En la Región de O’Higgins: Consejos Comunales de Seguridad Ciudadana buscan ser una herramienta contra la delincuencia

ccsp-san-fernando-1
  • Rancagua y San Fernando cuentan con recursos para implementar estos Consejos, comunas como Las Cabras están en etapa de diagnóstico a la espera de poder contar con dineros para implementar acciones concretas contra la delincuencia.

Fernando Ávila Figueroa

Los Consejos Comunales de Seguridad Pública fueron creados, en primera instancia en el marco del programa Comuna Segura (2001 – 2006), posteriormente incorporado en la estrategia Chile Seguro (2006 – 2010), fomentando la participación y gestión de estrategias de seguridad.

Actualmente, la Subsecretaría de Prevención del Delito creó el programa Plan Comunal de Seguridad Pública como uno de los lineamientos estratégicos del Plan Nacional de Seguridad Pública y Prevención de la Violencia y el Delito “Seguridad para Todos”. De manera complementaria a ésta estrategia se busca establecer la existencia del Consejo Comunal de Seguridad Pública en la Ley Orgánica de Municipalidades mediante una norma que define objetivos, orgánica y funciones.

El Plan Comunal de Seguridad Pública es una respuesta programática compleja, no estandarizada, que prioriza el nivel local y un abordaje participativo, a partir de la puesta en marcha de procesos locales de análisis, planificación y ejecución de acuerdo a las necesidades de cada comuna.

Además, el programa contempla una propuesta trianual focalizada en las 74 comunas que concentran el 82% de las denuncias por delitos y más del 72% de la población del país, y su implementación se concretará mediante la firma de convenios entre el Ministerio del Interior y Seguridad Pública y el Municipio.

En la Región de O’Higgins las comunas de San Fernando y Rancagua entran de manera directa al Plan Comunal de Seguridad, con inversiones de $771.600.000 (en cada una)  para implementar un plan de seguridad en la comuna, en base al diagnóstico y necesidades detectadas en la comunidad.

En el caso de Rancagua, este programa se complementa con la incorporación del programa Cascos Históricos y Centros Cívicos que se orienta a fortalecer las facultades de los municipios y de los gestores locales para planear y conducir procesos de recuperación integral de estos espacios emblemáticos de las capitales regionales, caracterizados por una alta afluencia de público y la concentración de comercio, servicios y transporte público. En 2015, el Centro de Rancagua se integró a este programa, con una inversión total por 3 años de $270.000.000, distribuida en $90.000.000 cada año.

MODIFICACIÓN A LEY DE MUNICIPALIDADES

En las comunas que quedan fuera de la transferencia directa de recursos por parte de la Subsecretaria de Prevención del Delito, se ha propuesto potenciar la constitución de los Consejos Comunales de Seguridad Pública como una instancia de planificación y control de gestión, respecto de todas las iniciativas que se desarrollen en la comuna en materias de prevención del delito, reinserción social, control y/o persecución penal del delito.

Según se estipula en el Proyecto de Ley que modificaría la Ley Orgánica de Municipalidades, ya en el Tribunal Constitucional, en cada Municipalidad existirá un Consejo Comunal de Seguridad Ciudadana presidido por el alcalde y será un órgano consultivo encargado de recibir, ordenar y analizar los antecedentes, estadísticas y toda clase de información relativa a la seguridad pública comunal. Tendrá como objetivo principal colaborar con el Alcalde en la elaboración del plan comunal de seguridad ciudadana.

Dicho Consejo funcionará periódicamente como el dispositivo central para la formulación del Plan Comunal y como una herramienta de encuentro entre la comunidad y las instituciones a nivel local que promuevan el control de gestión, plazos, indicadores y objetivos compartidos.

Los Consejos Comunales materializan el enfoque de coproducción de la seguridad y relevan la necesidad de coordinar las acciones de los distintos agentes con capacidad de influir en la prevención de la violencia y el delito, desde las policías y el Ministerio Público a organizaciones comunitarias y empresariales de la comuna.

El Alcalde es el presidente del consejo, labor indelegable, y será quien convocará a sesión ordinaria como mínimo una vez al mes y, en forma extraordinaria cada vez que lo estime necesario. Será la Secretaría Municipal quien actuará como Ministro de Fe de este consejo. Por otra parte, el quórum para sesionar será la mayoría simple de los miembros en ejercicio

Los Consejos Comunales son un espacio de trabajo intersectorial que permite articular la oferta pública disponible en materia de prevención y enfocarla a las prioridades establecidas por el mismo Consejo. Se espera potenciar los recursos existentes en cada comuna y que la política local de seguridad no dependa exclusivamente del financiamiento de proyectos en el que compiten organizaciones e instituciones de distinta naturaleza.

Como una estrategia de trabajo en seguridad en la Región, desde 2014 se ha priorizado la constitución de Consejos Comunales de Seguridad, vinculándolos a la labor que en prevención de drogas se está realizando en gran parte de las comunas.

A la fecha, en la provincia de Cachapoal se han constituido consejos en 14 de los 17 municipios, esperando constituir los restantes antes de octubre de este año (Coinco, Olivar, Coltauco). Mientras en la provincia de Colchagua funcionan los consejos comunales de San Fernando, Nancagua, Santa Cruz, Placilla y Peralillo.

