EDITORIAL: Comenzó temporada de pastizales

El calor parece ya haber llegado para quedarse y junto con él, el pasto, que en diversos sitios eriazos ha crecido gracias a las lluvias, comienza a secarse transformándose en combustible.

El fuego comienza a alimentarse de los pastizales y como todos los años los bomberos concurrirán a apagar el siniestro, y en la más evitable de las emergencias los caballeros del fuego expondrán a su personal, gastarán material y consumirán valiosos recursos de sus siempre escuálidas arcas, distrayendo voluntarios en la atención de otras emergencias.
Y lo peor, es que esta crónica del incendio anunciado podría perfectamente abortarse con una simple acción, limpiando los sitios eriazos.
No hay que ser experto para darse cuenta cuales son los potenciales incendios, incluso hay terrenos que en cada comuna ya son conocidos por incendiarse todos los años, pero como siempre se cae en un terreno de nadie. Los dueños muchas veces tienen botados los terrenos y no se hacen cargo de su limpieza y los municipios al no estar explícitamente obligados a esta medida de prevención poco hacen. Faltan normativas a nivel de ordenanzas municipales que regulen esta situación, y que en última instancia sean los propios municipios quienes deban limpiar los sitios a la vez que persigan las responsabilidades de los dueños que mantienen botados sus terrenos.
Tema aparte es el como se inician los fuegos…..muchas de las veces el ser utilizados como microbasurales por efecto lupa y los gases de la descomposición causan el siniestro, otras una colilla mal apagada comienza el fuego pero la gran mayoría de los casos el incendio es intencional, por simple diversión de personas inescrupulosas.

 

 
Luis Fernando González V
Sub Director Diario El Rancagüino

Top