Incendios forestales y Ola de Calor: Recomendaciones a la salud de las personas

 

Debido a los diversos incendios forestales que están afectando a las comunas de Litueche, La Estrella y Pichidegua y a la Ola de Calor presente en toda la región de O´Higgins, la Autoridad Sanitaria entrega recomendaciones a la comunidad, con el objetivo que no se vea afectada la salud de las personas.

El humo producido por los incendios contiene gran cantidad de sustancias químicas, muchas de las cuales han sido asociadas con efectos adversos en la salud. Estas sustancias incluyen partículas y compuestos gaseosos. El material particulado es una mezcla compleja, asociada con una amplia variedad de efectos en la salud.

En las zonas afectadas por incendios los grupos más susceptibles a los efectos del humo producido por las quemas son los jóvenes, las embarazadas, los ancianos y las personas que padecen enfermedades cardiacas y respiratorias como el asma y las enfermedades pulmonares obstructivas crónicas.

Otros grupos pueden ser más susceptibles debido a una mayor exposición: personas que trabajan en ambientes exteriores, bomberos y brigadas. Las medidas de mitigación deben dar prioridad a los miembros más expuestos de la población, los más vulnerables a estos episodios de contaminación. Se recomienda el uso de mascarillas y también se recomienda no realizar actividad física al aire libre.

Todas las personas con enfermedades pulmonares o cardiacas deben permanecer en interiores con las puertas y las ventanas cerradas, y evitar trabajos excesivos, así como la exposición al humo del tabaco y otras sustancias irritantes. Las personas con enfermedades crónicas deben solicitar orientación a sus médicos, sin importar la ocurrencia de síntomas.

El resto de la población debe contactar a un centro de atención de salud cuando surjan algunos de los siguientes síntomas: dolor de cabeza, tos constante, opresión o dolor en el pecho, respiración sibilante, producción excesiva de flema, dificultad para respirar y náuseas.

 

 

Ola de Calor

El Seremi de Salud O´Higgins, Eduardo Peñaloza Acevedo hizo hincapié en las precauciones y medidas para mitigar efectos nocivos en las personas, puntualizando que “es necesario estar atentos, especialmente con los adultos mayores y los niños, ya que en estos casos, ambos grupos de la población son muy sensibles a los efectos de un golpe de calor y dependen de otras personas para mantenerse frescos e hidratados”.

Consejos para protegerse del sol

Durante estas jornadas de intenso calor, el cuerpo pierde líquido a través del sudor y las personas pueden llegar a deshidratarse, lo que en casos extremos puede llevar a la muerte. Por eso es que se recomienda mantener la temperatura corporal baja a través de los siguientes consejos:

Permanezca en lugares frescos, en su casa o espacios públicos bien ventilados o acondicionados.
Evite la exposición directa al sol.
Use ropa ligera, de color claro y holgada.
Esté pendiente de las personas que tienen más riesgo (adultos mayores), visitándolas o llamándolas a lo menos 2 veces al día.
Evite viajes prolongados a la hora de más calor.
Evite ejercicio al aire libre a la hora de más calor.
Manténgase hidratado (Beba agua frecuentemente, cada 20 a 30 minutos)
No espere a tener sed para beber más líquidos, especialmente las personas mayores.
Recomendaciones

Busque ayuda médica inmediatamente si usted tiene, o conoce alguien con síntomas de enfermedad por calor, tales como: calambres musculares, dolores de cabeza, náuseas o vómitos, desmayo, entre otros síntomas.

Nunca deje a los bebés, niños, niñas o adultos mayores en un auto estacionado, aunque las ventanillas estén abiertas.

Top