Condiciones favorables del clima hacen que incendio forestal no se reactive

Fernando Ávila

Nuevamente las autoridades regionales llegaron ayer sábado hasta la comuna de Litueche para verificar en terreno el estado del incendio que afecta a la zona. El Comité Operativo trabajó en el lugar, donde se informó que  ayer sábado se realizó un sobrevuelo por la zona, donde se constató que las condiciones del clima cambiaron de manera favorable, tanto en viento como temperatura, lo que provocó que la situación estuviese controlada.

Pese a ello el Intendente, Pablo Silva, indicó que durante el día permanecerían atentos por sin las condiciones climáticas cambiaban, así como un helicóptero se mantendría trabajando en los pequeños focos que pudiesen originar una reactivación del fuego.

Las alertas rojas se mantienen tanto en Litueche como Pichidegua, por lo que de continuar las condiciones de este sábado, existía la posibilidad que el siniestro en Litueche fuera extinguido en las próximas horas. Se conversó con las autoridades locales (municipios), para que sus colaboradores directos trabajen en labores de limpieza del lugar, cortar pastos y maleza, para así en caso de reactivación, estar más protegidos.

En el caso específico de Pichidegua de acuerdo con información proporcionada por Conaf, activo se mantiene hasta ayer sábado el incendio forestal “La Mina del Toco”,  que afecta una superficie de 1.140 hectáreas de arbolado, matorral y pastizal.

Cabe destacar que ayer del Comité de Emergencia participaron la Intendencia, la Onemi Regional, Gobernación de Cardenal Caro, alcaldes de Litueche y La Estrella, Carabineros, Seremía de Salud, Conaf, y el encargado de incendios de Cardenal Caro.

PDI INICIA CAMPAÑA DE PREVENCIÓN DE INCENDIOS

Los incendios forestales mantienen en alerta a los equipos de emergencia de la Región, es por ello que instituciones como la PDI ha entregado una serie de recomendaciones que permitan que las personas no se transformen en  responsables de este tipo de siniestros.

Así, por medio de la campaña, “Yo me sumo al cuidado del Medio Ambiente”, la policía civil pretende generar consciencia en la comunidad respecto a que el cuidado del medio ambiente es tarea de todos, en especial en esta semana donde las temperaturas han sido elevadas.

Es la Brigada de Investigación Criminal (BICRIM) la encargada  de recibir las denuncias por delitos medios ambientales en nuestra región, en especial los de incendios forestales. Por eso es  importante que la comunidad esté informada respecto de aquellas acciones constitutivas de delito que pueden desencadenar una alteración en nuestra biodiversidad, afectando el futuro de nuestro patrimonio natural.

El jefe  de la BICRIM Rancagua, comisario Juan Ángelo Gacitúa,  manifestó que “un incendio forestal es un fuego que, cualquiera sea su origen y con peligro o daño a las personas, la propiedad o el ambiente, se propaga sin control en terrenos rurales, a través de vegetación leñosa, arbustiva o herbácea, viva o muerta. Respecto a su origen, no cabe duda que en Chile y en el mundo es la directa acción humana la que ocasiona la mayoría de los incendios, por descuidos o negligencias en la manipulación de fuentes de calor en presencia de vegetación combustible, por prácticas agrícolas casi ancestrales, por una escasa cultura ambiental o por intencionalidad originada en motivaciones de distinto tipo, incluso la delictiva” agregó.

CIRCUNSTANCIAS DONDE SE PUEDE ORIGINAR UN INCENDIO

Una de las circunstancias por las que se puede originar los incendios es por roce a fuego, que es el uso de éste para la destrucción de la vegetación, con el objeto de preparar terrenos para cultivos agrícolas, faenas silvopecuarias en terrenos forestales y otros trabajos similares. Este sólo puede realizarse en forma de “Quema Controlada”, que es usar el fuego para eliminar vegetación en forma dirigida conforme a normas técnicas preestablecidas, con el fin de mantener el fuego bajo control (Artículo 2, Reglamento Sobre Roce a Fuego).

Mientras que los incendios por uso imprudente o negligente de fuego, es el delito causar un incendio por mera imprudencia o negligencia en el uso del fuego y sin la autorización pertinente, en zonas rurales, o en terrenos urbanos o semi urbanos destinados al uso público, que cause daño en bosques, mieses, pastos, montes, cierros, plantíos, ganados, construcciones u otros bienes pertenecientes a terceros (Artículo 18 inciso segundo, Ley 4.363).

Top