40 años del club Clodomiro Barril Soriano

Vicente Mora Villalobos

 
Clodomiro Barril Soriano, “Club Amigos de la Cueca”, hoy estás de gala. Tu hijo Osvaldo te engendró. Semilla sembrada, bendecida, semilla florecida en tierra fértil recibida. Emoción contenida, distes frutos. El designio de la cueca marcó la existencia de Barril Soriano, amigos de la danza amada.

¿ Años.. 40.., testigos de tu existencia, Oct.24- l976-2016 fecha ensalzada. Endulza tu experiencia reconocimiento del Gobierno Regional de las Artes y la Cultura, motivo fundamental justifica transparencia. I. Municipalidad de Rancagua; en tus aulas celebra el “Dia del Roto Chileno”, la comunidad te quiere y respeta.

Peones, el tiempo los recuerda: Edgardo Valenzuela por excelencia, Hernán Cortes, Margarita Hinojosa, Enrique Ramírez y Carlos Rojas. Dagoberto Godoy con Rut Narváez tambien están Luis Lecaro, Julio Tobar, Florita Zúñiga hoy José Miguel Zúñiga, a mi decir, Presidentitos y Presidentitas.

Surcos de tradición fueron todos en Rancagua. El fundacional de parto, escuela Wuipley. Tropiezo emocional, disposición legal; no podrá llamarse “Osvaldo Barril León”, su Formador, sus fundadores, salomónicos, lo perpetúa con el nombre de su padre.
Amamantado en senos hogareños; familias Valenzuela, Slater, Cortés, Mora y otras. En su infancia, creció y deambuló en calles Alameda, Estado, Millán y Mujica, calles llenas de tradición y leyendas. Su niñez, Club formado, fue acogido por ASIP en “Plaza de los Enamorados”, que nombre mas venerado, recuerdos a Pepito Barahona. Adolescencia con identidad definida, su terruño fue: Cuevas con Estado “Escuela de Cultura de Rancagua” ahí está Hernán Álvarez. Posterior fue traslado a calle Gamero, juventud inquieta, comprometida con la danza la vivió en O´Carrol, gestor de la ubicación, Hector Varela. Presencia de Margot Loyola, Tito Fernández el Temucano, Osvaldo Cadis, Los Palmeros ,fundación del Conjunto “Telar” dan cuenta de su currículo.

Hoy, retornado a Gamero, En estado institucional adulto, confirma su maduréz como “Cofradía” de la danza Cueca. Abre sus brazos, en un gesto de amor fraterno, dándole gracias a Dios, por 40 años de actividad ininterrumpida.

Top