Miles de funcionarios públicos marcharon por las calles de Rancagua

Flor Vásquez

 

Una masiva marcha por las calles del centro de Rancagua fue uno de los principales hechos que marcó ayer la segunda jornada del paro nacional de 72 horas a que convocó la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), en demanda de mejoras salariales.
El presidente regional de la ANEF, Juan Rozas, destacó el éxito de la convocatoria, indicando que “tuvimos más de 7 mil personas marchando en la calle; lo que demostró que el movimiento está más fuerte que nunca”.
Agregó que al igual que el primer día, ayer adhirieron al paro todos los servicios públicos, con excepción del Registro Civil, cuyos funcionarios, sin embargo, en señal de apoyo retrasaron en dos horas el ingreso al trabajo. Se sumaron varios consultorios, municipios y personal de los hospitales públicos.
El dirigente señaló que el gobierno envió al Congreso el proyecto de ley con un 3,2 por ciento de reajuste a los salarios, lo que es rechazado por la ANEF, la cual pide que se rechace en el Parlamento de modo que vuelva al Ejecutivo y se retome la negociación con la ANEF. Explicó que ayer dicho proyecto debía ser votado por la comisión mixta del Congreso, la que decidió postergar para el próximo miércoles la votación. Dependiendo de ello, la ANEF no descarta ir a un paro indefinido.
Rozas dijo que hoy viernes continuará la paralización y que se piensa realizar actividades artísticas y culturales en la Plaza de Los Héroes.

Top