Problemas musculares llenan de dudas a O’Higgins

Las lesiones siguen siendo un karma para el equipo de Cristián Arán. Ahora, Raúl Osorio estaría casi fuera, sumándose a una larga nómina de bajas.

 
Ricardo Obando

 

 

Las lesiones siguen siendo un karma para O’Higgins, hechos que lo han mermado en este semestre. A días del partido del domingo entre la U y los celestes, en la escuadra de Cristián Arán hay problemas para establecer un equipo titular, justamente por este tipo de complicaciones físicas.
Las afecciones musculares de esta semana, dejan colgando al defensor Raúl Osorio, quien podría quedar al margen de la convocatoria. En cambio, otro que estaba en duda, como lo es Brian Torrealba, confirmó que está para jugar, lo que, afortunadamente es un problema menos para el entrenador, ya que el canterano se ha consolidado en la zaga del cuadro rancagüino.
Sobre el tema, Arán apuntó que “Torrealba volvió lesionado de la Selección (sub-20), y no lo digo como crítica ya que los jugadores se lesionan en la Selección, en su club, en un partido, en un entrenamiento. No está desgarrado y está haciendo un trabajo diferenciado”. En tanto, sobre Osorio, expuso que “no trabajó porque tiene un problema muscular del entrenamiento de ayer (miércoles)”.
A su vez, sobre la participación de ambos el domingo, el estratega aseguró que “en principio, Torrealba tiene más chances que Osorio (de estar ante la U)”.
Ahora, hay una duda más, basada en el el dibujo del medio terreno de creación y de la ofensiva. Fue el propio entrenador quien ayer dejó entrever que existe la opción de ver en cancha a Marco Medel y Leando Sosa, uno como el “10” y el otro como un puntal de ataque, o como algunos le llaman, de “9 mentiroso”. En ese sentido, el DT expuso que “en ese puesto (10) nosotros tratamos de evaluar los momentos, las circunstancias, las características de algún rival, para ver a quien usamos o a quien no”.

 

 

UN PARTIDO IDEAL

La visita de O’Higgins al estadio Nacional, piensan en el conjunto celeste, es la instancia ideal para salir del mal momento futbolístico que están viviendo, con cuatro derrotas consecutivas, dos de ellas por el actual certamen de Apertura.
En ese sentido, Cristián Arán apuntó que el duelo ante los azules “es una de las mejores instancias para que el equipo se pueda recuperar, y eso está vinculado a la trascendencia que tiene enfrentar a un equipo grande”.
Es así que, el DT, destacó que “nosotros necesitamos del triunfo ahora porque el equipo no viene bien”, y, de paso, calificó el encuentro como “un partido con dos equipos con muchas urgencias, con dos equipos que tienen la obligación de pelear, que tienen material para hacerlo y que tienen la urgencia del resultado”.
Junto con ello, el oriundo de Casilda manifestó que, por la forma de jugar de los rivales, “probablemente veamos un partido con mucha intensidad, con muchas ganas de ganar y con muchos errores, quizás por esa intensión, por esa urgencia, y por esas necesidades que tienen ambos”.
Es más, Arán recalcó que para salir del pozo, necesitan de la victoria, porque con el jugar bien, dijo, no alcanza.
Ahora bien, en su primera presentación como entrenador de O’Higgins frente a la U, en el torneo pasado, el resultado les dolió a todos, especialmente al estratega. Y, si considera lo que viene como una revancha, Arán dijo que “si sería una revancha personal mía, sería asumir un protagonismo que no tengo. Creo que el resultado (1-8) nos ha marcado como grupo, probablemente para mi que conduzco para toda la vida”.

 

 

PALMO A PALMO

Las realidades azules y celestes son muy similares. El conjunto que dirige el sanvicentano Víctor Hugo Castañeda, suma 10 puntos, y llega al duelo tras perder el clásico contra Colo-Colo. O’Higgins, tiene 12 unidades, y hace dos jornadas que no gana. Es decir, el presente de ambos no es bueno.
De esta manera, un triunfo puede significar mucho. Por ejemplo, en el caso del Capo de Provincia, tres puntos más a la cuenta lo podrían dejar como líder o muy cerca de este, y si pierde podría cerrar la fecha en el décimo puesto. Sobre el caso, Arán destacó que “evidentemente, lo hablábamos un par de semanas atrás, es un campeonato muy parejo. Indudablemente los puntos que nosotros perdimos los íbamos a sufrir, porque el equipo aún sin jugar bien en los últimos dos partidos pudo haber cosechado puntos tranquilamente. La competencia es muy pareja, hay muy poco margen”.
Es por eso que, destacó, la similitud de realidades “nos ubica en el mismo plano, lo que en un punto, aunque suene soberbio, nos enorgullece llegar a un partido en el que nosotros tenemos la misma presión y la misma urgencia que un equipo como la U, habla de que alguna cosa hemos hecho bien dentro del año”.

Top