Paro de personal de salud obliga a cerrar camas y dar de alta a pacientes

Flor Vásquez

 

 

Enfermeras, matronas, tecnólogos médicos y otros profesionales; técnicos paramédicos y personal administrativo del Hospital Regional se sumaron ayer al paro nacional del sector público, lo que originó una compleja situación en el principal centro asistencial público de la región. La falta de personal obligó a la Dirección del establecimiento a cerrar un número importante de camas, dar de alta a pacientes e ingresar solo a enfermos graves. Asimismo, se realizaron solo cirugías de urgencia.
En el área ambulatoria se efectuaron atenciones médicas, pero en general disminuyó en forma notoria el número de prestaciones.
Sobre la situación, a través de un comunicado, la dirección del Hospital Regional señaló que “se desplegaron todas las coordinaciones pertinentes para impactar en el menor grado posible el funcionamiento de servicios clínicos y administrativos, tales como: reagendamiento de cirugías, procedimientos y horas de atención, cierre progresivo de camas en unidades de hospitalizados, así como el desarrollo de turnos éticos apoyados por el gremio”.
Agregó que el paro convocó a funcionarios de distintos estamentos, sumándose en esta segunda jornada a profesionales y enfermeros/as.
Puntualizó que “servicios críticos como Unidad de Emergencia, Consultorio de Especialidades, Hospitalización, Unidad de Paciente Crítico, Farmacia y unidades asociadas a toma de muestras, entre otras, se mantuvieron en funcionamiento. En Pabellón las cirugías programadas disminuyeron en más del 50%. Sin embargo, las cirugías de urgencia se realizaron normalmente”.
Por último, expresa que “Dirección del Hospital Regional LBO agradece la comprensión de sus usuarios, si es que en este marco, se vieron enfrentados a mayores tiempos de respuesta en la entrega de medicamentos o desarrollo de procedimientos”.

Top