Sebastián Piñera:  “Las reformas tienen fallas estructurales que hay que corregir”

img_3269

– El ex Presidente hizo su primera aparición oficial en Rancagua de cara a las presidenciales 2017. Aseguró que si vuelve a La Moneda será prioritario entregar atribuciones y recursos al nuevo Gobernador Regional, así como impulsar la industria turística y tecnológica en O´Higgins.

 

 

IRENE PADILLA A.
La carrera presidencial ya llegó a nuestra región, esta vez fue de la mano del ex presidente Sebastián Piñera, quien como precandidato de la oposición encabezó en Rancagua el seminario “Municipios del Siglo XXI” donde compartió con los alcaldes electos de la derecha local, además de gremios y empresarios de O’Higgins.
Durante su visita, el ex mandatario se dió el tiempo para visitar las oficinas de Diario El Rancagüino donde se refirió a diversos temas de la contingencia nacional, partiendo por la regionalización, un tópico que se ha tomado la discusión en el Congreso y la política local.
En este sentido Piñera destacó que su gobierno fue el primero en impulsar la regionalización del país aprobando la elección directa de consejeros regionales, agregando que las últimas reformas constitucionales como la elección de Intendentes, no han aportado lo necesario para la descentralización política de Chile. “El proyecto que está en el Congreso solo se refiere a la elección de autoridades pero todavía no se definen las atribuciones de esas autoridades y cualquier persona con sentido común sabe que primero hay que definir cuál será el rol de esas nuevas autoridades antes que el mecanismo de elección. Como Presidente, lo que haría es apurar el proyecto que define las atribuciones y las funciones; entregarle mayor autonomía financiera; que los futuros jefes de gobierno regionales tengan las dos partes de una función: por una parte las responsabilidades pero por otra parte, los recursos, y no hacer algo trunco con un proyecto de ley sin ninguna atribución”.
En la misma línea, Sebastián Piñera se refirió a la necesidad de impulsar económicamente cada una de las 15 regiones de Chile, en especial la nuestra. En este escenario, el ex mandatario recalcó que es prioritario no solo apoyar la Minería y la Agricultura, los sectores productivos por excelencia del Libertador, sino también abrir espacios a dos nuevas áreas: el turismo, y la innovación tecnológica. “En el caso de la Región del Libertador, está viviendo un freno en su desarrollo, de hecho el crecimiento de esta región durante el actual gobierno ha sido negativo y eso es algo que debemos cambiar. Esta región tiene un enorme potencial, y el potencial está en muchas actividades nuevas como el desarrollo de la industria del turismo, esta es una región hermosa, que tiene historia, por lo tanto hay que impulsar todo lo que es la industria del turismo. Y también la Región de O’Higgins podría ser una región en que se desarrolle la industria y las tecnologías, porque Santiago está demasiado saturado y aquí tienen todo, está cerca de la ciudad de Santiago, de los aeropuertos, tiene infraestructura por lo tanto podría ser la gran capital de la industria nueva, tecnológica e innovadora”, recalcó el abanderado de la derecha.

 

 

