¿Posible concesión de la Ruta 90? Dichos del Director Nacional de Vialidad generaron preocupación en Colchagua

1

– Durante la discusión de la Ley de Presupuesto, Walter Brüning se refirió a esta opción lo que generó una alerta en la zona. Seremi del MOP salió a descartar de plano la privatización de la nueva carretera y además reconoció que la primera etapa de la doble vía está atrasada y será entregada recién después de abril de 2017.

 
Irene Padilla

 
La Ley de Presupuesto está dejando entrever varios puntos que han llamado la atención para la región, ya sucedió con la posibilidad de trasladar a Talca el centro regulador del SAMU de la sexta región, y esta vez un nuevo impasse ocurrió durante la sesión de la Quinta Subcomisión Especial de Presupuesto, que se llevó a cabo el 7 de noviembre y que analizó la partida de Obras Públicas para el 2017.
Durante el debate, los senadores Alejandro García-Huidobro y Juan Pablo Letelier consultaron a los representantes de MOP, entre ellos Walter Brüning, director nacional de Vialidad, sobre los avances que prevé el gobierno respecto a la doble vía que unirá San Fernando con Santa Cruz. De acuerdo al informe emanado dela sesión Brüning afirmó que “en la carretera San Fernando- Santa Cruz había un diseño inicial que incluía el paso por Palmilla, Nancagua y Cunaco. De acuerdo con el Ministerio de Desarrollo Social se modificó ese trazado, incluyendo un by pass en cada localidad, diseño que debería estar listo en el año 2017. Luego -el director de Vialidad agregó que – la ejecución de las obras requerirá alrededor de tres años (y) aseguró que se analizará la opción de concesionar esa ruta”. Esta última línea, donde el director de Vialidad se refiere a la concesión de la nueva carretera fue lo que generó molestia entre los representantes de la zona como los diputados Alejandra Sepúlveda y Ramón Barros. Este último mostró su extrema preocupación, por la sola la idea de que se llegue a entregar a privados la administración de esta mega obra: “Lo primero, decir que la actual etapa que está en construcción ha pasado en 200 días el plazo de entrega y no hay para cuando terminen esa primera etapa. Y lo curioso ahora es que se cambiaría el criterio en orden a que se está estudiando entregar en concesión esta carretera, que es algo totalmente distinto a lo que se nos ha dicho, y eso es lo grave, nos choca porque si en cada by pass que vamos a hacer habrán peajes laterales creo que el gobierno tiene que sincerar esa materia con el Valle de Colchagua”.
Ante las críticas, la seremi del MOP, Natalia Sánchez descartó de plano la posibilidad de concesionar esta ruta, lo que habría sido reafirmado por el propio director de Vialidad Walter Brüning. “Al conversar con el director, él me aclaró que esa frase de alguna manera estaba fuera de contexto porque cuando estaban conversando con los parlamentarios en su minuto le preguntaron qué obra Vialidad hubo para posiblemente alguna vez concesionar y esta -carretera- fue una de esas obras, pero nunca fue parte de la cartera de concesiones, esta carretera está en la cartera de obras sectoriales del Ministerio, con recursos sectoriales. Posteriormente cuando ya estaban hablando sobre en qué está el proyecto, y le preguntan si cuando se termine este proceso podrá ser una obra concesionada, el director les contesta que una obra de esa envergadura puede ser una obra concesionada, por ejemplo si se hiciera una modificación a futuro, pero siempre puede ser, nunca se descarta que lo sea por la envergadura que tiene”. Respecto a la posibilidad de que un próximo Gobierno evalué la privatización de esta obra (ya que durante el periodo de la Presidenta recién el segundo tramo estará en ejecución) la seremi Sánchez dijo: “es difícil que un próximo gobierno pueda concesionarla porque aquí hay un proyecto que ya está definido, que ya fue elaborado, y cuando hablamos de una obra que se va a concesionar tiene que ver con el contrato del diseño y la ejecución a través de una concesión, y en este caso no es así, aquí estamos hablando de un diseño que ya está y solo estamos contratando la ejecución, es un proyecto que ya está listo y no cambia con un eventual cambio de Gobierno”.

 
PRIMEA ETAPA: ATRASO DE UN AÑO
Otra situación que ha generado preocupación en el mundo político colchagüino son los plazos en la ejecución de la obra. La primera etapa que comenzó su construcción en julio de 2015 debió ser entregada en agosto de este año, sin embargo aún no hay luces de ello. La seremi Natalia Sánchez afirmó que este año esta etapa no será entregada y explicó las razones del atraso: “esperamos entregarla el primer semestre de 2017 porque todo el tema que tuvo que ver con la postación de luminaria que va hasta el Puente Tinguiririca tuvo un atraso mucho más allá de lo considerado, además el contrato actual no incluía el mejoramiento del puente antiguo del Tinguirirca solo se consideraba la ejecución del nuevo puente, que es el que va hacia Santa Cruz, por eso actualmente estamos en proceso de incluirlo en el contrato, para que en ese puente se puedan ejecutar obras que lo dejen con el mismo estándar que el puente nuevo. En principio estaríamos hablando de abril de 2017 -para la entrega- pero siempre lo ponemos en un contexto más general y hablamos del primer semestre del próximo año”.
Al mismo tiempo, respecto a la licitación de la segunda etapa, que en primer en un primer momento había sido fechada para fines de 2015, ésta recién comenzó hace unos días “la licitación esta publicada desde el 3 de noviembre; la recepción de antecedentes es hasta el 7 de diciembre y la apertura económica es el 14 de diciembre, por lo tanto el segundo tramo está en proceso de licitación” dijo la seremi quien agregó que “es posible que el segundo tramo no esté terminado durante este periodo de Gobierno pero lo que si va a estar es la ejecución de gran parte de su obra y con el primer tramo terminado , y el enlace más complejo que es el que da a la Ruta 5 “,
Ante los atrasos de la obra, el diputado Ramón Barros afirmó que “esa es una ruta que de acuerdo a la información que emana del director nacional de Vialidad, no tiene para cuando, y uno observa como la señorita ex gobernadora hizo gárgaras diciendo que se iniciaba la segunda pista, tuvimos incluso visitas vistas del señor Ministro de Obras Públicas, pero estos son puros voladores de luces, acá hay una mentira flagrante en contra de la gente en esta ruta en la cual cada semana tenemos que lamentar muertes”. Por su parte el senador Alejandro García- Huidobro subrayó que “no hay voluntad política de parte del Gobierno de avanzar con esta autopista porque recién los estudios técnicos van a terminar el próximo año”.

Top