O’Higgins cede terreno y se aleja de su sueño

6

Ricardo Obando

Llegó a estar abajo 0-2, lo terminó igualando, pero el punto conseguido ayer en Sausalito frente a Everton, lo dejó mucho más lejos de su sueño de ser campeón.

O’Higgins, en su visita a Viña del Mar, dejó escapar una gran ocasión para seguir metiéndole presión a los punteros del torneo, y se alejó a cuatro puntos de la cima, restando solo nueve por jugar.

Ante los Oro y Cielo, el equipo de Cristián Arán no jugó bien, se complicó solo en los primeros 45 minutos, y debió trabajar más de la cuenta para haber empatado el encuentro.

GOLPEADO, PERO RESPIRANDO

En el primer tiempo, se encontró con un rival que, no llegó mucho, pero cuando lo hizo, le marcó. El equipo de Cristián Arán tuvo que, otra vez, bregar desde atrás. Con una que otra aproximación a la portería de Eduardo Lobos, no era mucho el peligro que generaban. En el otro lado, lo propio, Miguel Pinto no había visto riesgo bajo los tres tubos, pero, en los 24’, vio como Camilo Ponce festejó. El delantero ruletero se aproximó por la banda derecha de su ataque, superando la marca de Bravo y Osorio, concretando así el 1-0.

Es más, algunos segundos después, y aún sin reponerse del golpe, Everton acertó una segunda estocada. Una contra mortal de Maximiliano Cerato culminó en un nuevo grito de gol, y, a esa altura (27’), parecía que la estantería se venía abajo.

Los celestes no se encontraban, pero desde el banco pidieron calma. Ahí cobró protagonismo Medel y Bravo por la izquierda. Ambos, ayudados por Alejandro Márquez, llevaron la batuta en ofensiva, haciendo jugar a Calandria e Insaurralde, ya que Lezcano seguía en una lucha con los defensores por la derecha.

Con eso, Lobos comenzó a pasar momentos complicados en su arco. Primero una jugada dividida que culminó con un tiro en el vertical y posterior falta sobre el portero, y, después, con el descuento. Corría el 42’ y Alejandro Márquez metió la pierna en la mitad del campo, se quedó con el balón, levantó la vista y vio correr a Cristian Insaurralde quién marcó la jugada. El trasandino y goleador del equipo batió sin problemas a Lobos, y, con el descuento, le dio aire al equipo de cara al segundo lapso.

RESCATÓ EL PUNTO

Comenzando el segundo lapso, el conjunto rancagüino adelantó las líneas y le quitó el terreno a Everton. Con esto, a punta de buen toque se instaló en la zona rival, se paró bien y controló a los amarillos.

Fue así cómo, con la figura de la cancha, Alejandro Márquez, siguió machacando hasta que, en los 60’, emparejó el partido. El propio Márquez recibió una gran habilitación de Calandria para fusilar a Eduardo Lobos y colocar el 2-2.

Tras la igualdad, hubo cerca de 10 minutos donde O’Higgins tuvo ocasiones para ponerse en ventaja. Calandria, Insaurralde y Lezcano pudieron anotar, pero la puntería no estuvo fina.

Los dirigidos por Cristián Arán no pudieron dar vuelta el partido, así como lo hizo en los dos anteriores, pero sí logra sumar. Claro está, cedió terreno en la carrera por el título, quedó a cuatro puntos del líder, y en la próxima fecha deberá recibir a Colo-Colo en Rancagua.

De esta manera, y cómo se presumía, la salida a Viña del Mar era compleja, muy compleja.

 

Related posts

Top