Vecinos en equipo enfrentan la delincuencia con alarmas comunitarias

1

Durante los últimos meses, ha aumentado el robo en lugar habitado al interior de las casas de la Villa Betania de la comuna de Rengo (en las últimas dos semana han ocurrido dos robos), donde los vecinos ya cansados que sujetos desconocidos ingresen a la tranquilidad de sus hogares, han realizado reuniones de emergencia para abordar la situación, llegando a la conclusión que el tema de la delincuencia no hay que dejárselo sólo a las autoridades, sino que se empieza por casa.
Por ello han decidido unirse a través de sistemas de alarmas comunitarias, utilizando toda la tecnología al alcance, como lo son las redes sociales, estableciendo una extensa red de contactos entre ellos (son más de 100 familias).
Es así que en caso de ver alguna anomalía como un vehículo extraño o personas ajenas a la villa, comienzan a dar la alerta entre todos los vecinos, acompañados de ciertas acciones que no comprometen su integridad física, como sacar fotografías con sus celulares a los sujetos para describir bien sus vestimentas, su morfología (si son rubios, bajos etc.), anotar las placas patentes de los vehículos desconocidos, y en caso que las tengan ocultas (tal como ocurrió hace dos días atrás), simplemente se acercan al vehículo y le señalan a sus ocupantes que lo mejor es que se retiren del sector, ya que han sido detectados por todo los vecinos y el plan cuadrante ya está en camino.
Otro método que están utilizando, es realizar rondas de equipos de vigilancias a distintas horas, tanto en la mañana, tarde y noche, y en caso de detectar algo extraño utilizarían un silbato para alertar a las 100 familias, quienes al unísono tocarían como una medida intimidatoria sin exponer su integridad física.
La presidenta de la Villa Betania, Paola Romero manifestó que “nos estamos organizando tanto con rondas durante el día y la noche, como además nos estamos dotando con un sistema de alarma comunitario como lo son los silbatos para cada vecino para alertar cuando vemos a alguien desconocido, y el otro sistema es de empadronamiento cuando vemos alguien desconocido que no tenga una carita familiar, inmediatamente le preguntamos donde vive, que anda haciendo, no con el ánimo de molestar sino que con el único ánimo de sentirnos nosotros un poco más protegidos, sumado a que estamos apoyados por la fuerza pública… el tema es que nosotros tenemos que protegernos antes que nadie..” agregó la presidenta de la junta de vecinos de la Villa Betania.
Por otra parte, la vecina, Marcia Vilches, indicó que ha sido víctima de dos robos, y hace poco el último. “Igual la primera vez con un poco de susto, pero la segunda vez dieron vuelta la casa completamente, uno no sabe quién invade tu privacidad, además fue de día, la persona que ingresó se dio el tiempo de observar tu tiempo, la casa estaba más vulnerable, esas cosas son las que te molestan , ni siquiera ves un rostro, pero ahora ya el hecho de la implementación del silbato, no es que va a sonar un silbato, sino que van a sonar 100 silbatos a la vez, y vamos a salir en multitud a ver la situación o emergencia”, agregó la vecina.
Es así que los vecinos de la Villa Betania están más organizados, han creado este sistema de alarmas comunitarias para estar más atentos y alertas, ya que han entendido que la seguridad no hay que dejárselas completamente a las policías, sino que es coproducción de seguridad, la cual está coordinada tanto con el Plan Cuadrante de Carabineros como con la Policía de Investigaciones de Chile (PDI).

Top