Héctor Gonzalez Valenzuela recibe Medalla Fundación de Rancagua

Junto a  Jorge Nawrath y al Liceo de Niñas de Rancagua

 

 

Ximena Mella Urra
Fotos: Marco Lara

 

Como un reconocimiento invaluable al desarrollo de la ciudad de Rancagua, el municipio local entregó como cada año la Medalla Fundación de Rancagua a instituciones, organismos o ciudadanos destacados en la ciudad por servicios distinguidos, en reconocimiento a sus respectivas actividades que han materializado valores de alta estima en la comunidad.
En esta oportunidad fue distinguido el presidente del directorio de Diario El Rancagüino, don Héctor González Valenzuela, el abogado y escritor Jorge Nawrath Cordero y el Liceo de Niñas de Rancagua. En la sesión del pasado 22 de septiembre, el honorable consejo municipal aprobó por unanimidad de sus miembros asistentes entregar estas tres condecoraciones.
El primero en recibir su medalla y su diploma alusivo fue don Héctor González Valenzuela, quien a sus 96 años es un destacado hijo ilustre de Rancagua que en 1938 comenzó a ejercer el Periodismo. Por media década ejerció el cargo de director de Diario El Rancagüino el cual dejó el 2005. Durante su vida escribió libros los cuales fueron premiados desde 1943, sobre todo por su libro “Rancagua en la Historia”.
Sobre el escenario recibió la distinción en segundo lugar el señor Jorge Nawrath Cordero, un chileno que nación en 1935 en Traiguén y que en 1979 llegó a Rancagua para quedarse. Fue Contralor Regional, abogado integrante de la Corte de Apelaciones de Rancagua, Fiscal regional de la Ley antimonopolios, Conservador de Bienes Raíces de Rengo, y presidente de la Corporación Cultural de Rancagua, entre otros. También es escritor y cuenta con diversas obras publicadas, ya sea cuentos, novelas u otros, que han sido premiadas. “Me siento incorporado a la memoria de esta ciudad por lo que agradezco este regalo mágico”, dijo el homenajeado a los cientos de invitados que llegaron hasta el teatro.
Por último el querido Liceo de Niñas de Rancagua, que nació un 28 de agosto de 1906, recibió su medalla Fundación de Rancagua en manos de su director, Mauricio Aguerrebere, quien agradeció al honorable consejo municipal. “Tenemos 110 años de historia y hoy somos un liceo emblemático que nació con la idea de abrir un espacio educacional que promoviera a la mujer. En su larga vida a entregado múltiples aportes a la comunidad”.
Los estímulos fueron entregados por el municipio en una ceremonia oficial realizada este miércoles en el Teatro Regional de Rancagua, ocasión en que celebraron sus 273 años de vida como ciudad. Y para dar el broche de oro en la noche de gala se presentó la Orquesta Sinfónica Juvenil e infantil de Rancagua y el Coro de Cámara de Rancagua.

 

 

 

Top