Investigan posible negligencia médica en el Hospital de Rengo

1

Lorena Ramírez Pérez actualmente permanece internada conectada a un ventilador mecánico en la Clínica Indisa, luego de que su familia denunciara un mal procedimiento en el recinto asistencial renguino.

Fernando Ávila Figueroa

Una compleja y delicada situación se encuentra viviendo una familia de la comuna de Rengo. Así lo dio a conocer Christian Figueroa Ramírez, quien indicó que su madre, Lorena Ramírez Pérez, actualmente se encuentra en riesgo vital luego de ser atendida en el Hospital de la comuna de Rengo.

Christian sostuvo que el día 31 de octubre su mamá entró caminando a Urgencia del Hospital de Rengo debido a que sufre de artritis reumatoide, pero actualmente se encuentra conectada a un ventilador mecánico, con crisis convulsivas, y con daño cerebral en la Clínica Indisa. Su diagnóstico es un daño hipoxcico severo con secuelas graves si es que logra despertar del coma.

Según lo indicado por Figueroa, a su madre le dolía una rodilla, por lo que en Rengo le inyectaron 500 gamas de fentanyl, (derivado más potente que la morfina), según protocolo hospitalario, este medicamento se inyecta en dosis de 1 gama por kilo del paciente, ya que produce depresión respiratoria actuando sobre el sistema nervioso central. Se debe aplicar con monitorización permanente aún en la dosis correcta.

Christian asegura que nada de esto se hizo, es más, lo aplicaron directo a la vena, lo que realizó una técnico, cuando el mismo protocolo hospitalario indica que debe ser un enfermero. “Mi mamá dejo de respirar y cuando se dieron cuenta ya estaba convulsionando producto del daño neurológico”, asegura
Christian, quien indica que tras una ardua pelea contra la burocracia del sistema de salud, lograron que la trasladaran a Clínica Indisa, donde existe la pequeña posibilidad de alguna rehabilitación no garantizada.

Extraoficialmente la familia asegura que pudo averiguar que hubo un error de procedimiento, por lo que esperan que se encuentren a los responsables, ya que Lorena actualmente sigue en riesgo vital, conectada a ventilación mecánica, en estado de inconciencia con un cuadro convulsivo producido por la hipoxia que posee.

La familia inició acciones legales contra quien resulte responsable de esta situación, por el cuasi delito de lesiones graves en la Fiscalía Local de Rengo.

ORDENAN SUMARIO Y AUDITORÍA

Desde el Servicio de Salud O’Higgins se informó que en relación a la situación que afecta a la paciente L.C.R.P de 54 años, esta ingresó al servicio de Urgencia del Hospital de Rengo, el día 31 de octubre a las 4:28 horas de la madrugada aquejada por dolores propios de su enfermedad basal de Artritis Reumatoide.

Se indica que durante la atención, la paciente presentó complicaciones, por lo cual se hospitalizó en la Unidad de Paciente Crítico (UPC) del Hospital de Rengo, donde luego de diversos exámenes y análisis, se determinó la necesidad de trasladarla a un establecimiento de mayor complejidad.

En esa línea y para que la paciente pudiera ser atendida por un neurólogo intensivista, fue trasladada, mediante extra sistema, a la Clínica Indisa, en Santiago, que es el único establecimiento de salud que posee esta especialidad.

El Servicio de Salud O´Higgins sostiene que está realizando todas las acciones que le competen, para investigar este hecho. Es así como, se ordenó una auditoría, para verificar la aplicación de los protocolos respectivos. A su vez, el director de Servicio de Salud (s) instruyó un sumario, para determinar las responsabilidades administrativas.

En este contexto, el Servicio de Salud O´Higgins sostiene que no puede entregar mayores detalles de este caso, al tratarse de una investigación en curso, no obstante, se informa que las autoridades del Hospital de Rengo han mantenido un contacto permanente con los familiares, desde el primer momento, reuniéndose con ellos, a fin de informarles sobre las gestiones realizadas.

El Servicio de Salud O´Higgins enfatiza en que se instruyó un sumario administrativo, para verificar la aplicación de los protocolos médico- asistenciales respectivos, y, a su vez, determinar responsabilidades, si corresponden.

Top