Comisión de Salud aprobó eximir del Eunacom a médicos especialistas extranjeros

La medida, inserta en el plan de reforzamiento de especialistas que promueve el Gobierno, se aplicará solo en el sector público. Cuando está a punto de pasar a la sala, el diputado Juan Luis Castro pide que el Gobierno haga dos cambios al proyecto.

 

 

IRENE PADILLA A.

 

 

Máxima tensión existe entre los más de 500 médicos especialistas extranjeros que trabajan en la salud pública, quienes están esperando la aprobación de dos mociones enviadas por el Gobierno a la ley 20.261 que regula el trabajo de estos profesionales. El nuevo proyecto viene a solucionar un largo requerimiento que busca que los médicos especialistas rindan un examen de su especialidad para ser acreditados y trabajar en consultorios y hospitales, y no se vean obligados a aprobar el Eunacom, examen al cual son sometidos los médicos generales de Chile y el extranjero.
La tramitación de esta modificación a la ley comenzó este año, luego que diversos actores de la región presentaran sus inquietudes al Ministerio de Salud, ya que según la normativa actual, los médicos especialistas que a la fecha no han aprobado el Eunacom deben dejar el sistema público en 2017. En este sentido el senador Alejandro García-Huidobro, el alcalde Santa Cruz William Arévalo y médicos especialistas que trabajan en el hospital de esa comuna, se organizaron para lograr que el Ejecutivo enviase una moción que cambie las disposiciones legales actuales, haciendo que desde ahora en adelante los especialistas rindan solamente un examen de la especialidad o subespecialidad.
El proyecto cuenta con suma urgencia y ya ha sido tratado en dos sesiones de la Comisión de Salud de la Cámara, la última fue la noche del martes cuando por siete votos a favor, tres en contra y dos abstenciones, se aprobó la indicación que establece que “el Examen Único Nacional de Conocimientos de Medicina no será exigible a médicos cirujanos que hayan obtenido la certificación de su respectiva especialidad o subespecialidad conforme a los requerimientos legales y reglamentarios de Chile” .
Asimismo, se indica que las entidades certificadoras autorizadas por el Ministerio de Salud podrán acreditar la especialidad o subespecialidad de quienes hayan obtenido el título profesional de médico cirujano en el extranjero, que no se encuentren habilitados para ejercer su profesión en Chile y que no cuenten con el Eunacom. Luego, establece que los médicos que se encuentren en la citada situación y obtengan la certificación de su especialidad o subespecialidad tampoco les será exigible el examen.
Con todo, acota el artículo, “el ejercicio de su profesión quedará limitado a la especialidad o subespecialidad que fuera certificada y solo para el sector público”.
Por su parte, el artículo transitorio, aprobado por siete votos a favor, uno en contra y cuatro abstenciones, establece que los médicos cirujanos que a la fecha de publicación de esta ley se encuentren en alguna de las situaciones ya señaladas y que hayan obtenido una especialidad o subespecialidad en el extranjero, tendrán el plazo de seis meses, contados desde la publicación de esta ley, para presentar su solicitud de certificación a alguna de las entidades certificadoras autorizadas por el Ministerio de Salud.
Dichos profesionales mantendrán sus vínculos de trabajo con el sector público, con posterioridad al 14 de febrero de 2017 y hasta no constatar el rechazo de su solicitud de certificación por las entidades certificadoras si ese fuera el caso.

 

 

UN INTENSO DEBATE

El análisis de este proyecto y, en particular de la indicación sustitutiva del Ejecutivo, tuvo un amplio marco de discusión que pasó incluso por cuestionar si la eximición de este examen representaba una baja en las exigencias para los profesionales de la medicina, como lo planteó por ejemplo el diputado Miguel Angel Alvarado (PPD).
Por su parte, el diputado Marco Antonio Núñez (PPD) alegó por la necesidad de definir un periodo de caducidad de esta ley, especialmente atendiendo que el sistema puede incidir en una baja progresiva de los estándares de calidad de los profesionales especialistas.
En contra posición, el presidente de la Comisión, diputado Victor Torres (DC), aseguró que, bajo ninguna premisa, se están bajando los niveles de calidad, sino que solamente se abre una vía directa para que los especialistas, que deben pasar igualmente por un proceso de acreditación, puedan trabajar en el sistema público. La diputada Karla Rubilar (IND) también defendió la posibilidad que abre este proyecto de ley para suplir el actual déficit de especialistas en el sistema público de salud y remarcó que no permitirá que se ponga en duda la institucionalidad certificadora que existe, aludiendo en particular a la Corporación Nacional Autónoma de Certificación de Especialidades Médicas (Conacem), que ya acredita hoy a los profesionales chilenos.
Al respecto, la Subsecretaria de Redes, Ana Gisela Alarcón, sostuvo que jamás el Ministerio de Salud ha estado disponible para poner en entredicho toda la rigurosidad que tiene que enfrentar tanto un médico recién egresado como un especialista para poder ejercer la profesión y la especialidad en nuestro país.”Entendemos que Conacem tiene todas las condiciones para poder certificar a un médico especialista acreditado en el extranjero, así como uno que obtiene su especialidad en Chile, y esperamos que un buen examen de especialistas también revise criterios de medicina general, porque esas son condiciones basales para que un médico sea especialista, por lo tanto un buen examen de especialidad también considera conocimientos de medicina general”, observó

Related posts

  • JLVC

    Ahora de seguro diseñan un examen para especialistas de la
    NASA que trabajaran en MARTE. Espero que el MINSAL no deje nuevamente un examen
    como este en manos de una entidad privada, como sigue ocurriendo con el EUNACOM.
    Debe ser el MINSAL y las universidades públicas quienes rijan este proceso.

Top