Bomberos de Coya recibieron su nuevo Cuartel

4

El antiguo Cuartel de la 2° Compañía del Cuerpo de Bomberos de Machalí, ubicada en el sector de Coya, desde hace varios años que se encontraba en malas condiciones. Tras el terremoto del año 2010, se hizo urgente la necesidad de construir una nueva casa para los 36 voluntarios y 20 brigadieres de Coya.
Este lunes 7 de noviembre, los vecinos de Coya celebraron junto a Bomberos la inauguración del nuevo Cuartel para la 2° Compañía del Cuerpo de Bomberos de Machalí, ubicada en la localidad. El antiguo Cuartel de los voluntarios de la 2° Compañía sufrió severos daños en el terremoto del año 1985 y también el del año 2010, además de otros siniestros, por lo cual la Junta Nacional de Bomberos de Chile y la unidad técnica del Ministerio de Obras Públicas, hicieron todas las gestiones y proyectos posibles para construir un nuevo hogar para los bomberos de Coya.
La ceremonia de inauguración estuvo encabezada por el Presidente Nacional de Bomberos de Chile, Miguel Reyes Núñez; y contó con la presencia del intendente Pablo Silva Amaya; Carlos Soto, Superintendente del Cuerpo de Bomberos de Machalí; José Miguel Urrutia, alcalde de Machalí; Manuel Arenas, Presidente del Consejo Regional de Bomberos de O´Higgins; Carlos Zeballos, Director de la 2° Compañía y del senador Juan Pablo Letelier y el diputado Ricardo Rincón.
Miguel Reyes Núñez, Presidente Nacional de Bomberos de Chile, señaló que “para el Cuerpo de Bomberos de Machalí y sobre todo para los bomberos de Coya, esta es una inversión bastante importante. Aquí no sólo llegan los voluntarios de la Compañía, sino que también todos los bomberos que vienen de otros lugares para colaborar en alguna emergencia o participar en actividades. Fue inversión grande, que se encareció principalmente por la cámara de alcantarillado privado que se tuvo que construir, requisito que colocó la autoridad sanitaria”.
El nuevo Cuartel para la 2° Compañía del Cuerpo de Bomberos de Coya tuvo una inversión de $558.772.319, el material principal fue el hormigón armado, cuenta con 2 pisos y la unidad técnica perteneció al Ministerio de Obras Públicas.
El Intendente de la Región de O´Higgins, Pablo Silva Amaya, explicó que “se trata de una inversión de más de 500 millones de pesos que le da dignidad a Bomberos y viene a mejorar las condiciones de atención a la comunidad. Estas dependencias están acondicionadas tanto para hombres como mujeres y van a permitir que los bomberos de la Segunda Compañía de Machalí, en la localidad de Coya, generen respuestas inmediatas y convivan en comodidad”. En la misma línea, añadió que “la preocupación de la Presidenta Michelle Bachelet por estos voluntarios es permanente. Así como estamos haciendo inversión en este cuartel lo haremos en varios más que necesiten mejoramiento en su infraestructura, y también seguirá la priorización de vehículos que responden ante emergencias”.
Asimismo, el alcalde de Machalí, José Miguel Urrutia, indicó que “este nuevo cuartel tiene un gran significado, no solo para la Segunda Compañía de Bomberos, sino que para toda la comunidad de Coya, ya que -tras el terremoto del 2010- poseían un cuartel en pésimas condiciones que impedía el buen funcionamiento de una institución tan importante como lo es Bomberos. Es un orgullo como municipio haber sido uno de los percusores de esta anhelada iniciativa que hoy permitirá a 36 voluntarios y 20 brigadieres tener todas las condiciones básicas para cumplir con su importante y destacable labor”.
Finalmente, el Superintendente del Cuerpo de Bomberos de Machalí, Carlos Soto, manifestó que “fueron muchas noches de desvelo ver cómo solucionar la necesidad de tener un nuevo Cuartel. Quiero agradecer a la Intendencia y a la Presidenta Michelle Bachelet, por su preocupación por los Bomberos, también, agradezco la preocupación que tuvo el gobierno de Sebastián Piñera. Agradecer a la Junta Nacional, nuestro organismo máximo. También, mi gratitud al Consejo Regional de Bomberos y a su Presidente Manuel Arenas, a la Dirección Regional del MOP, a la Municipalidad de Machalí, y por supuesto, a la empresa constructora. Hoy sólo podemos hablar con palabras de agradecimiento”.

Top