que esta ley no sea aprobada en los plazos necesarios para materializar la elección el próximo año. Tomando en cuenta ese cierto peligro, no estamos en desacuerdo con este artículo transitorio, porque de no existir se corría el riesgo de elegir autoridades sin sustento practico, sin poder proponer un programa ya que no tendrían la autoridad para realizarlo.
El amarre pone una fuerte presión a la eficiencia legislativa que ojala no se transforme en un discutir a última hora unas atribuciones que no dejen contentos a nadie con la soga al cuello de no aprobarse un mal proyecto no se realizaran las elecciones, tanto quienes se postularan al cargo como los votantes merecemos saber porque votaremos, que se puede o no realizar en el puesto y como influir en mejorar la vida de nuestras regiones, sería una falta de respeto hacia los votantes pedirles que elijan una autoridad en la práctica con pocas atribuciones concretas.
Con todo a la elección de intendente le queda un largo camino legislativo, la reforma constitucional aprobada debe pasar por la cámara de diputados y seguramente retornar al senado en una comisión mixta, además se deben aprobar dos leyes orgánicas constitucionales complementarias, sobre las competencias de las futuras autoridades, donde se definen aspectos operativos y otra de responsabilidad fiscal. Y no quedan más de 7 meses para la discusión, tiempo que parece ser suficiente pero que en realidad no es tan amplio, tomando en cuenta de que el congreso entra en este momento de cabeza en la discusión presupuestaria y que en febrero no se legisla, por lo que no es mucho el tiempo disponible para lograr materializar en 2017 la ansiada elección de Intendentes.

 

 
Luis Fernando González
Sub Director

Top