Para el Coordinador Regional de Seguridad Pública, Germán Muñoz Castillo,  “tanto el Plan Comunal como los Consejos Comunales ponen énfasis en la gobernanza local, comprendiendo que la delincuencia es una fenómeno heterogéneo. A través de estas instancias se pueden generar respuestas focalizadas a las problemáticas que la misma comunidad expone, invitando a todos los actores locales a trabajar de manera mancomunada para mejorar las condiciones de seguridad y la calidad de vida”.

“Dentro de las próximas semanas esperamos sea publicada la modificación a la Ley Orgánica de Municipalidades que establecerá la obligatoriedad de contar con Consejos Comunales de Seguridad. Esto es una gran noticia para todos los vecinos, que pueden encontrar en este espacio un lugar donde plantear sus problemáticas en seguridad y coordinar soluciones. Hasta ahora, la decisión de constituir los Consejos Comunales de Seguridad ha dependido de la voluntad de los municipios, pero principalmente de la visión que ellos tengan con respecto al trabajo en esta materia. Son los municipios quienes reciben en primera instancia las solicitudes de sus vecinos en materia de seguridad y es muy necesario que puedan contar con una instancia de trabajo en la que puedan coordinar soluciones. La instancia llamada para aquello son los Consejos Comunales de Seguridad”, dijo Muñoz.

Germán Muñoz añadió que han “recibido un gran apoyo de las Gobernaciones, con quienes estamos trabajando para constituir la mayor cantidad de consejos posibles. Queremos mostrar que nuestras comunas están interesadas en trabajar en la materia sin necesidad de que haya una Ley que los obligue”.

 

LA REALIDAD DE LAS COMUNAS

En conversación con la Coordinadora del Plan Comunal de Seguridad Publica de la comuna de San Fernando, Macarena Torres Sánchez, dio a conocer que  tienen un convenio por tres años con la Subsecretaría de Prevención del Delito, donde recibieron cerca de 770 millones de pesos para ejecutar proyectos de seguridad pública, del orden sicosocial y situacional.

En la comuna ya se instauraron los Consejos Comunales, los que sesionan una vez al mes, donde según Torres cuentan con una muy buena asistencia de organismos como el Tribunal de Familia, Fiscalía, OPD, Juzgado de Policía Local, Senda, Consultorios Municipales, las policías, entre otros, donde se adquieren compromisos que se van ejecutando.

Es así como los días lunes se sale a terreno en distintos barrios con problemas de seguridad pública, donde se desarrollan intervenciones y diálogos ciudadanos, incluso asisten fiscales, quienes aclaran dudas, entre ellas, el cómo funciona el sistema, ya que sólo conocen el tema de realizar una denuncia.

Para Macarena Torres en la mayoría de los barrios existe desconocimiento de cómo opera el sistema judicial, ya que las personas sólo se quedan con hacer la denuncia, unido al miedo y desconfianza  que existe al denunciar, por lo que el trabajo apunta a informar y a generar confianzas para realizar este tipo de trámites, capacitando a dirigentes para que trasmitan lo aprendido a sus vecinos.

Este tema es fundamental para poder generar proyectos, debido a que se trabaja con la estadística de las policías, y si no existen denuncias, no se pueden focalizar proyectos en los barrios.

Por su parte, en la comuna de Las Cabras se está en la etapa de diagnóstico. Así lo dio a conocer el Encargado Comunal de Seguridad Pública del municpio de esta comuna, Carlos Bustamante,  quien sostuvo que aún los Consejos Comunales de Seguridad Pública nos los rigen por ser una comuna con menos de 60 mil habitantes.

Es por ello que se encuentran trabajando en la etapa de recopilar la información comunal, con el fin de tener a fines de este año los lugares y espacios públicos donde la comunidad pueda ser vulnerable a algún tipo de delito, esto con miras al año 2017.

Carlos Bustamante adujo que la realidad sobre los delitos en la comuna son totalmente diferentes a lo que pueda pasar en sectores como Rancagua o San Fernando, citando como ejemplo que en los últimos meses han tenido problemas con el delito de abigeato, lo que origina más fiscalización de carabineros con quienes tienen animales.

Es así como el tipo de delitos como robo con violencia, robos con intimidación o hurtos no son frecuentes en la comuna, pero si destacan delitos en casas del sector del Lago Rapel, donde muchas veces quedan solas, y sin las medidas de seguridad adecuadas.

Por lo general donde existen espacios públicos con poca luminosidad se producen hechos como el consumo de alcohol y microtráfico de drogas, por lo que el objetivo es trabajar estos temas con las juntas de vecinos e intervenir estos lugares con mayor iluminación.

Bustamante cree que Las Cabras al ser una zona turística, la cantidad de población flotante aumenta de manera considerable, sumado a la gente que llega a trabajar en la zona agrícola. Es por ello que considera que lo ideal sería poder contar con mayores recursos desde el Gobierno para trabajar temas relacionados con la seguridad.

Si bien el 2015 se trabajó con Carabineros y se implementó una guardia las 24 horas en el sector de Santa Inés, donde existe una planta de producción agrícola lo que genera una población flotante de 5 mil personas, cree que no es suficiente, ya que además citó como ejemplo que Carabineros de El Manzano tiene una capacidad de por lo menos 10 a 15 minutos.

Considera que con más recursos podrían generar mejores lazos de confianza con la comunidad, que los identifiquen, y que cuenten sus problemas, todo con la ayuda de las policías.

 

 

 

Related posts

Top