Difícil situación en Hospital Regional por adhesión de personal al paro de la ANEF

– A los funcionarios asociados a la Fenats se sumó un 40 por ciento de las enfermeras.

 

 

Flor Vásquez
Fotos: Héctor Vargas

 

 

Los pacientes ambulatorios del Hospital Regional y de otros centros asistenciales públicos ayer fueron los más afectados por la falta o demora en la atención, a raíz de la adhesión de un alto porcentaje de enfermeras (os) y otros funcionarios al paro nacional de tres días a que convocó la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF). La movilización es en rechazo al reajuste salarial del 3,2 por ciento que les ofreció el gobierno, ya que se está pidiendo un 6 por ciento de reajuste.
En el primer día de paro, todos los servicios públicos, con excepción del Registro Civil, estuvieron con sus puertas cerradas, sin atención de usuarios. En general, quienes acudieron a algún servicio se retiraron resignados, consultando cuando deberían volver a realizar el trámite pendiente. “El miércoles de la próxima semana”, fue la respuesta.
Donde se observó a algunos usuarios molestos fue en Fonasa, ya que no se dejó turnos éticos para trámites urgentes. Las personas que acudieron a pedir la elaboración de un programa médico o a solicitar algún reembolso expresaron su molestia por el paro. Quienes necesitaban comprar un bono no tuvieron mayores problemas, ya que en algunas clínicas y centros médicos se podían adquirir.
El presidente regional de la ANEF, Juan Rozas, hizo un positivo balance de la movilización, indicando que adhirieron al paro los diversos servicios públicos, con excepción del Registro Civil, que no paralizó, pero a modo de apoyo retrasó en una hora el inicio de las actividades habituales. Se sumaron al paro los municipios, consultorios y personal de los hospitales.
Rozas estimó que en Rancagua hay aproximadamente 10 mil funcionarios en paro. Agregó que en el Parlamento, la Comisión de Hacienda rechazó el proyecto de reajuste del sector público, por lo que ahora deberá pasar a la sala y si ésta lo rechaza, la iniciativa debería volver al gobierno. “Ahí podemos seguir negociando”, indicó. Advirtió que si no se llega a un acuerdo, la decisión es realizar un paro indefinido.

 

 

SITUACION EN HOSPITAL REGIONAL
En el Hospital Regional al paro no solo adhirió la Fenats, sino que también la Asociación de Enfermeras (os), lo que se tradujo en que no se pudo entregar varias prestaciones. Se debió suspender las cirugías programadas y se efectuó solamente intervenciones quirúrgicas de urgencia.
Informados de que había paro, muchos usuarios optaron por no acudir al hospital, de modo que ayer se observó una menor afluencia de público.
La presidenta de Fenats Hospital Regional, Olga Jiménez, señaló que “dejamos turnos éticos en Urgencias y otros servicios críticos. En el resto de los servicios se está trabajando con reemplazantes y alumnos”. Agregó que unos 90 funcionarios del hospital viajaron ayer a Valparaíso, para participar en la marcha que se efectuó en esa ciudad, en rechazo al reajuste ofrecido por el gobierno.
En tanto, la Asociación de Enfermeras y Enfermeros del Hospital Regional indicó que “en asamblea de socios decide adherir a movilización nacional, con suspensión de actividades clínicas y administrativas de nuestro estamento”, expresando su rechazo “a la falta de voluntad del gobierno a entregar un reajuste digno a los trabajadores públicos”. Añadió que “como Asociación queremos enfatizar que ante esta medida, se han dispuesto los correspondientes turnos éticos para el resguardo y cuidado de nuestros usuarios”. Aproximadamente un 40 por ciento de las enfermeras paralizó ayer sus actividades.
Por su parte, la dirección del Hospital Regional, entregó un comunicado en que señala “el paro que agrupa a funcionarios asociados a diferentes directivas gremiales de este centro asistencial, se enmarca en la movilización a nivel nacional convocada por la Anef y que tiene relación con la negociación del reajuste salarial para el sector público. No obedece a demandas asociadas a la actual administración del Hospital Regional LBO”
Agrega que en este contexto, el centro asistencial desplegó todas las coordinaciones pertinentes para impactar en el menor grado posible, el normal funcionamiento de sus servicios. “Entre dichas acciones se cuentan el reagendamiento de cirugías, procedimientos y horas de atención, así como el desarrollo de turnos éticos apoyados por el gremio.”
Puntualiza que servicios críticos como Unidad de Emergencia, Consultorio de Especialidades, Hospitalización, Unidad de Paciente Crítico, Farmacia y unidades asociadas a toma de muestras, entre otras, se mantuvieron en funcionamiento. El Pabellón disminuyó su actividad electiva en un 60%.
Finalmente, la Dirección del Hospital Regional LBO agradece la comprensión de sus usuarios, si es que en este marco, se vieron enfrentados a mayores tiempos de respuesta en la entrega de medicamentos o desarrollo de procedimientos, así como también refuerza el compromiso con la salud pública de la institución y de los funcionarios que la conforman”.
Mañana continuará el paro y la ANEF ha programado una marcha, antes del mediodía, por las calles del centro de Rancagua.

Top