Malestar en pacientes de Hospital regional por demora en atención

4farmacia

 Un porcentaje de funcionarios de ese centro asistencial adhirió al paro a que convocó la ANEF.

 
Flor Vásquez
Fotos: Héctor Vargas

 
Gran molestia se observó ayer entre muchos de los pacientes que acudieron al Hospital Regional a pedir una hora médica, realizarse un examen, control médico o en busca de un medicamento. Y es que si habitualmente la atención no es expedita, ayer y el jueves el problema fue mucho mayor, ya que había menor cantidad de personal trabajando, a causa de la adhesión al paro nacional de 48 horas a que convocó la ANEF.
Entre las personas que esperaban ser atendidos en el sector de recaudación, algunas se mostraron francamente enojadas y pedían la presencia de las autoridades de salud y de los parlamentarios. Indicaron que debían esperar horas para un simple timbre, lo que dijeron ocurría de manera habitual y no solo a raíz del paro de la Fenats. Afirmaron que no estaban recibiendo una atención digna y se preguntaron por qué la administración del hospital no elaboraba un sistema que permita una atención expedita.
En el sector de la farmacia, las personas debieron esperar más de una hora para entregar su receta y después otra hora para recibir el medicamento. Algunos de los usuarios eran adultos mayores, con patología crónicas y problemas para aguardar de pie en la fila.
Asimismo, a causa del paro ayer se realizaron solo cirugías de urgencia; suspendiéndose las intervenciones programadas.
La presidenta de la Fenats Hospital Regional, Olga Jiménez, señaló que en ese centro asistencial aproximadamente unos 300 funcionarios adhirieron al paro. Agregó que se dejó “turnos éticos en los servicios críticos, mientras que en el resto de los servicios está trabajando gente de compra de servicios y personal de enfermería”.
La dirigenta pidió la comprensión de los usuarios, señalando que los funcionarios del hospital tienen sueldos bajos y están luchando por mejorarlos.

 

MEDIDAS ADOPTADAS
En tanto, a través de un comunicado la administración del Hospital Regional señaló que tomó una serie de medidas para disminuir el impacto del paro de un porcentaje de sus funcionarios.
Indicó que “el paro de Fenats Base Rancagua de los días 20 y 21 de octubre se enmarca en la movilización a nivel nacional convocada por la Anef y que tiene relación con la negociación del reajuste salarial del sector público. En ningún caso obedece a demandas asociadas a la actual administración del establecimiento”.
Agregó que el hospital desplegó todas las coordinaciones y estrategias pertinentes, con el objetivo de impactar en el menor grado posible el normal funcionamiento de sus servicios clínicos y administrativos. Entre dichas acciones mencionó el reagendamiento de cirugías, procedimientos y horas de atención, así como el desarrollo de turnos éticos apoyados por el gremio.
Afirmó que Servicios críticos como Unidad de Emergencia, Consultorio de Especialidades, Hospitalización, Unidad de Paciente Crítico, Farmacia y unidades asociadas a toma de muestras, entre otras, se mantuvieron en funcionamiento. Puntualizó que Pabellón disminuyó su actividad electiva (cirugías programadas).
Finalmente, señaló que “el centro asistencial agradece la comprensión de sus usuarios, si la coyuntura anteriormente descrita se tradujo en mayores tiempos de respuesta en la entrega de medicamentos o ejecución de procedimientos, así como también refuerza el compromiso con la salud pública de la institución y de los funcionarios que la conforman”.

Top