RETOQUES A LAS REFORMAS

Durante su reunión con Diario El Rancagüino, donde estuvo acompañado del alcalde de Rancagua Eduardo Soto, y el ex ministro Andrés Chadwick, Sebastián Piñera aprovechó de analizar la cartera de reformas de la Presidenta Michelle Bachelet. Consultado acerca de qué era aquello que rescata de estas reformas, el ex mandatario afirmó: “Hay intenciones positivas. Creemos firmemente en que Chile tiene que ser, no solo un país más libre sino que también más justo, por eso nuestro compromiso con la derrota de la pobreza. Por tanto, en intenciones hay muchas cosas positivas en este Gobierno, pero el camino al infierno esta pavimentado de buenas intenciones. Cuando un país no crece, no crea empleo, no es capaz de mejorar los salarios, cuando la delincuencia está desbordada, cuando la calidad de la salud y educación se estancan, eso no contribuye a un país más libre próspero. Y en ese sentido las tres grandes reformas que ha hecho el gobierno hasta ahora: la laboral, tributaria y educacional, que por lo demás cuentan con el rechazo de la inmensa mayoría de los chilenos no hay que revertirlas y deshacerlas, pero sí hay que corregirlas para que apunten en la dirección correcta”.
Una de las reformas que Piñera criticó con más fuerza, fue precisamente la educacional, en lo que tiene que ver con la educación escolar. También subrayó que lo más importante para un futuro Gobierno de Chile Vamos será volver a dar importancia prioritaria a la libertad en la educación chilena. “La educación es un bien público que nos interesa a todos, pero no hay que confundir lo que es qué público, con lo estatal. El gran error de la reforma educacional fue pensar que el Estado es el único actor que puede actuar en ese sector”. Es por ello que el ex mandatario aseguró que de volver a La Moneda en 2018 no dudará en revisar la reforma educacional con tal de cambiar varios puntos de esta “definitivamente, es muy importante proteger tres cosas en materia educacional: la libertad de enseñanza; que la sociedad civil pueda participar en el proceso educacional, no solo el Estado. En segundo lugar, la libertad de elegir la educación de sus hijos, son dos factores que hay que fortalecer en forma muy significativa. (En tercer lugar) esta reforma está más preocupada de quien es el dueño de los establecimientos, de los fierros y los ladrillos más que del aspecto fundamental que es la calidad de la educación. Cuando viene una reforma tecnológica que va a hacer que, o mejoramos en forma copernicana la calidad de nuestra educación o nos vamos a quedar al margen de esa revolución. En el pasado la mala educación era sinónimo de pobreza, en el presente será de miseria y por tanto la calidad de la educación debe ser la principal responsabilidad del futuro gobierno”, sentenció el precandidato presidencial.

 

 

Caso Bancard y fideicomiso ciego: “Estoy dispuesto a llegar más allá de lo que exige la Ley”

Respecto al tema del momento, las inversiones que realizó Bancard en Perú durante el conflicto de Chile y ese país en La Haya, Sebastián Piñera, en primer lugar defendió la legitimidad de estos actos y a su vez aseguró que la forma en que él se alejó de sus empresas en 2009 , es precisamente el marco legal que el actual Gobierno incluyó en la nueva ley de probidad: “En abril de 2009 me desligué absolutamente de la administración de las empresas ligadas a mi familia, creando un fideicomiso ciego para las inversiones en Chile y pidiendo que el producto de la venta de tres activos como fue Lan , Chile visión y Clínica Las Condes se invirtiera fuera de Chile. La ley de probidad que acaba de aprobar la Presidenta Bachelet establece exactamente por ley lo que yo hice voluntariamente”. En este contexto, el ex mandatario agregó que “el año 2009, sin que hubiera ninguna ley que exigiera nada, tomé una serie de decisiones voluntarias para desligarme de la administración de las empresas y poder concentrarme en cuerpo y alma a la campaña y posteriormente a una presidencia. Eso fue lo que dije y lo que hice. También he dicho ahora que tenemos una ley que recoge casi textualmente lo que hice el 2009, que voy a estudiar esa situación y que estoy dispuesto incluso a ir más allá de lo que exige la ley, ojalá la ley fuera suficiente”.
Finalmente respecto a su posible asistencia a la Comisión Investigadora creada para este caso en la Cámara de Diputados aseveró que “muchos de los parlamentarios de la Nueva Mayoría, están haciendo una campaña sucia, no tienen ni un respeto por la verdad ni por la evidencia sino que usan esto como una forma de atacar a sus rivales políticos. Doy un ejemplo, el diputado (Hugo) Gutiérrez ha presentado más querellas contra sus adversarios políticos que proyectos de ley en el Congreso y ese no es el sentido de la verdadera justicia, por eso vamos a colaborar con la justicia chilena y observar cómo se desarrolla la comisión investigadora para ver si es una comisión investigadora de verdad o simplemente un show mediático para hacer daño”.

Top